Guerra total contra la reventa de cara a El Clásico

0
-publicidad-

Guerra total contra la reventa, bien sea la de la entrada tradicional o la de los socios que tratan de revender sus abonos para un partido. El Real Madrid, en coordinación con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, ha iniciado una ofensiva total para evitar en el Clásico del 23D escenas como las que sucedieron el año pasado en el Santiago Bernabéu, donde la reventa indiscriminada provocó que el coliseo blanco estuviera plagado de seguidores azulgrana. Esta vez no será así.

El equipo blanco, que hace apenas trece días puso en funcionamiento su nuevo Reglamento de Disciplina Social, ha asumido ya en ese texto unas durísimas sanciones para los socios y abonados que pongan en circulación sus boletos para el Clásico español. El artículo 10.8 tipifica como “infracción muy grave” la siguiente circunstancia: “propiciar la utilización indebida del carnet de Socio, de la tarjeta de abono y/o de las localidades facilitadas por el Club o a comerciar con alguna/s de la/s anteriores, cuando se realice a través de empresas, y/o a través de redes organizadas, y/o a través de medios de amplia difusión o de forma masiva. Se entiende por utilización indebida la cesión no gratuita, la subasta, venta, reventa no autorizada y/o intento de reventa”.

Las sanciones recogidas para los infractores van desde “la pérdida de la condición de socio por dos o tres años” a la “pérdida definitiva de la condición de socio”, sin perjuicio de las sanciones económicas pertinentes en caso de que las hubiera. El Real Madrid en coordinación con la Policía va a apretar las clavijas todo lo posible a la reventa para el 23D y se esperan que ya en las próximas horas tengan lugar las primeras actuaciones en este sentido.

Compartir
Yo vi jugar a Del Bosque, así que llevo unos cuantos años yendo al Bernabéu. Socio desde 1986, mis recuerdos van ligados al Madrid del Di Stéfano entrenador, el de los cinco subcampeonatos, que me forjó en madridismo ante los malos tiempos, y al de la Quinta del Buitre, la poesía y las pelotas hechas fútbol. Desde 1996 dando la barrila en esto del periodismo deportivo, aunque hace años que es mi hobbie y no mi profesión.