FCB 94 – 72 RMB: Durísima derrota de un Madrid desconocido

Un Madrid desconocido salió humillado de Barcelona. El Madrid se "borró" apenas comenzado el segundo cuarto y el Barcelona se vengó de la última derrota cosechada en Euroliga

0
-publicidad-

El Madrid cosechó una dolorosa derrota ante el Barcelona por 94 a 72. El Barcelona fue mejor, anotó con más fluidez y regularidad y defendió aún mucho mejor con Heurtel liderando a los suyos. Los blancos solo aguantaron doce minutos y después fueron barridos de la pista. Malísimo porcentaje triplista por parte del Madrid con un 2/20 y Laso superado desde la banda por Pesic. Una imagen francamente mejorable. A olvidar este partido lo antes posible para cambiar el chip: este Madrid fue un perfecto desconocido.

Los blancos salieron al campo totalmente desconocidos. El Barcelona a través de una defensa individual fuerte, con especial atención la que diseñó Pesic que incidía en una mayor presión de Koponen sobre Carroll creaba muchos problemas al Madrid que perdía varios balones durante el primer cuarto. Le costaba coger el ritmo del partido. Como decía Laso en un tiempo, prácticamente se regalan 10 puntos a los culés (19-6 minuto minuto 5) con Heurtel y Tomic como protagonistas. El Madrid nada cómodo en pista. Para colmo, Ayón comete 2 faltas en 30 segundos. La entrada de Randle junto con Rudy y Causeur le da aire al Madrid. Con el norteamericano en pista, se empieza a mover mejor el balón y hay fluidez en el ataque. Se recorta un poco la distancia y además el Barcelona se estaca claramente estando sin anotar 4 minutos. Se ve un detalle poco habitual. Durante el primer cuarto, los dos equipos fallan 8 tiros libres. Con el 21-14 se van los dos equipos al finalizar el primer cuarto.

Desde el 19-6, el Madrid logra un parcial de 16-4, que le hace ir perdiendo por la mínima (23-22) con Ayón y Felipe haciendo una buena labor en la zona. Los blancos están en el partido pero no logran remontar. Desde el 30-27 hasta el final del cuarto, los culés reaccionan con otro gran parcial de 15-2 que dejan noqueado al Madrid. Buen trabajo local tanto fuera (Ribas y Koponen con 3 triples) como dentro (Tomic y Oriola sobretodo) ponen la máxima en el marcador cuando se llega al descanso (45-29). Los mejores al descanso por los locales son Heurtel con 9 puntos, 4 asistencias y 3 rebotes y Tomic 8 puntos y 4 rebotes. También Koponen llevaba 8 puntos y 3 rebotes. Por el Madrid, Randolph con 8 de valoración (6 rebotes) y Rudy con 4 puntos y 3 rebotes. Mucho por mejorar si se quiere voltear la situación. Lo mejor que le podía pasar al Madrid era el descanso. 1/10 en triples llevaban los blancos. 56 a 25 de valoración dominaba el Barcelona. Muy errático Campazzo y el Madrid le necesitaba. Solo habían mostrado unos minutos su calidad y después se habían visto superados por la mejor defensa local. Muy floja primera mitad blanca.

De vuelta al partido, el Madrid empeora todavía más. El Barcelona consigue la máxima ventaja en apenas 3 minutos y medio con el 54-29. El parcial se va ampliando 24-2 y los blancos impotentes para cambiar la tendencia del partido. El Madrid horroroso en ese principio del tercer cuarto. 0/5 en tiros de campo llevando su tiro de tres a un malísimo 1/14. La defensa sobre Claver crea muchos desajustes a los que Laso no encuentra respuesta. El Madrid empieza a anotar pero solo desde el libre y al final solo es capaz de anotar 1/10 en tiros de campo en ese cuarto. El acierto triplista del Barcelona, unido a una gran defensa local, un Madrid negado en ataque y sin ideas provocan que ese luminoso señale el 72-46 al final de los treinta minutos. El Madrid borrado de la pista y partido finalizado.

En el último período, poco que contar, la ventaja fue ampliándose según pasaban los minutos y los blancos deseando acabar cuanto antes el partido. Un último cuarto que se le hizo muy largo. Oriola y Heurtel siguieron masacrando al Madrid y el resultado final da buena muestra de ello con el 94 a 72.

Compartir
Madridista desde pequeñito, solo podía ser seguidor del mejor equipo del mundo; bastantes desgracias tiene la vida como para llorar por el deporte y ser fan de un equipo perdedor. Como lo mío no era precisamente ganarme las habichuelas jugando al baloncesto, decidí que lo mejor era verlo desde el otro lado de la barrera, y qué mejor forma que narrar los éxitos del Real Madrid de baloncesto. Mis referentes ligados a este deporte, sin lugar a dudas, han sido la plata olímpica de los Ángeles 84, el colegio San Viator (de donde salieron gigantes como Juan Antonio Corbalán y Carlos Jiménez) y mis hermanos mayores. Después de varios trabajos y alguna estancia en Irlanda decidí sentar la cabeza y ahora presto el mejor servicio al ciudadano desde mi posición de funcionario de la Comunidad de Madrid. No cuajó la opción de ser coordinador de cheerleaders, pero os dejo una foto ellas para que veáis que al menos lo intenté...

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here