LEG 0 – 1 RMA: Asensio maquilla el problema

Flojo partido del Real Madrid en Butarque con un once plagado nuevamente de suplentes que casi no tuvieron presencia ofensiva. El palo y Kiko Casilla salvaron al Madrid de un resultado negativo.

0
-publicidad-

Zidane volvió a dar la enésima oportunidad a los suplentes de demostrar que tienen un hueco en la plantilla del Real Madrid. Sin embargo, la ‘unidad b’ volvió a demostrar que está muy lejos del nivel exhibido por aquellos que ocupaban su plaza la temporada pasada. Marcos Llorente volvió a dejar evidencias de que, o bien está muy verde para jugar en el Madrid o bien necesita recuperar la confianza y sentirse importante como en el Alavés. Llamativo resulta el hecho de que Zidane le retirase a pocos minutos para el final; quizás, un toque de atención. Algo parecido sucede con Theo, a quien se le presupone un gran nivel y tiene margen de mejora, pero lo cierto es que el menor de la saga Hernández parece sucumbir ante la presión, quizás por las pocas oportunidades de las que goza.

Sea como fuere, lo cierto es que el Madrid gobernó la posesión durante buena parte de la primera mitad pero las ocasiones no llegaban. Tuvo que llegar el error de Diego Rico y el robo de Kovacic en la frontal para que los blancos tuviesen la primera ocasión de gol, que no tiro a puerta. El croata marró una oportunidad clarísima, con Mayoral habilitado para anotar solo. El descanso llegó como agua de mayo en un encuentro paupérrimo de ambos conjuntos, con los pepineros cerrados atrás intentando aguantar el resultado y los blancos con una posesión estéril, incapaz de abrir brecha en la zaga rival y con muy poca vocación ofensiva. La primera parte dejó una mala noticia, la lesión de Vallejo, tras sufrir un pinchazo en el muslo de su pierna derecha. Su lugar lo ocupó Nacho en el día en que el canterano cumplía 28 años.

El ‘Lega’ pudo dar la sorpresa

Saltó el Leganés en el segundo tiempo con mayor convicción de acercarse a los dominios de Kiko Casilla. El cuadro pepinero gozó de varias ocasiones claras ante el inoperante equipo merengue. Butarque rugía y se crecía, espoleada por las, a su juicio, polémicas decisiones arbitrales. Lo cierto es que el árbitro no estuvo acertado y perjudicó a ambos bandos, ya que perdonó a los locales una clarísima falta de Bustinza sobre Mayoral, al que empujó al borde de la frontal. El partido se convirtió en un correcalles cuando alcanzaba la hora de juego, llegando las ocasiones más claras. Primero fue Naranjo con un disparo raso el que a punto estuvo de batir a Casilla, pero el portero blanco estuvo rápido de reflejos, salvando la ocasión. Nuevamente, pudo adelantarse el ‘Lega’ en un centro colgado desde la banda que cabeceó Marcos Llorente para despejar pero que se estrelló en el larguero de Casilla, para alivio de ‘Zizou’ y el canterano.

Al técnico francés no le gustó lo que veía sobre el terreno de juego y decidió mover el banquillo, sacando a Ceballos y dando entrada a Modric. El croata mejoró al ex bético, pero lo cierto es que sigue sin mostrar el nivel al que nos tiene acostumbrados. Pocos minutos después hizo acto de presencia la magia encarnada, Isco Alarcón, quien sustituyó al desacertado Marcos Llorente. Llegaron entonces los mejores minutos del Real Madrid a pesar de que atacaba a medio gas, temeroso de que el Leganés repitiese la gesta del Villarreal y sorprendiese con un contragolpe de Amrabat o El Zhar. A pesar de ello las ocasiones no llegaban y el marcador apuntaba cada vez más al empate. Hizo falta esperar casi al final y una acción individual para que los merengues hiciesen trizas las esperanzas pepineras. Theo puso el centro desde la izquierda y Asensio empaló el cuero en el primer palo para anotar el definitivo 0-1 que inclina la eliminatoria a favor del Madrid. Un espejismo de resultado que echa un manto de alivio sobre el pobre juego de los merengues. El conjunto de Garitano deberá intentar la épica en el Bernabéu y arriesgar si quiere tener opciones reales de pasar.

Ficha técnica

 

Compartir
Profesor de Lengua española, Bachiller en Ciencias, Técnico de producción... ¿se puede ser más completo? ¡Pues claro, siendo Madridista! Soy un ferviente seguidor del club blanco y de su cantera. Creo firmemente en la coexistencia del periodismo deportivo y la objetividad, de la que hago mi seña de identidad siempre que puedo. Os invito a seguir conmigo semana a semana la actualidad del Castilla.