El Levante ganó en el Bernabéu en la Liga del Clavo Ardiendo

La única victoria granota en casa del Madrid fue en la campaña 2006-2007, gol de Salva Ballesta de penalti. El Madrid ganó aquella Liga gracias a su fe y al Tamudazo en el Camp Nou

0
Van Nistelrooy, celebrando su agónico gol en Zaragoza
-publicidad-

Nos quedamos en el capítulo anterior en que el Levante sólo ganó en una ocasión en el Santiago Bernabéu desde su regreso a Primera División en la temporada 2004-2005. Este último partido, por lo histórico del resultado, nos sirve como base para recordar la temporada de la segunda Liga de Capello, la que fue llamada La Liga del Clavo Ardiendo. Una temporada activa y que acabo con la Trigésima Liga madridista.

La temporada 2006-07 comienza con un cambio en la presidencia madridista tras un primer semestre de 2006 convulso. Con Ramón Calderón llegan Fabio Capello al banquillo y Pedja Mijatovic a la dirección deportiva, mientras que Cannavaro, Diarra, Emerson, Reyes y Van Nistelrooy son fichados en verano y Gago, Marcelo e Higuaín en la ventana de invierno. La Liga comienza con un aburrido empate 0-0 en casa ante el Villareal y los primeros pitos del público. El primer tercio de la Liga no es para tirar cohetes y el Madrid nunca lidera la clasificación, aunque lo mas lejos que está del líder es a 5 puntos. El primer punto de inflexión sucede en Getafe, donde el Madrid cae 1-0, en vísperas de viajar a Bucarest y recibir al Barcelona. El equipo cambia el chip y gana 1-4 en Bucarest y 2-0 al Barça, aunque no todo es tan amable vestuarios adentro. Los métodos de Capello no gustan a algunos futbolistas y surgen las discrepancias tras ganar 1-3 en Tarragona: Cassano increpa a Capello en el vestuario y es apartado temporalmente, mientras que Ronaldo, que estuvo 40 minutos calentando en banda, arremete contra Capello en una entrevista en ABC por ello y por no haber sido titular aún. El italiano, perro viejo, pone de titular a Ronaldo en el siguiente partido en casa. Esto lo volvera a hacer en varias ocasiones durante la temporada, cuando algún jugador rajaba públicamente. Y siempre con el mismo resultado: el jugador hace un mal partido. Ronaldo juega 64 minutos, no marca y el Madrid pierde 1-2 en casa ante el Celta. Otra derrota, durante la cual vuelven a surgir las noticias acerca del voto por correo y las presuntas irregularidades habidas en las ultimas elecciones, y nueva reacción: Van Nistelrooy le marca él solo cuatro goles a Osasuna en El Sadar. Posteriormente se gana en Mestalla y al Bilbao en Chamartín, entre otros.

Capello le dedicó esta peineta a dos aficionados blancos

Tras el puente de la Constitución y la Inmaculada, el Madrid juega cuatro partidos, de los cuales solo gana uno, ante el Espanyol, mientras que pierde en el Pizjuán y en Riazor y el Recreativo se exhibe 0-3 en el Bernabéu. Ante tanto resultado desfavorable al menos nadie pone tierra de por medio, la diferencia con el líder tan solo es de 5 puntos en puertas del final de la primera vuelta. Se vence en casa por la mínima al Zaragoza, en aquel partido de la peineta de Capello a un par de aficionados, mientras que Calderón, sin saber que había micrófonos grabando, deja aquellas polémicas declaraciones sobre la eterna promesa de Guti con 31 años y el viaje de Beckham a Hollywood para ser actor. Al menos, tras la primera vuelta el Real Madrid acaba a tan solo 1 punto del líder tras ganar 0-1 en Mallorca

Salva Ballesta, de penalti, hizo el gol del Levante en su único triunfo en el Bernabéu

