RM – SEV: San Crisitiano de todos los goles

0
-publicidad-

No es un examen cualquiera el que afronta el sábado (16:15, BeIn LaLiga) el Real Madrid ante el Sevilla. Con una defensa en cuadro y con la espada de Damocles colgando sobre su cabeza, ocho puntos de desventaja respecto al liderato, el equipo blanco acude su última cita liguera antes de partir a Abú Dhabi para la disputa del Mundial de Clubes con la imperiosa necesidad de sumar tres puntos. Por lo civil o por lo criminal. No hay otra. Un traspié ante el irregular Sevilla, tan irregular que va empatado con los blancos en la clasificación liguera, pondría en entredicho demasiadas cosas.

Y sí, han leído bien: poner en entredicho. Poner en entredicho un año en el que se aspire al título o a acabar en puesto directo Champions sin sobresaltos, que es lo que viene sucediendo desde tiempos inmemoriales. Si el Madrid pierde quedaría fuera de los cuatro primeros lugares de la tabla, algo impensable para un aspirante al título en una jornada 15 de campeonato. ¿Se imaginan lo que sería para el Real Madrid quedar fuera de Champions en junio? Mejor no pensarlo. Así que para evitarlo, hay que ganar. Ante un rival que ha encajado una media de tres goles en sus últimas 16 visitas al Bernabéu, sí. Pero hay que ganarle.

Todo apunta a que Zidane, que hizo una ‘zidanada’ con el canterano Manu Hernando (le llamó para completar el entrenamiento con el primer equipo, Solari no le convocó con el Castilla al haber sido informado de que sería convocado ante el Sevilla y luego Zizou también le dejó fuera de la lista del primer equipo), alineará a Vallejo y Nacho en el centro de la zaga, con Achraf a un costado y Marcelo, el único fijísimo, al otro. El problema para Zidane es que, salvo Nacho y Marcelo, no confía en ninguno más para completar la defensa. Achraf apenas cuenta, Vallejo no gusta demasiado y se rompe con facilidad, Theo es visto por su técnico más como interior que como defensa, Marcos Llorente no tiene lo que se dice una relación fluida con el entrenador… Así que cualquier combinación dejará a Zidane insatisfecho. A saber.

Lo que sí parece claro es que Zizou apostará por un doble pivote Modric-Kroos, con Lucas y Cristiano en los costados, Isco enganchado por el centro y Benzema de ariete. La posición del quíntuple Balón de Oro (que será homenajeado antes de comenzar el partido) en la izquierda garantiza que el portugués tendrá mayor incidencia en el juego y mayor capacidad goleadora que cuando le colocan de islote junto a Benzema. Por la dinamita que le imprima a sus nuevas y relucientes botas pasará buena parte del devenir liguero del Real Madrid a partir de ahora. San Crisitano de todos los goles…

Compartir
Yo vi jugar a Del Bosque, así que llevo unos cuantos años yendo al Bernabéu. Socio desde 1986, mis recuerdos van ligados al Madrid del Di Stéfano entrenador, el de los cinco subcampeonatos, que me forjó en madridismo ante los malos tiempos, y al de la Quinta del Buitre, la poesía y las pelotas hechas fútbol. Desde 1996 dando la barrila en esto del periodismo deportivo, aunque hace años que es mi hobbie y no mi profesión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here