Overbooking en el Castilla: 32 jugadores sin juveniles

Solari se encuentra con un serio problema

0
Santiago Solari
Solari en el Estadio Alfredo di Stefano
-publicidad-

Al Real Madrid Castilla le está costando aligerar la plantilla de cara a la temporada 2017-18, ya que hasta el momento mantiene en sus filas a 32 jugadores, a falta de los que subirán del Juvenil A tras una temporada histórica del equipo entrenado por Guti y de las incorporaciones que se produzcan en el plantel de Solari (y habrá varias).

Desde que se decidiese la supresión del Real Madrid C al final del curso 2014/-15, la política de la cantera ha sido la de mantener en nómina para una futura venta aquellos jugadores con proyección para Segunda o Primera división pero que no contaban con espacio en el Castilla. Es el caso de jugadores como Lucas Torró, recientemente fichado por Osasuna, o Raúl de Tomás, que suena para clubes de LaLiga y para el Sporting de Gijón. Ambos futbolistas han disputado las últimas dos campañas a préstamo hasta recalar en clubes de primer o segundo nivel. Esto genera que temporada tras temporada desde la dirección deportiva deban emplearse a fondo para encontrar acomodo a muchos futbolistas.

Es por ello que con la Operación Salida en marcha, Ramón Martínez deberá acelerar el proceso para aligerar el número de fichas del primer filial antes de la pretemporada, que se iniciará la semana próxima, y en la que estarán algunos jugadores del Juvenil A para buscar un hueco en el equipo. Hasta el momento han encontrado acomodo en clubes de primera Lienhart, ‘Fede’ Valverde, Álvaro Jiménez y Enzo Zidane, mientras que otros como Carlos Abad y Nikos vuelven a sus clubes de origen tras finalizar sus respectivas cesiones. Otros nombres que ya no forman parte del historial castillista son los de Cristian Cedrés y Álex Craninx; este último se encuentra a prueba en el Sparta de Rotterdam y parece que no regresará a Valdebebas.

Al importante número de jugadores con los que cuenta el Castilla (32, incluyendo los cedidos que regresan) hay que sumar los nombres de Augusto Galván y Adrián Mancebo, fichados al final de la pasada campaña, además de todos los nombres que suenan para reforzar la plantilla y que supondrán un plus de experiencia para Solari. Por tanto, el director de la cantera merengue deberá sacar la calculadora y trabajar horas extras para adelgazar una plantilla con sobrepeso y que puede incorporar caras nuevas, como podría ser el caso de Diogo Dalot, lateral del Oporto y Arturo Molina, centrocampista del Levante Atlético.

El próximo en salir podría ser Aleix Febas, cuyo pase al Zaragoza está confirmado desde hace varios días pero que aún no se ha hecho efectivo con la firma entre clubes, aunque haya sido anunciado en otros medios: hoy podría ser el día. Bien por mala planificación bien por el elevado número de futbolistas en nómina, la dirección deportiva se encuentra desbordada ante una plantilla que cuenta hasta el momento con un importante excedente de defensas y centrocampistas, que contrasta con el escaso número de delanteros, precisamente lo que desesperó a Solari el curso pasado.

Tan solo Campuzano, Mancebo y Sergio Díaz se pueden contabilizar como delanteros de garantías y desde los despachos de Valdebebas deberán decidir los candidatos del Juvenil A que están listos para dar el salto. De esta manera, el trabajo se le acumula a Ramón Martínez, que debe dejar salir ante de entrar a los futbolistas que equilibren la plantilla de los Cachorros. Paciencia y aire acondicionado en Valdebebas en una semana en que los teléfonos echarán humo.

Compartir
Profesor de Lengua española, Bachiller en Ciencias, Técnico de producción... ¿se puede ser más completo? ¡Pues claro, siendo Madridista! Soy un ferviente seguidor del club blanco y de su cantera. Creo firmemente en la coexistencia del periodismo deportivo y la objetividad, de la que hago mi seña de identidad siempre que puedo. Os invito a seguir conmigo semana a semana la actualidad del Castilla.