BRO 66 – 81 RMB: El Madrid gana sin problemas a un débil Brose

Los blancos consiguieron abrir distancias en el marcador desde el primer cuarto. El Bamberg, incapaz de plantar cara ante un eficaz Madrid. La defensa, clave en la victoria. Bien Tavares y Thompkins

0
-publicidad-

El Real Madrid venció con más facilidad de la esperada a un flojo Brose Bamberg por 66 a 81. Una gran primer cuarto (13-29) junto con la defensa clave para explicar la victoria. Gran actuación coral madridista que no tuvo que hacer jugar a Doncic muchos minutos para llevarse el triunfo en Alemania. Thompkins, Tavares y Causeur los mejores por los blancos.

Los blancos abren pronto brecha en el marcador. Tras un breve liderazgo alemán (3-2), el Madrid convierte rápidamente un parcial de 15-2 en apenas 4 minutos que dejan sin repuesta al Brose que se ve superado desde el primer cuarto. El Madrid con una agresiva defensa se ponía serio para llevarse el partido. De ese parcial de 15-2, 10 llevaron la firma de Thompkins. Staiger con dos triples intentaba recortar la desventaja, pero era insuficiente a todas luces. Hasta 4 minutos estuvieron los alemanes sin anotar en este cuarto. Con la segunda de Campazzo, entra en liza Doncic que empieza a hacer de las suyas nada más entrar en el campo. Con Doncic se alía el francés Causeur que se compenetra muy bien con el esloveno. Termina con una canasta de Causeur el cuarto y la ventaja blanca es clara con el 13-29. El 22 % en tiros de dos del Brose una losa muy difícil de superar.

En el segundo cuarto, Hackett (sobretodo en el triple) intenta lo imposible. La ventaja blanca no baja de 12 puntos en ningún momento del segundo cuarto. El internacional italiano anota 11 puntos en ese período pero se encuentra muy solo. Una antideportiva de Wright a Doncic tampoco ayuda a los intereses locales. Carroll es ahora junto con Doncic y Taylor los que suman para el Madrid (y no sólo en anotación) y el siempre impagable trabajo de Reyes en la zona. Los blancos gestionan francamente bien el partido y en ningún momento corre peligro. Al descanso, el Madrid vence 35-50, destacando Doncic con 7 puntos, 6 asistencias y 3 rebotes. Thompkins con 10 y 8 de Causeur también destacan. Por los locales, el mencionado Hackett con 11 puntos.

Tras el descanso, a destacar varios detalles para darse cuenta que el Madrid iba a por el partido. Tavares se convierte en un muro para el Brose. Intimida mucho además de rebotear. Se van cargando de faltas los alemanes con la 4ª falta de Rubit (desquiciado con Tavares) y la 3ª de Hackett. Los buenos minutos de Yusta tanto en defensa como en rebote. El acierto anotador de los tiros libres del Madrid (17/17), la superioridad reboteadora blanca y por último la gran defensa que le permite irse al término del cuarto 51 a 68 dando la sensación de que el partido ya está acabado. Una jugada como la de Hickmann fallando una bandeja prácticamente solo fiel reflejo de lo que estaba pasando en la cancha.

El Madrid supo gestionar sin problemas el último cuarto, sin peligrar en ningún momento la victoria. De hecho, desde el primer período, el Madrid controló todo el rato el partido. Con el partido ya decidido (63-77 minuto 37) los alemanes estaban totalmente desquiciados con la faltas técnicas de Hackett y el entrenador Trinchieri deseando que acabara el partido. Al final se ganó por 66 a 81 y poco a poco van recuperando sensaciones positivas, el juego va mejorando, la defensa es evidente que ha dado un paso de gigante y se va afianzando la posición del equipo en Euroliga. Gran imagen la mostrada en Alemania por el equipo blanco.

Compartir
Madridista desde pequeñito, solo podía ser seguidor del mejor equipo del mundo; bastantes desgracias tiene la vida como para llorar por el deporte y ser fan de un equipo perdedor. Como lo mío no era precisamente ganarme las habichuelas jugando al baloncesto, decidí que lo mejor era verlo desde el otro lado de la barrera, y qué mejor forma que narrar los éxitos del Real Madrid de baloncesto. Mis referentes ligados a este deporte, sin lugar a dudas, han sido la plata olímpica de los Ángeles 84, el colegio San Viator (de donde salieron gigantes como Juan Antonio Corbalán y Carlos Jiménez) y mis hermanos mayores. Después de varios trabajos y alguna estancia en Irlanda decidí sentar la cabeza y ahora presto el mejor servicio al ciudadano desde mi posición de funcionario de la Comunidad de Madrid. No cuajó la opción de ser coordinador de cheerleaders, pero os dejo una foto ellas para que veáis que al menos lo intenté...

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here