RM – BOR: Un trámite con chicha

Pase lo que pase, el Real Madrid se clasificará como segundo en su grupo

0
-publicidad-

Entre tanta crisis de juego se presenta un partido que sobre el papel resultaría notablemente interesante: un Real Madrid – Borussia de Dortmund. Sin embargo, dadas las circunstancias actuales, el encuentro de Champions que se disputará a las 20:45 en el estadio Santiago Bernabéu es más una carga que la oportunidad de ver un buen partido de fútbol, al menos por los que hay en juego para los blancos.

El conjunto merengue llega al choque nocturno como segundo clasificado y como segundo clasificado se va a quedar al término del mismo. Ningún resultado sirve al equipo de Zidane para alcanzar la cabeza del grupo, por lo que el encuentro ante los alemanes se convertirá en una oportunidad para ver a algún futbolista poco habitual (quizá de la cantera) y para permitir que los múltiples sancionados en Liga (Casemiro y Sergio Ramos, puesto que Carvajal está sancionado por acumulación para este partido) mantengan el ritmo de juego y competición. A pesar de ello, aún siendo intrascendente sobre el papel el encuentro, es importante dejar buenas sensaciones para que los merengues se encuentren con su juego (y si además se reencuentran con su afición: mejor que mejor).

Pero la historia es bien distinta para el Borussia de Dortmund que a pesar de haber completado una fase de grupos indigna de un equipo de su nivel, tiene la oportunidad de salvar algo la honrilla y clasificarse para la Europa League: disputando un encuentro desde la distancia ante un Apoel de Nicosia que tiene los mismos dos puntos.

Sobre este escenario y bajo estas condiciones se desarrollará el encuentro, y qué sucederá es un misterio por descubrir.