GET 1 – 2 RM: Cristiano apuesta por pelear la Liga

Un gol del portugués saca al Madrid del lío en el que se había metido en el Coliseum. Benzema volvió con gol. El tanto del Getafe, tras dos rebotes y un fuera de juego. Mal partido blanco, otra vez

0
-publicidad-

La Liga se le escapaba, y tenía pinta que definitivamente, al Real Madrid en el Coliseum. El Getafe, en una jugada con dos rebotes y un fuera de juego no pitado, había logrado empatarle al equipo blanco y el partido expiraba. Expiraba hasta que apareció Cristiano Ronaldo. Recibió un buen pase de Isco, pero él lo convirtió en magnífico: amagó a Bruno, ganó el espacio suficiente para armar la derecha y su zurriagazo fue inalcanzable para Guaita. Ganó el Madrid, 1-2, pero así no tiene pinta de que vaya a lograr grandes cosas, empeñado en caminar sobre el alambre. Despeñarse parece mucho más cercano que llegar al otro lado.

Y es que el Madrid, otra vez con rotaciones, volvió a despachar un partido vulgar, vulgar. Sólo Achraf, que demostró ofensivamente una buena parte de sus virtudes (su llegada, poniendo sobre el tapete su formación como extremo derecho; la otra es su capacidad rematadora a balón parado, aún por explotar), daba el nivel. Kroos a duras penas mantenía el tipo en el medio, edulcoradísimo Marcos Llorente, apagado pero trabajador Lucas, mientras que Marcelo y Asensio deambulaban como almas en pena, como si estuvieran discutiendo si encender la chimenea o el aire acondicionado. Cristiano parecía el hermano paseante de Ronaldo, y Benzema le puso muchas ganas, pero sin demasiado tino.

No pasaba gran cosa en la primera parte, muy bien colocado el Getafe y con un Djené que rindió a un nivel absolutamente descomunal, abortando todo el juego ofensivo de los blancos por anticipación y potencia. Un paradón de Guaita abajo, a remate de Cristiano, y poco más. El Getafe no llegaba pero tampoco el Madrid, así que los de Bordalás hacían lo que le ha gustado siempre a Bordalás, sembrar el campo de minas, perder tiempo, desesperar al rival…

Todo iba por el guión previsto hasta que apareció Benzema, quien recuperó un balón dividido en tres cuartos, se puso a galopar, llegó al área getafense y con un derechazo cruzado aprovechó que Guaita estaba mal colocado. No es casual: el gol de Cristiano al final fue muy parecido, el meta valenciano tiene ahí una carencia importante. El 0-1 cambiaba el guión del partido y el Geta tenía que dar un paso al frente. Y lo hizo nada más comenzar el segundo tiempo.

Ayudado por el linier, que no vio un fuera de juego, pero era complicado. Centro desde la derecha a un Molina en órsay, rebote en Ramos, rebote en Marcos Llorente (tapado por Nacho), el sevillano por medio… y Casilla que no llega. El meta catalán acusa cada vez más la inactividad, porque siempre deja la sensación de que podría haber hecho más: una cantada aérea acrecentó esa sensación.

El Madrid tenía que ir a por todas, pero hasta que no salió Isco la cosa no cambió de cara. Con el malagueño, todos comenzaron a jugar mejor, a ser más vertical, más profundo y más punzante. Un pase suyo a Cristiano, que antes había fallado una ocasión de esas que si les pones la música de Benny Hill se hacen virales, fue el 1-2. Cristiano decidió que a 14 de octubre todavía se puede pelear por la Liga. Menos mal, pero queda mucho, muchísimo, por mejorar.

Compartir
Yo vi jugar a Del Bosque, así que llevo unos cuantos años yendo al Bernabéu. Socio desde 1986, mis recuerdos van ligados al Madrid del Di Stéfano entrenador, el de los cinco subcampeonatos, que me forjó en madridismo ante los malos tiempos, y al de la Quinta del Buitre, la poesía y las pelotas hechas fútbol. Desde 1996 dando la barrila en esto del periodismo deportivo, aunque hace años que es mi hobbie y no mi profesión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here