RMB 80 – 84 FCB: Un mal final condena al Madrid

El Barcelona acaba con la condición de invicto madridista al ganar en el Wizink Center con un triplete formado por Moerman, Seraphin y Sanders, a pesar del partidazo de Doncic y Reyes

0
-publicidad-

El Real Madrid perdió la imbatibilidad frente al Barcelona al caer 80-84 a pesar del partidazo realizado por Doncic y Reyes. Rudy también estuvo muy activo y debutó Tavares. La triplete formada por Moerman, Sanders y Seraphin se conjuntaron y fue suficiente para llevarse la victoria en un partido muy igualada. Los últimos minutos del Madrid francamente malos condicionaron el final del partido.

Desde el primer momento, se ve un partido con ritmo, jugadas espectaculares como un mate de Seraphin (que con 6 puntos en el primer período se estaba convirtiendo en la única amenaza) y una buena anotación. El Madrid aprieta un poco más en la defensa y espoleados por Doncic (10 puntos en ese cuarto) los blancos cogen una buena ventaja en los primeros 5 minutos con el 19-12. No obstante, el Barcelona con dos triples reduce la desventaja a la nada. El Madrid por su parte se estanca, con malos y precipitados ataques (3/9 en triples en ese cuarto) y con un Randolph con signos de agotamiento evidente. Buena imagen de los locales tomando la inciativa en todo momento pero sin suerte en el luminoso.

En el segundo cuarto, varias cosas a tener en cuenta. Debuta por fin Tavares, al que lógicamente se le ve nervioso y falto de acoplamiento como no podía ser menos. Y luego, como siempre el nefasto arbitraje al que castigan (sobretodo en casa) a los madridistas. Tomic complica las cosas al caboverdiano que sin estar en un gran momento de forma, juega unos buenos minutos. Entre Oriola, Tomic y Ribas mantienen a los visitantes en el partido. Uno de los momentos del partido es un taponazo de Rudy a Oriola cuando entraba a canasta y en la posterior jugada Thompkins convierte un triple que empata el partido. El Madrid no logra romper el partido y entonces es Seraphin que con un buen juego en la zona es el que releva Tomic y compañía en el partido. Un mate de Tavares se convierte en los primeros puntos del nuevo fichaje del Madrid. Doncic en los últimos minutos es el que lidera la iniciativa blanca junto con Campazzo que hacen varias jugadas de compenetración que levantan al público. Al final un triple sobre la bocina de Ribas deja el empate a 45 al descanso viviendo el Wizink un partido muy entretenido, a ratos caliente pero para nada indiferente para el aficionado. Doncic lleva al descanso 16 puntos, 4 rebotes (20 de valoración). El resto de la anotación muy repartida por parte del Madrid y por el Barcelona destacan Seraphin con 13 puntos y Ribas con 9.

Tras el descanso, el que hace un daño tremendo es Moerman. Tanto dentro como fuera (especialmente con el triple) decanta la balanza para el Barcelona. La brega y la lucha de Felipe en el rebote no son suficientes para liderar el marcador. Como decíamos, el francés Moerman anota 10 puntos en este cuarto relevando a su compatriota Seraphin. Y el Madrid entra en una pequeña crisis en lo que nada sale bien a pesar de los intentos de Doncic. Con el 55 a 61, las sensaciones no son nada buenas. Y de repente, el Barcelona en vez de dar un golpe en la mesa deja que el Madrid reaccione con un parcial de 6-0 que permite empatar el partido al final del cuarto con un mate en transición de Tavares.

Y en el último cuarto, se sucede el intercambio de canastas. Rudy coge un inusitado protagonismo que es respondido por un resucitado Navarro y sobretodo por Sanders. Cuando no es Seraphin, es Moerman, es Sanders. Siempre hay un hombre que toma la iniciativa por los azulgranas y el Madrid no es capaz de cortar la racha de los citados jugadores. Además de Rudy, destacar el trabajo, otra vez de Reyes. El rebote ofensivo lleva su firma. Un titán bajo los aros. El partido va languideciendo pero el Madrid no acaba de ponerse por delante y si se pone, la ventaja dura unos segundos. Después del 74-75, un triple de Carroll en el minuto 37 pone al Madrid con una ventaja pequeña (77-74) pero con la sensación de que esta vez la iniciativa la llevaba el Madrid hasta el final del partido. No fue así, el Barcelona consigue gestionar mejor el final del partido. Con el 78-79 y balón para el Madrid realiza un saque de banda horroroso que entierra todas las opciones posibles. Al final el Barcelona consigue vencer por 80-84.

Compartir

Madridista desde pequeñito, solo podía ser seguidor del mejor equipo del mundo; bastantes desgracias tiene la vida como para llorar por el deporte y ser fan de un equipo perdedor. Como lo mío no era precisamente ganarme las habichuelas jugando al baloncesto, decidí que lo mejor era verlo desde el otro lado de la barrera, y qué mejor forma que narrar los éxitos del Real Madrid de baloncesto. Mis referentes ligados a este deporte, sin lugar a dudas, han sido la plata olímpica de los Ángeles 84, el colegio San Viator (de donde salieron gigantes como Juan Antonio Corbalán y Carlos Jiménez) y mis hermanos mayores. Después de varios trabajos y alguna estancia en Irlanda decidí sentar la cabeza y ahora presto el mejor servicio al ciudadano desde mi posición de funcionario de la Comunidad de Madrid. No cuajó la opción de ser coordinador de cheerleaders, pero os dejo una foto ellas para que veáis que al menos lo intenté…