El Levante, el equipo que ascendió con Antonio Gento

El duelo entre Real Madrid y Levante no comenzó hasta 1963, cuando el equipo granota logró su primer ascenso. En aquel equipo jugaban el hermano de Paco Gento y el ex madridista Vidal

0
De izquierda a derecha, Julio, Paco y Antonio Gento, en su etapa en el Real Madrid
-publicidad-

Pese a ser un club centenario, el Levante fue una rara avis en Primera División durante el Siglo XX. Hasta Junio de 1963 no consumó su primer ascenso a la máxima categoría, tras derrotar al Deportivo de la Coruña en la eliminatoria de promoción por sendos 2-1, tanto en Riazor como en Vallejo. Era un equipo que tenia en plantilla al central Antonio Calpe, quien formaría parte de la plantilla madridista en la segunda mitad de la década de los 60, y a Antonio Gento, el hermano de Paco Gento, que había pertenecido anteriormente al Plus Ultra y al Real Madrid.

El ex madridista Vidal saluda a Gento delante del trío arbitral al comienzo del partido de 1964

El Levante visitó por primera vez en Liga el Bernabéu en Diciembre de 1963 y Miguel Muñoz jugo aquel día con Araquistain, Isidro, Santamaría, Pachín, Muller, Zoco, Amancio, Felix Ruiz, Di Stefano, Puskas y Bueno. Ademas de poner mucho empeño, poco mas hizo el Levante y el Madrid gano por 3-0 (Zoco, Calpe en propia meta y Félix Ruiz) que pudiera haber sido mas si el veterano portero granota Estrems no hubiera tenido una buena actuación aquel dia. El Real Madrid acabaria ganando la Liga aquella temporada 63-64 y el Levante logro salvarse, por lo cual volvió a jugar en Chamartín nuevamente en diciembre de 1964. Este nuevo partido fue un calco de la temporada anterior. El Levante fue un equipo flojo al que Madrid en la primera hora ya le vencía por 3-0 con tantos de Amancio, Grosso y Pirri, sin esforzarse mucho. En la segunda parte el Madrid levantó el pie del acelerador lo que motivo que el Levante recortara por obra de Ribera, para finalizar marcando Amancio, a pase de Gento, el 4-1 definitivo. Para la estadística consignar que aquel día jugaron Betancort, Miera, Santamaría, Pachín, Muller, Zoco, Serena, Amancio, Grosso, Pirri y Gento, y para las curiosidades mencionar que el arbitro del partido, el murciano Francisco Bañón, era hermano de Jose Bañón, el meta madridista de la década de los 40 que tuvo que retirarse prematuramente debido a unos problemas pulmonares.

El Madrid volvió a ganar la Liga, la primera tras la ‘Era Di Stéfano’, y el Levante retornó a Segunda División para acabar pocos años después en el pozo de la Tercera. No volvería a jugar en la máxima categoría hasta pasados 50 años. Sin embargo, estos dos partidos que hemos mencionado no fueron las únicas veces que el Levante jugó en Madrid, ya que anteriormente lo había echo para amistosos y para un partido de Copa del Generalísimo.

El meta visitante contempla el primer gol de Arbiza con la grada semivacía

La primera vez que el conjunto granota, que por aquel entonces no vestía aun de azulgrana, visitó Madrid fue en junio de 1928 para un amistoso al final de la temporada, el cual apenas reunió público en el antiguo campo de la Carretera de Maudes. Empate (1-1) en un partido del que las crónicas hicieron hincapié en lo aburrido del mismo. Gil, Quesada, Urquizo, Prats, Esparza, J.M. Peña, Félix Pérez (Muñagorri 45´), Luis Uribe, Anguiano (Cominges 45´), Lopez y Coso fueron los madridistas que jugaron aquel día. Trece años después, en similares fechas y circunstancias, visitó Chamartín el por entonces llamado Unión Deportiva Levante-Gimnástico. Poco público en la gradas y marcador de escándalo para el amistoso: 8-4 para los blancos, que jugaron con Esquiva, Mardones, Suarez, Leon, Alday, Ipiña, Alsua, Alonso, Arbiza, Lecue y Sánchez.

Las dos siguientes visitas del Levante fueron ya en el nuevo Chamartín, en concreto en 1949 y 1957, dentro de los habituales partidos que el Madrid jugaba en casa entre semana para probar jugadores, posibles fichajes, recuperación de lesionados y en definitiva probaturas varias que siempre era mejor realizarlas ante otros equipos y con publico, que en simples entrenamientos. El primer partido acabo con victoria foránea por 3-4 en un partido con multitud de cambios y con nombres desconocidos para la mayoría de los seguidores blancos: Adauto, Nino, Garcia (Muro), Vazquez, Pérez (Luis Ramón), Villanueva, Meana (Rafa), Ricardito (González Clemente), Pachicho (Marcet), Molowny (Belmar) y Pueyo. Mientras que el partido de 1957 acabo 0-0 aunque esta vez con un equipo mas conocido: Juanito González, Álvarez (Miche), Rubio, Lesmes (Alvarez), Santisteban, Ruiz, Molowny (Poncela), Olsen (Perez Payá), Marsal, Rial y Casado. La siguiente visita levantinista fue en partido oficial, en la vuelta de la eliminatoria de Octavos de Copa. En la ida el Real Madrid había derrotado 1-4 al Levante por lo cual estaba todo el pescado vendido. El Madrid jugo cómodo y tranquilo ante un Levante que tenia mas en mente su próximo partido de promoción de ascenso a primera que de conseguir un milagro. Por los blancos jugaron aquel día Araquistain, Isidro, Santamaría, Miera, Felo, Zoco, Tejada, Félix Ruiz, Di Stéfano, Yanko y Bueno que derrotaron 3-1 al Levante con 2 goles de Di Stefano y Tejada.

Tras su periplo por categorías inferiores el Levante volvió a Primera División para la temporada 2004-05. Desde ese momento hasta hoy ha jugado otras 9 veces en el Bernabéu con un balance de 8 derrotas y una única victoria. Pero de este último partido hablaremos en el próximo capítulo.

Compartir
Con mi Insignia de Plata en un lugar privilegiado e intentando llegar a la de Oro, nada se puede comparar a la 7ª cuando uno ha sufrido todas las decepciones europeas de la segunda mitad de los 80. Abuelo, lo que hubieras disfrutado con los 11 de blanco, ya tenemos el doble de Copas de Europa desde que te fuiste y aquí seguimos, disfrutando y recordando a todos aquellos que de una u otra manera han hecho posible que seamos lo que somos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here