IBE 59 – 77 RMB: Una gran defensa clasifica al Madrid para la Final

Después de un mal comienzo, los blancos supieron ponerse el mono de trabajo y desde la defensa con un gran Doncic, Rudy, Thompkins y Carroll como escuderos de lujo dieron la vuelta al partido

0
-publicidad-

El Real Madrid venció (59-77) a un Iberostar Tenerife que solo opuso resistencia en la primera parte y se clasificó para la final de la Copa del Rey. Tras un flojo primer cuarto, la defensa llevó al Madrid a la final en un partido no muy brillante. El Tenerife solo anoto 21 puntos en la segunda parte. Otro partidazo de Doncic secundado por escuderos de lujo como Rudy, Thompkins y Carroll consiguen la quinta final consecutiva para el Madrid. Los mejores por el Tenerife fueron Vázquez y Tobey.

Los blancos entraron en el partido muy dormidos. Ante un motivadísimo Ibertostar Tenerife, los madridistas salieron empanados. Después de un triple de Causeur que deja el marcador en 6-7 en los primeros instantes, un gran actuación colectiva, comenzando con una gran defensa, establece una ventaja por momentos. Comandados por San Miguel (5 puntos, 2 rebotes y 3 asistencias) y con un gran Tobey (8 puntos y 4 rebotes en el primer cuarto) juegan de manera espectacular. La circulación del balón es francamente buena, aprovecha los espacios y desajustes que crea en la defensa blanca. El tiro exterior tinerfeño es bajo pero muchas de sus canastas son en contraataque o de un jugador anotando solo. Un detalle para ver qué mal estaba el Real Madrid es el porcentaje del triple. Con un 1/11 no hay mucho que añadir. Como decía Doncic al descanso, el Madrid salió con poca energía. Desde ese 6-7, el Iberostar convierte un parcial de 13-4 hasta el final del cuarto. Muy floja la defensa del Madrid dejando anotar fácilmente al Iberostar.

Con la entrada de Rudy, Doncic y Carroll el Madrid coge un nuevo ritmo aunque le costó un poco de tiempo. Y le costó porque la entrada de Vázquez (10 puntos y 3 rebotes en el segundo período) fue fundamental para el Iberostar. Rudy en el triple, Doncic en la defensa y Carroll con 7 puntos consecutivos al final del cuarto le dieron la vuelta al partido. Con un Campazzo desacertado, los anteriormente citados impulsaron al Madrid y en el último minuto remontaron el partido (36-37) tras una canasta del esloveno. Descontando a Vázquez, el resto del Ibertostar dio un bajón evidente del que se aprovechó el Madrid apretando en defensa, utilizando el contraataque y aunque no era un gran porcentaje, mejoró en el triple (5/18) al descanso. Se fueron al vestuario los dos equipos ganando el Iberostar por la mínima 38-37. Los mejores por el Tenerife eran Vázquez, Tobey, San Miguel y Abromaitis aunque éste último destacaba con un trabajo más oscuro. Carroll, Doncic y Tavares sobresalían por los madridistas. El Iberostar llevaba 1/12 en triples al descanso. Otra losa para los tinerfeños. En cambio llevaban un 68 % de dos al descanso.

Tras el descanso, el partido entra en una crisis ofensiva brutal. El Madrid anota con libres pero el Iberostar está varios minutos sin anotar hasta que aparece Vázquez que con 6 puntos mantiene a su equipo en el partido. A los dos equipos les cuesta anotar una barbaridad. Los porcentajes en triples siguen bajando, si ya eran de por sí malos. Con el 46-50 en el minuto 27, el partido había bajado mucho en cuanto al atractivo. Sin necesidad de conseguir muchas asistencias el Madrid sacó petróleo con una agresiva y fundamental defensa. En el último minuto final, el Madrid consigue la máxima ventaja del partido y era solo de 5 puntos (49-54). Dos robos de Rudy dejan finalmente otra nueva ventaja a los blancos (49-56). No estaba siendo la mejor versión del Madrid pero viendo el devenir del partido eran muy buenas noticias. El Iberostar había pegado un bajón y si no llega a ser por Vázquez perdería por mucho más.

Y entrando los últimos minutos parece que al Tenerife se le acababan las pilas. En 2 minutos el Madrid convierte un parcial de 8-0 (14-0 desde el tercer cuarto) que deja en shock al Iberostar con un Rudy muy activo y Thompkins rehaciéndose de una mala primera parte. Con el 49-64, Katsikaris para el partido. Un 4-0 del Tenerife hace que Laso pida otro tiempo en apenas 60 segundos para impedir una remontada. Un espejismo. Doncic coge los galones y se encarga de cerrar el partido con penetraciones, asistencias, triples después de fintas, los blancos van ampliando la máxima ventaja (57-75 minuto 38). Al final del partido 59-77 y el domingo a por otro título en juego.

Compartir
Madridista desde pequeñito, solo podía ser seguidor del mejor equipo del mundo; bastantes desgracias tiene la vida como para llorar por el deporte y ser fan de un equipo perdedor. Como lo mío no era precisamente ganarme las habichuelas jugando al baloncesto, decidí que lo mejor era verlo desde el otro lado de la barrera, y qué mejor forma que narrar los éxitos del Real Madrid de baloncesto. Mis referentes ligados a este deporte, sin lugar a dudas, han sido la plata olímpica de los Ángeles 84, el colegio San Viator (de donde salieron gigantes como Juan Antonio Corbalán y Carlos Jiménez) y mis hermanos mayores. Después de varios trabajos y alguna estancia en Irlanda decidí sentar la cabeza y ahora presto el mejor servicio al ciudadano desde mi posición de funcionario de la Comunidad de Madrid. No cuajó la opción de ser coordinador de cheerleaders, pero os dejo una foto ellas para que veáis que al menos lo intenté...

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here