Comienza la 2ª vuelta perdiendo en el Madrigal, 1-0, con el equipo mostrando carencias en la delantera. Y llega el Levante a comienzos de febrero, que en ese momento iba cuarto por la cola, y desnuda al Madrid. Con un 0-1 desde el minuto 10 por medio de un penalti lanzado por Salva Ballesta, el Madrid lo intenta y tiene ocasiones pero no es capaz de arreglar el marcador. Capello miraba al banquillo y la solución pasaba por Pavón, Miñambres, Mejía, Nieto, Robinho y Emerson. Mientras, Beckham veía el partido en el palco dado que Capello ni le convocó al saber que ya había firmado con Los Angeles Galaxy para la temporada siguiente. El Bernabeu estalló al final del partido con pitos y pañolada contra el palco.

Durante la semana, parte de la plantilla pidió públicamente la vuelta de Beckham y Capello rectificó. El inglés fue titular en San Sebastian participando con un gol en la victoria blanca. Se solucionaban unos problemas y surgían otros: Robinho declaraba que no era feliz y que Capello no confianba en él, mientras que Emerson se negaba a jugar ante el Bayern en octavos de Champions, donde el Madrid caería por el doble valor de los goles. En Liga, tres empates consecutivos: en el Calderón, en casa con el Getafe y en el Camp Nou, donde el Madrid se adelanta por tres veces en el marcador y Messi se encargaría de igualarlo todas las veces, la última casi al final del partido.

El Madrid encaraba el ultimo tercio de la Liga tras haber perdido 17 puntos en casa, pero solamente a 5 puntos del lider y al menos con el gol average a favor. El Madrid encadena rest victorias seguidas: derrota 2-0 al Nastic, gana 1-2 en Balaidos con un gol in extremis de un Robinho quien nuevamente marca junto a Raúl en la victoria ante el Osasuna por 2-0, lo que hace que se ponga a dos puntos del Barça tras caer en La Romareda. La Liga era posible… pero el Madrid quería hacerlo mas difícil todavía. Siete días mas tarde pierde en Santander, con cierta ayuda de Turienzo Álvarez. Vuelven los cinco puntos de diferencia pero, contra los pronósticos y la razón, el Madrid sigue sin rendirse.

La vaselina de Guti en San Mamés

Llega el Valencia al Bernabéu y Ruud adelanta al Madrid en la primera parte. Morientes empata tras el descanso y Ramos de cabeza, cómo no, da la victoria al Real Madrid. El Barça cae en Villareal y vuelven los dos puntos de diferencia. Se viaja a Bilbao y se arrasa 1-4 con goles de Ramos, dos de Van Nistelrooy y una vaselina de Guti. El Madrid es tercero y entre medias del él y el Barsa está el Sevilla, que llega al Bernabéu dispuesto a todo. Éste se adelanta en la primera parte con un gol de Maresca. El Madrid no logra reducir ventajas hasta que Guti entra en la segunda parte y cambia el partido con dos asistencias a Van Nistelrooy y Robinho, que lanzan al Madrid en pos del titulo.

El gol de Sobis en el Nou Camp le daba el liderato al Real Madrid

El Real Madrid afronta 5 finales, la primera ante el Espanyol en Chamartín. Las cosas comenzaron mal, como de costumbre ese año. En apenas 25 minutos, Pandiani puso 0-2 a los pericos. Van Nistelrooy redujo diferencias pero cuatro minutos después Pandiani marcaba el tercero tras un pase de Moha, en fuera de juego. Al poco de comenzar la segunda parte Raúl marcaba el 2-3 y Reyes en el 56 empataba el partido. Quedaba mucho tiempo y el Madrid, a toque de corneta, se lanzó a por la victoria mas con el corazón que con el juego. Una jugada a falta de un minuto entre Higuaín y Reyes, acaba con gol del argentino y el delirio en las gradas. Al día siguiente, el betico Rafael Sobis marcó el empate 1-1 en el minuto 89 en el Camp Nou y el liderato pasa a manos madridistas.

