RM 96 – 72 HGC: El Madrid congela al Herbalife

El Madrid venció con más facilidad de la esperada al Herbalife que apenas opuso resistencia. Doncic, Thompkins y Reyes lideraron al Madrid y la defensa, al fin, mejoró ostensiblemente

0
-publicidad-

El Madrid, en el aniversario de la muerte de Fernando Martín, consiguió una holgada victoria (96-72) ante el Herbalife Gran Canaria, más fácil de lo que en un primer momento se esperaba. En un buen partido a nivel colectivo destacaron un poco más Doncic y Reyes para anular a un Herbalife que quiso aprovecharse de la derrota contra el Estrella Roja y no fue ni una sombra del equipo a que nos tiene acostumbrados.

En los primeros minutos, un comienzo esperanzador. El Madrid dominaba el rebote ofensivo, se notaba una motivación distinta con un Rudy muy activo. En apenas 2 minutos jugados el Madrid ya ganaba 9-3 con unos canarios desconocidos. No importaba tanto la segunda falta realizada por Thompkins. Al público le gustaba lo que estaba viendo. La rotación de Casimiro con la entrada de Seely insufla la energía que le faltaba al Herbalife. Con penetraciones y tiro exterior crea más problemas que todo el equipo de Herbalife. De repente, el Madrid parece bajar los brazos y vuelve a “desconectarse” del partido como ha pasado en otros partidos. Con un partido nuevo (18-17), los blancos con un último vibrante resurgen con varias jugadas a destacar como son unos tapones de Tavares y un triple de Rudy con el que termina el cuarto (23-17).

Al comenzar, se ve a un Tavares intimidando claramente a los pívots rivales, humillándoles de nuevo y aprovechando para anotar poco a poco. La entrada de Randle tampoco desentona. Es más, ofrece unos buenos minutos que junto con la garra de Felipe Reyes (habitual en él) van abriendo brecha en el partido (34-23 minuto 14). Por si fuera poco, Carroll también se convierte en un arma peligrosa, en este caso con varios contraataques. Oliver se encuentra muy solo (Seely se fue al banquillo) y la ventaja del Madrid no peligraba. En este cuarto no bajó nunca de los 7 puntos. Exceptuando esos minutos del primer cuarto donde parecía que estaban dormidos, el Madrid domina la situación y a veces con juego y defensa brillante. En el último minuto, Doncic anota dos triples con los que se cierran los primeros 20 minutos y eso que el esloveno estaba jugando un partido discreto pero el resto del equipo sí había dado un paso al frente. Con el 53-36 termina el cuarto, jugando una buena primera mitad y queriendo olvidar la derrota sufrida con el Estrella Roja.

A la vuelta del partido, la segunda parte poca historia. El Madrid no dejó en ningún momento que el partido peligrara. Si Doncic había tenido una actuación poco destacable, despertó en el tercer cuarto y con la ayuda de Thompkins el equipo canario fue desapareciendo como un azucarillo. Con el 71 a 53 termina el tercer período.

Y en último cuarto, de nuevo la actitud con la garra y fuerza del capitán Reyes, la ventaja del Madrid llega a ser de 24 puntos en el minuto 35 con el 84 a 60. Se echó en falta por parte de Laso, más rotación de jugadores como Radoncic y Yusta. Ante la acumulación de partidos era una buena oportunidad para merecer unos minutos con un partido ya acabado. De hecho, entraron en el minuto 38. Demasiado poco. Al final, buena victoria que sirvió como bálsamo ante el sufrimiento que está pasando el equipo, sobre todo en Euroliga.

Compartir

Madridista desde pequeñito, solo podía ser seguidor del mejor equipo del mundo; bastantes desgracias tiene la vida como para llorar por el deporte y ser fan de un equipo perdedor. Como lo mío no era precisamente ganarme las habichuelas jugando al baloncesto, decidí que lo mejor era verlo desde el otro lado de la barrera, y qué mejor forma que narrar los éxitos del Real Madrid de baloncesto. Mis referentes ligados a este deporte, sin lugar a dudas, han sido la plata olímpica de los Ángeles 84, el colegio San Viator (de donde salieron gigantes como Juan Antonio Corbalán y Carlos Jiménez) y mis hermanos mayores. Después de varios trabajos y alguna estancia en Irlanda decidí sentar la cabeza y ahora presto el mejor servicio al ciudadano desde mi posición de funcionario de la Comunidad de Madrid. No cuajó la opción de ser coordinador de cheerleaders, pero os dejo una foto ellas para que veáis que al menos lo intenté…