CAS – ATL: El día de hacerse mayor

El filial madridista, bordeando los puestos de descensos, se juega la vida ante el Atlético B en el miniderbi (20:30, RMTV). Seoane se perfila como recambio del sancionado Óscar en el medio centro

0
-publicidad-

Hoy más que nunca estamos con vosotros. En un derbi, con reminiscencias a Lisboa y a Milán, aunque venga en el frasco pequeño de una jornada liguera en Segunda B. El Castilla, el hasta ahora dubitativo Castilla de Santi Solari, se enfrenta al Atlético B (20:30, RealMadrid TV) en un partido trascendental. No tanto para el devenir del técnico argentino, porque el apretadísimo calendario de esta semana en Segunda B hace pensar que sería imposible un recambio en el banquillo del filial, sino porque los Cachorros de Valdebebas, el primer filial del doce veces campeón de Europa, se juegan el crédito de tantos años jugando al fútbol. Hoy es el día para dejar de ser niños y hacerse mayor.

Está el Castilla bajo mínimos, sexto por la cola empatado con descenso y promoción de descenso y haciendo desgraciadamente buena la máxima que dice que cuando a un equipo magnífico se le tuerce la cosa no hay forma de que se enderece. Pero sí se va a enderezar, desde hoy mismo. El filial blanco, toda la semana entrenando bajo mínimos por las lesiones (aunque vuelve José León) y por los chavales que fueron con el primer equipo a Fuenlabrada, tiene que sumar sí o sí los tres puntos. Es una obligación, tras cinco jornadas sin ganar, recuperar el paso firme de la victoria. Lo tendrá que hacer sin Óscar, expulsado ante el Unión Adarve, que cumple sanción. Bien es cierto que el talaverano no le ha cogido todavía el pulso ni a la categoría ni al esquema de Solari, pero su guante a balón parado ya ha reventado al Atlético en más de una ocasión en categoría Juvenil.

Sin Óscar, todo apunta a que Seoane acompañará a Jaume en el eje del esquema de Solari. Con el doble lateral izquierdo Reguilón-Quezada, toda vez que este último le ha comido la tostada a Mancebo y aparece ya inamovible. Con Franchu y Cristo en la media punta, creando para que Dani Gómez se parta la cara con los centrales rivales. Solari seguirá fiel a su estilo, convencido de su trabajo, y no va a variar su proceder. Menos aún porque el grueso de la plantilla está del lado de su entrenador, pese a los malos resultados, y confían en su experiencia, su trabajo y su manejo del vestuario.

Además, y conviene recordarlo, el calendario que tiene el Castilla ahora por delante puede ayudar. El miércoles tocará visitar al Celta B y el fin de semana siguiente, recibir al Rápido de Bouzas. El Atlético B, mermadísimo por las ausencias, puso freno la pasada jornada a cuatro jornadas consecutivas perdiendo con un empate en casa ante el Ferrol. Pero conviene no fiarse. Es un derbi, un miniderbi, y quien gane sabe que asestará una puñalada en el corazón a su eterno rival. Pero el Castilla está más necesitado. Nosotros le daremos apoyo, ellos que se dejen el alma. Y para que se hagan mayores.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here