A falta de cuatro jornadas, el Madrid empata a puntos con el Barsa y es líder por primera vez debido al gol average. La primera defensa del liderato es en Huelva, donde el Madrid sufre pese a comenzar ganando en el minuto 8 con un gol de Robinho a pase de Beckham. En la segunda parte Van Nistelrooy aumenta la diferencia de penalti. Parecía todo resuelto y eso era demasiado fácil. Gago y Ramos derriban a Uche en una esquina del área en una jugada de aparente poco peligro: penalti y gol. Para completar la hombrada, a falta de 5 minutos Uche marca en un córner y pone en riesgo la Liga, máxime cuando el Atleti en el Calderón se lo ponía fácil a un Barsa que gano allí 0-6. Pasaban los minutos y todo parecía perdido hasta que en un contragolpe en el minuto 90, Roberto Carlos lanzaba un izquierdazo que daba la victoria 2-3 a los blancos. La Liga seguía viva. Una semana mas tarde el Madrid derrotaba sin necesitar de un milagro, aunque si ayudo bastante el primer gol madridista tras mano de Ruud, por 3-1 al Deportivo.

El tamudazo, un momento histórico del Real Madrid y de la Liga española

Penultima jornada de Liga. El Madrid juega en Zaragoza y el Barcelona en casa ante el Español, ambos a la misma hora. Milito adelanta a los blanquiazules de penalti mientras que Messi empataba con la mano tras adelantar Tamudo a los pericos en el Camp Nou. Así finalizaba la primera parte. La Liga se ponía nuevamente cuesta arriba. En la segunda parte Messi adelanta al Barsa al mismo tiempo que Van Nistelrooy empataba en Zaragoza. Sin embargo poco después Milito ponia el 2-1 en Zaragoza. El tiempo pasaba y el Madrid no lograba recortar… hasta el minuto mágico. En el 88 de la segunda parte, un rechace de César es recogido por Van Nistelrooy quien marca en el área pequeña; aún habia esperanza de remontar. Sin embargo, sin apenas terminar de festejar el gol, un balon que recibe Tamudo permite al Espanyol empatar en el Camp Nou. La Liga vuelve a depender del Madrid y Tamudo, diez años después, sigue sin tener su insignia de oro y brillantes del Real Madrid.

La Liga fue blanca. La del Clavo Ardiendo, la del Orgullo, las Remontadas y la Garra. La Trigésima

La ultima jornada se presenta en teoría fácil ante un Mallorca que no se juega nada al estar en mitad de la tabla. Sin embargo, el convidado no lo era de piedra y a los 38 segundos de partido Arango enviaba un balón al palo anunciando que no lo iban a poner facil. Y así fue. A los 16 minutos Varela enmudecía el Bernabéu con su gol. Para mayor dificultad, Van Nistelrooy se lesionaba a la media hora y el Madrid se quedaba sin su gran goleador cuando mas le hacia falta. Al Madrid le costaba más con los rivales pequeños que con los grandes. Hasta mediada la segunda parte el Madrid no igualaría la contienda por medio de Reyes a pase de Higuaín. Aun así hasta se sufrió hasta que a falta de diez minutos Mahamadou Diarra de cabeza adelantaría al Madrid y tres minutos después Reyes finiquitaba el partido para conseguir el Real Madrid su Trigésimo titulo de Liga y desatar la locura en las gradas. La Liga de las Remontadas era un hecho. La fe hizo Campeón al Real Madrid.

Compartir
Con mi Insignia de Plata en un lugar privilegiado e intentando llegar a la de Oro, nada se puede comparar a la 7ª cuando uno ha sufrido todas las decepciones europeas de la segunda mitad de los 80. Abuelo, lo que hubieras disfrutado con los 11 de blanco, ya tenemos el doble de Copas de Europa desde que te fuiste y aquí seguimos, disfrutando y recordando a todos aquellos que de una u otra manera han hecho posible que seamos lo que somos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here