RMB 93 – 81 MAC: Campazzo y Tavares atan la cuarta plaza

Importante victoria del equipo de Laso, que aguantó en el primer tiempo el arreón inicial de Maccabi y consiguió llevar el partido al descanso muy igualado. La reacción desde el perímetro en el segundo tiempo, con dos parciales de 15-0 permitieron a los blancos asegurar la victoria.

0
-publicidad-

Importante y contundente victoria del Real Madrid ante Maccabi (93-81) en el primer partido de la segunda vuelta de la fase regular de la Euroliga. Los de Laso, impulsados por Campazzo en ataque y por Tavares en defensa y rebote, cuajaron un segundo tiempo fantástico que permite a los blancos encaramarse al cuarto puesto de la clasificación y volver a soñar por unos cruces asequibles que permitan la presencia blanca en la Final Four, más aún cuando los lesionados vuelvan todos a la acción.

Arrancó el encuentro enchufado el Maccabi, anotando prácticamente todo lo que tiraba desde la línea de tres. Puso rápidamente una diferencia de 4-11 el equipo israelí, apoyado sobre todo en Pierre Jackson con pleno acierto en sus tres primeros intentos desde el perímetro en los primeros minutos. Zoosman emuló al francés anotando dos triples consecutivos y Parakhouski se unió a la fiesta desde la pintura, cazando cinco rebotes, para poner una máxima diferencia de 15-26 con tiempo aún por disputarse en el primer cuarto. El arreón final del Real Madrid permitió cerrar la brecha hasta el 25-26 gracias a Caseur y Santi Yusta, ambos con siete tantos al final de los primeros diez minutos.

El segundo periodo comenzó con la primera ventaja del encuentro a favor del conjunto merengue. Thompkins y Tavares se sentaron cediendo el testigo a Taylor y Felipe Reyes. Volvió Rudy Fernández a pisar la pintura del Wizink entre una sonora ovación tras el gran partido de ACB ante el Baskonia y el público se lo agradeció. El conjunto de Laso entró en faena defensiva, ya con Doncic al mando, pausando el juego y frenando las acometidas de Maccabi. Este cuarto dejó la jugada del partido cuando Taylor taponó una penetración visitante, Felipe Reyes tiró de casta en el rebote y lideró un contragolpe que finalizó él mismo.

Maccabi perdió la efectividad desde el perímetro de los primeros minutos y comenzó a buscar a sus jugadores interiores, como Parakhouski, que finalizó el segundo periodo con 12 puntos. En el apartado ofensivo Pierre Jackson volvió a ser el referente, llegando al descanso con 14 tantos, mientras que en el Real Madrid la anotación quedó más repartida, destacando el ‘espartano’ Felipe con seis dígitos. El tanteo se mantuvo igualado hasta el descanso, con alternancia de uno y otro equipo, aunque un triple de Kane a falta de unos segundos para el final puso el 48-50.

El tercer cuarto fue de dominio blanco. Rompieron el choque desde el perímetro Thompkins y Campazzo, este último con dos triples consecutivos. Los blancos se marcharon en el marcador con un parcial de 15-0 gracias a la férrea defensa realizada por Thompkins y Taylor y la rapidez en el contragolpe de Carroll. Reduciría distancias Maccabi a duras penas, ya que apontó cuatro puntos en los primeros cinco minutos y anotando 10 tantos a falta de minuto y medio para el final del tercer cuarto. El tercer periodo se puede resumir en una de las últimas acciones del mismo: doble tapón de Tavares en la zona ante dos pívots macabeos que acabó con el caboverdiano al estilo Mutombo.

Comenzó el último cuarto anotando Maccabi, pero un parcial de 15-2 a favor de los blancos gracias a un nuevo triple de Campazzo y dos desde la esquina de Rudy pusieron la diferencia en 84-62. Ante tal diferencia, el equipo blanco abusó del tiro desde el perímetro, lo que aprovechó Maccabi para recortar distancias y ponerse 84-71. Tras un tiempo muerto de Pablo Laso el equipo templó el ánimo y comenzó a atacar el aro desde la pintura, lo que aprovechó Tavares para mejorar sus estadísticas hasta los 12 rebotes. El caboverdiano acabó con una valoración de 21. Felipe Reyes fue una vez más determinante en el rebote, logrando 5 a pesar de la presencia del bielorruso Parakhouski, quien sostuvo a Maccabi en defensa y cazó 8 rebotes. Jackson acabaría el encuentro con 29 puntos, máximo anotador absoluto del mismo y 32 de valoración, pero no obtuvo el respaldo de sus compañeros. Los últimos minutos fueron de baja tensión, lo que aprovechó Maccabi para maquillar las estadísticas y cerrar el choque 93-81.

El hombre clave: Campazzo

El argentino fue determinante en el arreón final para la victoria blanca gracias a una serie de triples y su buen hacer defensivo, pero lo cierto es que se cumplieron las palabras de Pablo Laso de la previa, en las que dijo que tan sólo jugando como equipo se podía ganar el choque. Así se cuajó finalmente la victoria, ya que no hubo un jugador que destacase en anotación sobre el resto, pues todos sumaron en su casillero para la victoria final. Felipe, el propio Campazzo, Doncic, Tavares y Thompkins lograron dobles dígitos, pero ninguno pasó de los 14 tantos. Por otro lado, el pívot caboverdiano destacó en el aspecto defensivo al registrar varios tapones memorables, aunque la aportación de Taylor y Felipe fue determinante en este aspecto.

 

Compartir
Profesor de Lengua española, Bachiller en Ciencias, Técnico de producción... ¿se puede ser más completo? ¡Pues claro, siendo Madridista! Soy un ferviente seguidor del club blanco y de su cantera. Creo firmemente en la coexistencia del periodismo deportivo y la objetividad, de la que hago mi seña de identidad siempre que puedo. Os invito a seguir conmigo semana a semana la actualidad del Castilla.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here