Ocho años sin perder en casa en fase de grupos de Champions

El equipo madridista no cae derrotado en casa durante la liguilla desde que perdiera con el Milan en 2009. Y la última derrota en Chamartín tuvo lugar en 2015, en el 3-4 del Schalke en octavos

0
El Madrid no pierde un partido de Champions en casa desde octubre de 2008
-publicidad-

21 de octubre de 2009. Hace ya casi ocho años, algo mucho más fácil de decir que de hacer. Desde entonces, el Real Madrid no pierde un encuentro en casa en una fase de grupos de la Champions League, la Copa de Europa, ‘su’ competición, la misma que comienza el próximo miércoles en Chamartín ante el APOEL en busca de la doce más uno, la decimotercera, la trece, como quieran llamarla.

Pero ocho años sin perder un encuentro de fase de grupos de Champions en casa. Desde que ese 21 de octubre de 2009 el Real Madrid, entrenado entonces por Pellegrini, perdiera 2-3 en casa ante el AC Milan. Nada más acabar el partido, el Madrid dio por finiquitada la era del Ingeniero pese a que éste seguiría hasta final de temporada, comenzó a buscar opciones en el mercado y obtuvo el “sí” de José Mourinho antes de acabar el mes.

Desde ese día, desde esa infausta y sonrojante derrota ante un equipo que jugó caminando y que aún así se llevó los tres puntos del Bernabéu, el Real Madrid ha disputado 22 encuentros en el coliseo de Concha Espina. 20 victorias y dos empates: los dos ante el mismo equipo, el Borussia Dortmund. Conviene recordar que el APOEL ha perdido en siete de sus ocho visitas a España en competición europea. En la otra, en la temporada 2009-2010, empató en el Calderón con el Atlético (0-0).

Si sumanos los partidos de eliminatorias, el Real Madrid no pierde un encuentro en Champions en su estadio desde aquella derrota 3-4 ante el Schalke en octavos de la temporada 14-15, donde los blancos se salvaron de milagro de caer eliminados. De los últimos 36 encuentros disputados en casa, el Madrid ha ganado 31, ha empatado cuatro y ha perdido ese del Schalke.

Compartir
Yo vi jugar a Del Bosque, así que llevo unos cuantos años yendo al Bernabéu. Socio desde 1986, mis recuerdos van ligados al Madrid del Di Stéfano entrenador, el de los cinco subcampeonatos, que me forjó en madridismo ante los malos tiempos, y al de la Quinta del Buitre, la poesía y las pelotas hechas fútbol. Desde 1996 dando la barrila en esto del periodismo deportivo, aunque hace años que es mi hobbie y no mi profesión.