KHI 78 – 95 RMB: Tavares puede con Shved

El caboverdiano muestra su enorme peso específico en este nuevo Real Madrid y lidera a los de Laso en su asalto al Khimki. Gran partido de Causeur (19 de valoración) y Rudy (16 puntos)

0
-publicidad-

El Madrid continúa a dos partidos del liderato en Euroliga, asentado cómodamente en los puestos cabeceros, tras derrotar en un partido sentenciado en los veinte primeros minutos al Khimki. La exhibición de Tavares, cada vez más acoplado a los sistemas de Laso y más importante en las dos zonas, catapultó al Madrid. El buen partido de Causeur (19 de valoración) y Rudy (16 puntos) ayudó a que los blancos se impusieran 78-95 a un equipo que sólo fue Shved tirándose hasta las zapatillas aunque en el último cuarto le relevó Honeycutt.

Tavares cuajó un primer cuarto sensacional. 14 de valoración con 7 puntos, 3 rebotes, 2 asistencias y un robo. A la grupa del caboverdiano, el equipo de Laso dominó sin problemas el primer parcial, con Campazzo a veces demasiado atolondrado, pero autor de 5 puntos y 3 asistencias, y con Thompkins haciendo muchísimo daño a la defensa de los de Bartzokas. Por los rusos sólo Shved, tirándose hasta las zapatillas muy bien defendido por Yusta, pero 7 puntos. El Khimkhi llegó al final del cuarto con un horripilante 3/9 en tiros de tres, y nueve puntos abajo: 17-26.

3:15 le costó al Madrid, con la segunda unidad y Doncic en cancha, anotar en el segundo cuarto tras un 5-0 local de salida. Fue un triple de Carroll, pero el Khimki seguía muy desacertado, sin anotar, enormemente temeroso en ataque y permitiendo el rebote ofensivo blanco. Con un triple y una canasta de Taylor, los cuatro primeros puntos de Doncic y cuatro tiros libres consecutivos de Reyes, los de Laso abrieron tierra de por medio (+21, 22-43, parcial 0-16) hasta que Zubkov anotó cuatro minutos después y frenó la sangría de los de Bartzokas. Sólo Gill daba el nivel en los moscovitas y eso es darle mucha ventaja a los de Laso, que manejaron la ventaja a su antojo: 31-51 al descanso. Doncic, con ocho puntos, dos rebotes, dos robos y una asistencia, se ponía en +12 de valoración , mientras que los seis rebotes de Felipe Reyes en el cuarto fueron fundamentales para asentar la escapada del Madrid en el marcador. Los de Laso sólo concedieron un rebote ofensivo a su rival en 20 minutos.

Con el partido roto y Laso dispuesto a distribuír esfuerzos, el tercer cuarto arrancó infumable y sin apenas anotación: 8-5 pasado el ecuador del acto, con todo en manos de un Shved que se dedicó a lanzar melones cada vez que tenía ocasión. Pero Tavares seguía a lo suyo, y cuando el ruso logró enchufar dos triples seguidos, el caboverdiano lideró la reacción blanca para volver a poner a los de Laso 20 arriba y él se disparaba hasta los 22 de valoración. 49-67 al final del cuarto, con menos de 12 minutos disputados por Doncic, la joya de la corona. Shved, 21 puntos, llevaba ¡19! lanzamientos al término del parcial. La cosa, con todo decidido, siguió por los mismos derroteros: el Khimki era Shved y el Madrid dosificaba esfuerzos y anotación, con Rudy desatado desde la línea de tres, 5/6 desde el 6,75, y contrarrestado por Honeycutt, 4/5 en triples en este cuarto. El festival ofensivo, con los dos equipos defendiendo con la mirada, llevó el partido al 78-95 final.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here