Comienza la liga de Doncic

El Real Madrid de Doncic se enfrenta al Morabanc Andorra para liderar al equipo hasta la vuelta de Sergio Llull

0
-publicidad-

El domingo frente al Morabanc Andorra a las 18:30 empieza su andadura el Real Madrid en la liga doméstica. Después del mazazo de la lesión de Sergio Llull con la selección, no cabe duda de que las opciones por ganar algún título han quedado seriamente mermadas. Sin embargo, no todo son malas noticias. La columna vertebral no ha variado con respecto a la temporada pasada. Draper y Hunter abandonaron el equipo después de no responder como se esperaba de ellos. Otros jugadores como Maciulis, Rudy, Randolph o Ayón tuvieron una campaña irregular y no dieron la talla en los momentos importantes. A pesar ello, son jugadores veteranos a los que todavía les queda baloncesto y el Madrid sigue apostando por ellos. Como novedades más importantes, se puede destacar la vuelta de Campazzo que aunque es imposible que sustituya a todo un Llull, viene a demostrar que puede ser el base titular del Real Madrid aportando dirección de juego, un baloncesto eléctrico y rápido y contraataque, una de las armas de Laso que últimamente se había perdido o al menos no se había visto con tanta regularidad. Causeur es un buen refuerzo como escolta, donde puede aportar tiro y penetración. Más hecho como jugador después de su paso por el baloncesto alemán y su pasado vitoriano, espera poder ser un jugador importante para la rotación junto con Carroll y Yusta. Este último regresa al equipo después de su paso por Santiago y se espere que siga madurando. Es un jugador joven con calidad pero todavía irregular capaz de alternar buenos y malos encuentros. Su progresión y afianzamiento debe plasmarse esta temporada y se le va a pedir responsabilidad desde el principio. La duda es si podrá o no con la presión de jugar en el Madrid. Otro que vuelve a la ACB, es Kuzmic. El jugador serbio (más experimentado que cuando jugaba en Badalona o en Málaga) sigue dejando dudas sobre su fortaleza como pívot nato. No es un jugador dominante ni intimidador (al menos aportará rebote y cierta presencia) pero hay que darle el beneficio de la duda para ver cómo se complementará con el resto del equipo. Por último, hablar de Doncic. En mi humilde opinión, va a ser la liga de Doncic. Ya en el último Eurobasket se vio a la perla eslovena crecer todavía más como jugador, asumiendo la responsabilidad en cada partido, rozando en muchas ocasiones el triple doble y siendo el jugador más valorado en algunos partidos con su selección. Hay que aprovechar como aficionado para disfrutar de Doncic, un jugador, que casi con toda probabilidad, abandonará el equipo en junio rumbo a la NBA. Un jugador que puede marcar una época y de hecho, ya la está marcando. ¿Será suficiente para competir con opciones reales para la Euroliga? Quizá no por la ausencia de Llull. Pero vamos a ver la evolución del equipo bajo la batuta de Doncic, hasta la vuelta del jugador menorquín en 2018.

En cuanto al partido del domingo, el Andorra se presenta con las bajas de Shermadini (importantísimo jugador la temporada pasada), el irregular Antetokoumpo, y los trabajadores e infravalorados David Navarro y Schreider. Blazic, Karnosky, Jaime Fernández y Diagné son las caras nuevas del proyecto liderado por Peñarroya desde el banco. Un equipo que a pesar de la baja del georgiano puede llegar a ser un oponente incómodo. Veremos si son capaces de repetir la temporada tan exitosa como fue la pasada donde hicieron un fortín jugando como locales. El domingo a las 18:30 comienza la liga de Doncic

Compartir
Madridista desde pequeñito, solo podía ser seguidor del mejor equipo del mundo; bastantes desgracias tiene la vida como para llorar por el deporte y ser fan de un equipo perdedor. Como lo mío no era precisamente ganarme las habichuelas jugando al baloncesto, decidí que lo mejor era verlo desde el otro lado de la barrera, y qué mejor forma que narrar los éxitos del Real Madrid de baloncesto. Mis referentes ligados a este deporte, sin lugar a dudas, han sido la plata olímpica de los Ángeles 84, el colegio San Viator (de donde salieron gigantes como Juan Antonio Corbalán y Carlos Jiménez) y mis hermanos mayores. Después de varios trabajos y alguna estancia en Irlanda decidí sentar la cabeza y ahora presto el mejor servicio al ciudadano desde mi posición de funcionario de la Comunidad de Madrid. No cuajó la opción de ser coordinador de cheerleaders, pero os dejo una foto ellas para que veáis que al menos lo intenté...

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here