BAS – RMB: La necesidad de ganar

El Madrid busca en Vitoria, en Euroliga, volver a la tranquilidad y conseguir un triunfo, tras tres derrotas en cuatro encuentros. Otro traspié y comenzaria a sonar la palabra crisis en la sección

0
-publicidad-

El Real Madrid viaja a Vitoria en la séptima jornada de Euroliga (20:30 horas, Movistar Deportes 1) con la necesidad imperiosa, si no urgencia, de vencer. No está siendo un mes positivo para los intereses blancos. Tres derrotas en cuatro partidos es la cosecha hasta el momento. Si al Madrid le urge ganar para evitar la palabra crisis en la sección de baloncesto, no es menos importante el encuentro para el Baskonia. En Euroliga lleva un pobre bagaje de 1-5, con un entrenador nuevo que parece que ha dado nuevos aires al equipo después de la dimisión de Prigioni.

Pedro Martínez es un entrenador veterano (además es su segunda etapa en Vitoria) y por regla general hace rendir mejor a los equipos por los que ha pasado. No olvidemos que condujo al Valencia al primer título liguero de su historia. En cuanto a la plantilla vitoriana, destacar el liderazgo de Shengelia (13,8 puntos y 6,2 rebotes), bien secundado por Beaubois (13,6 puntos)  y Jason Granger (12 puntos y 6,3 asistencias), fichado este verano procedente de Turquía y ya conocedor de la liga española por su pasado ACB. Sin embargo, otro viejo conocido como es el brasileño Huertas no está respondiendo a las expectativas, por lo menos al rendimiento que dio jugando con el FC Barcelona.

Por el Madrid, destacan el imperial Doncic (21,2 puntos, 6,7 rebotes y 4 asistencias), Randolph (11,8 puntos y 5,3 rebotes) y Campazzo con 10,3 puntos y 3,3 asistencias. Echará de menos el Madrid las estadísticas de Ayón, cercano al doble doble en puntos y rebotes. Será el debut de Tavares en Euroliga. Como se pudo comprobar ante el Barcelona, se le notó falto de ritmo pero si el Madrid tiene paciencia y trabaja con él puede llegar a ser un jugador importante en los esquemas de Laso. Lo más doloroso de todo, exceptuando las lesiones, es que las derrotas han llegado en los momentos finales de los partidos. Cuando “las cosas se ponen calientes” ha faltado un poco de claridad, o al menos se ha notado en exceso la ansiedad.

Quizás la ausencia de Llull ha sido factor fundamental y ahora mismo no es baladí pensar que Doncic es demasiado joven para asumir toda la responsabilidad de un verdadero líder durante todo el partido, y más en los momentos cruciales, de un equipo tan potente como el Real Madrid, donde alguien más debería dar un paso al frente. De todas formas, el equipo sí que está dando la cara y no busca excusas para echar balones fuera y es de esperar que en Vitoria se vuelva a la senda del triunfo. Pero que nadie lo olvide: ante un rival nada fácil.

Compartir

Madridista desde pequeñito, solo podía ser seguidor del mejor equipo del mundo; bastantes desgracias tiene la vida como para llorar por el deporte y ser fan de un equipo perdedor. Como lo mío no era precisamente ganarme las habichuelas jugando al baloncesto, decidí que lo mejor era verlo desde el otro lado de la barrera, y qué mejor forma que narrar los éxitos del Real Madrid de baloncesto. Mis referentes ligados a este deporte, sin lugar a dudas, han sido la plata olímpica de los Ángeles 84, el colegio San Viator (de donde salieron gigantes como Juan Antonio Corbalán y Carlos Jiménez) y mis hermanos mayores. Después de varios trabajos y alguna estancia en Irlanda decidí sentar la cabeza y ahora presto el mejor servicio al ciudadano desde mi posición de funcionario de la Comunidad de Madrid. No cuajó la opción de ser coordinador de cheerleaders, pero os dejo una foto ellas para que veáis que al menos lo intenté…