CEL 2 – 2 RM: Bale llama a la puerta del 9 pero no logra los tres puntos

0
-publicidad-

El Real Madrid no pudo pasar del empate ante un aguerrido Celta de Vigo que completó un gran segundo tiempo y estuvo cerca incluso de obtener la victoria. Wass adelantó al club gallego, y Bale remontó el resultado con dos goles, pero en los últimos minutos Maxi Gómez anotó el gol del empate. La buena noticia es que el Madrid puede haber encontrado a su nueve, la mala que la Liga está aún más perdida de lo que la estaba ya.

Parece que lo del Real Madrid no tiene solución a nivel de control del partido, a pesar de que durante los primeros salieron los blancos -hoy visitantes- con ganas de hacer gol, al final con el transcurso de los minutos fue el Celta quién fue ganando protagonismo e incluso dio un importante susto con un disparo a bocajarro de Iago Aspas al poste izquierdo de la portería madridista. Casemiro con un potentisimo disparo quiso hacer ver a su equipo cuál era el camino, pero el Real Madrid cada vez se encontraba más incómodo, y en un contragolpe bien ejecutado Wass abrió la lata tras superar por encima a Keylor Navas, con mucha calidad.

Pero hoy los focos apuntaban a un hombre, un jugador que está llamado a ser el 9 titular vista la reciente inoperancia de Karim Benzemá, y la poca confianza en Borja Mayoral de su técnico. Ese madridista era Gareth Bale que recibió un pase de Kroos al espacio y con un toque sutil batió a Rubén Blanco igualando la contienda. Y cuando el equipo aún estaba celebrando el gol, Bale volvió a resurgir de la nada, y con otro toque sutil volvió a batir a Rubén tras un gran centro bajo de Isco. Con ese resultado se fue al descanso.

El Real Madrid salió un poco más conservador en el segundo acto, manteniendo un orden claro atrás con un Nacho apagando varios fuegos, entre ellos los que encendían Varane y Casemiro, y presionando los jugadores de arriba la salida de balón del Celta con una premisa: robar y explotar la velocidad de los delanteros.

Pero el devenir del segundo tiempo fue distinto  con el paso de los minutos, y los gallegos comenzaron a ganar protagonismo y a buscar la portería de Keylor, que realizó dos buenas intervenciones, y después, cometió un claro penalti sobre Aspas mientras le regataba (de los que antes llevaban expulsión consigo). La pillería de Keylor le salió bien y detuvo el lanzamiento desde los once metros. Pero al final, la cosa se complicó más de lo debido, y en un centro desde banda derecha, Maxi Gómez remató totalmente solo y puso el empate.

El Real Madrid buscó el gol a la desesperada y estuvo muy cerca de conseguirlo, pero Rubén Blanco hizo una parada maravillosa a Lucas Vázquez.

Compartir
De profesión abogado, sin nada que ver con el periodismo deportivo más allá del ejemplo y las enseñanzas de mi abuelo. Sin embargo, mi devoción por el fútbol base, y mi pasión por el Real Madrid me han traído hasta aquí para informar sobre La Fábrica y ayudar a conocer a los jugadores que la componen, uno de los mayores activos de este gran equipo. De momento con cuatro temporadas completadas a mis espaldas. Toca ir a por la quinta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here