Luca Zidane se despide hasta 2018

El guardameta galo pasa por el quirófano y comienza un largo proceso de recuperación que podría durar hasta cuatro meses

0
Luca Zidane
Luca Zidane en su último partido disputado con el Castilla (Navalcarnero)
-publicidad-

Luca Zidane se despide hasta 2018 del fútbol. Una lesión del hombro derecho le ha hecho pasar por el quirófano y perder lo que resta de un año natural tan complicado para él. Si bien parecía que estaba dejando atrás la lesión que le había ausentado de los últimos partidos, incluso hace apenas unos días se le vio entrenando de nuevo con sus compañeros, unas nuevas molestias le han obligado a pasar por el quirófano. La operación, supervisada por los médicos de Sanitas del Real Madrid ha sido un éxito, siendo correctamente intervenido de su fractura de Hill Sachs en su hombro derecho. La operación fue llevada a cabo en el centro médico Jean Marmoz de Lyon.

El plan de recuperación es variable, y puede llegar hasta los cuatro meses. La primera parte del mismo consiste en inmovilizar el hombro afectado durante cuatro semanas. Tras ello, hay que darle como mínimo dos o tres semanas a ese hombro para adquirir funcionalidad y poder empezar con el trabajo de preparación y recuperación básico. Y aquí llegan las variables, dependiendo de la respuesta del jugador, volverá antes o después, pero sí tiene molestias importantes, la cosa se puede alargar hasta los cuatro meses.

Cabe recordar que en 2016 Luca sufrió una luxación en su hombro izquierdo, el contrario al de esta ocasión, de la que tuvo que ser operado que le hizo perderse lo que restaba de temporada. Los hombros vuelven a interponerse en el camino del segundo hijo de Zinedine Zidane.

Un nuevo contratiempo para las porterías del primer equipo y del Castilla, que tendrá que ser solventando con las habituales subidas de porteros de categorías inferiores (Moha al primer equipo, Darío al Castilla y Altube al Juvenil A). La llave de este rompecabezas podría encontrarse en Elías Ramírez, sin embargo, su lesión en septiembre del menisco le aleja de todas las quinielas. Aún le queda un tiempo para volver.