RM – ESP: El partido para despejar dudas

Las bajas y el parón de selecciones obligan a varias rotaciones. ante el Espanyol La ausencia de Carvajal, lesionado, abre las puertas a Achraf o a Lucas Vázquen el el lateral derecho

0
-publicidad-

Tres goles marcados en 67 remates realizados. Cuatro goles encajados en 24 remates recibidos. El Real Madrid anda por Liga en el Bernabéu penando su falta de contundencia en ambas áreas. Por esa falta de puntería y de rigor defensivo se le ha puesto al equipo de Zidane la Liga en arameo desde el 27 de agosto, día del empate contra el Valencia. Hoy, cuando visita el recinto de Concha Espina el Espanyol (20:45, MovistarPlus Partidazo), los de blanco, cuajados de bajas, deben despejar de una vez todas las dudas. No hay otra.

Lo tienen que hacer además plagados de bajas. A las ya consabidas de Theo, Marcelo, Kovacic y Marcelo, se sumó a última hora la de Dani Carvajal, con una afección viral. Debería ser la hora de Achraf, pero hacer debutar al jovencísimo hispanomarroquí (porque aún no ha jugado ni un minuto en competición oficial), en casa, 90 minutos, ante un rival que sabe jugar al fútbol como el Espanyol, no parece la mejor opción. Zidane ya apostó en alguna ocasión por Lucas Vázquez como carrilero largo, e incluso podría probar con tres centrales (los que le quedan, Varane-Ramos-Nacho) y sacrificar a Lucas y Asensio arriba y abajo. Veremos.

Lo que sí habrá serán rotaciones. A Casemiro le espera un viajecito a la altitud de Bolivia y tiene muchas papeletas para descansar. Igual que Modric y Kroos, que son los que lo juegan todo. Eso permitiría alinear al Ceballos que se salió ante el Alavés y a Marcos Llorente, además de a Isco. Arriba, no es en absoluto descartable la opción Borja Mayoral, acompañando a Cristiano y a Asensio.

Sea como fuere, jueguen los que jueguen, la única opción viable para el partido de esta noche pasa por despejar las dudas en las dos áreas. Por aprovechar las ocasiones arriba y por ser menos permeable cuando rondan a Keylor, que también está por ver si será titular o Zizou preferirá a Kiko Casilla. Sumar los tres puntos no es una opción, sino que es una exigencia.

Compartir

Yo vi jugar a Del Bosque, así que llevo unos cuantos años yendo al Bernabéu. Socio desde 1986, mis recuerdos van ligados al Madrid del Di Stéfano entrenador, el de los cinco subcampeonatos, que me forjó en madridismo ante los malos tiempos, y al de la Quinta del Buitre, la poesía y las pelotas hechas fútbol. Desde 1996 dando la barrila en esto del periodismo deportivo, aunque hace años que es mi hobbie y no mi profesión.