La Premier pone a Tebas en la picota y el Madrid se relame

La Premier ha visto reducidos sus ingresos audiovisuales en casi un 14% tras la última subasta mientras LaLiga asegura que seguirán subiendo. El Madrid y Tebas viven en permantente guerra

1
-publicidad-

Era un secreto a voces, aunque 16 de los 20 clubes de Primera División y 21 de los 22 de Segunda se hicieron los despistados, sumisos ante el poder y el clientelismo. La venta de los derechos de televisión de la Premier League para el periodo 2019-2022 ha sido a la baja. Las audiencias descienden, aunque siguen siendo las más altas, en la Liga más importante del planeta en cuanto a aspectos comerciales. Los ingresos se resentirán: 600 millones de libras menos durante tres años por los cinco paquetes ya adjudicados respecto a lo que esos mismos costaron para el periodo 2015-2018. Casi un 14% de descenso en los ingresos. Sí, es cierto que siguen siendo vendidos por cantidades indecentes, 4.464 millones de libras por tres temporadas, pero hay un descenso y es de casi el 14%. Hacerse el loco es de una necedad intolerable para cualquier entidad que intente ofrecer la imagen de ser seria.

Indignante subida de sueldo

Tebas sigue erre que erre: la subasta de los derechos de televisión de LaLiga para el periodo 2019-2022, prevista para esta primavera, hará que se ingrese más en concepto de derechos audiovisuales. En un mercado en plena recesión, porque no sólo es la Premier sino que todos los indicadores mundiales señalan que el consumo de deporte televisado en directo está en descenso, habrá que ver cómo Tebas ajusta las piezas. La primera que se ha ajustado, claro, ha sido su salario, que el pan es el pan. El que al llegar se bajó el sueldo a 348.000 euros anuales porque su antecesor, Astiazarán, “cobraba demasiado” (398.000 del ala), ha visto cómo esta semana le han colocado 1,2 millones de euros (pluses aparte) de nómina. Sólo Real Madrid, Athletic, Real Sociedad, Celta y Oviedo no pasaron por el aro de aprobar la indignante y cochambrosa subida de sueldo del eternamente enfadado Tebas.

Por si acaso, Tebas y sus compañeros de travesía de MediaPro tienen ya preparada su escapada a la Serie A, no sea que la cosa no salga como esperaban. Los derechos de Televisión de LaLiga iban a ser vendidos “en el primer trimestre de 2018 y con una importante mejora”, según anunciaban a bombo y platillo los acólitos de Tebas, y empieza a escucharse el runrún de que lo mismo la cosa no estaría ni para mayo o junio, sino para el verano ante el anuncio oficial de la falta de interés de las grandes operadoras, Movistar y Vodafone fundamentalmente, en pagar los precios que se pagaban antaño por el fútbol. La entrada en escena de nuevos actores como Facebook o Amazon no es una opción de momento, como se ha demostrado en a Premier: los cinco paquetes subastados han ido a Sky y BT y no a empresas de Internet.

El Madrid, a la gresca

Mientras, el Real Madrid sigue a la gresca con Tebas, en quien no han confiando ni confiarán. Si en la pasada venta centralizada de derechos audiovisuales la trifulca entre ambas partes fue mayúscula, con Florentino Pérez personalmente teniéndoselas tiesas ante la pinza Tebas-MediaPro, esta vez no va a ser menos. José Ángel Sánchez, CEO del club, y su equipo, comandado por Begoña Sanz, tienen una idea radicalmente distinta de explotación de derechos audiovisuales de la que tiene Tebas, y se sienten ultrajados por no permitirles siquiera ser dueños de una pequeñísima parte de su paquete para que el Real Madrid lo explote como considere oportuno. La gresca no ha hecho sino comenzar. Si la bronca con Villar y la RFEF es importante, ésta no lo es menos: Tebas lastra la economía del Madrid y su presencia es francamente molesta para el desarrollo empresarial del club.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here