VAL 96 – 88 RMB: Clasificación agridulce a los playoffs

Los locales realizaron uno de los mejores partidos de la temporada ante un Madrid no muy metido, pero ya clasificado matemáticamente para playoffs. La defensa taronja y su acierto de tres, clave

0
-publicidad-

El Madrid cayó en Valencia (96-88) en uno de los mejores partidos de la temporada por parte de los levantinos. Un gran acierto triplista, apoyado por una buena defensa, fue determinante para llevarse el triunfo. El Maccabi había perdido ante el Fenerbahçe y los de Laso lograron sin tener que jugar su pase a los playoffs, pero la victoria era perentoria para asegurar el factor cancha en ese playoff y no se logró: el jueves, ante Zalgiris, ese cuarto puesto en la clasificación estará en juego. En cuanto al partido, hasta siete jugadores del Valencia acabaron en dobles dígitos de valoración, liderados por un gran Dublejvic. Por el Madrid, baldío esfuerzo de Campazzo y Taylor, con Thompkins y Causeur como buenos secundarios. Los demás, casi desaparecidos.

El Valencia quiso empezar el partido dando una gran imagen ante su público a pesar de sus nulas opciones para estar entre los ocho mejores. Con Dubljevic comandado a los naranjas, solo Carroll por los blancos daba la réplica. Con siete puntos del montenegrino en muy pocos minutos se iban pronto en el marcador (14-7) después de un empate a 7. Sin embargo, otro idéntico parcial del Madrid ponía de nuevo las tablas tras canasta de Randolph. A partir de ahí, el triple fue un arma fundamental para ir liderando el partido a pesar de un brevísimo liderazgo en el marcador de los visitantes (19-21 minuto 9). Con tres triples (dos de ellos de Rafa Martínez) termina un cuarto bastante igualado.

En los primeros minutos del período, el Madrid encaja un parcial de 9-3 que obliga a Laso a pedir tiempo muerto apenas empezado el cuarto (31-24 minuto 13). Con Van Rossom sintiéndose plenamente recuperado de su lesión organizando el juego valencianista, el Madrid se encontraba desorientado ante el mayor empuje local. A ratos parecía un concurso de triples, cuando se consiguieron cuatro triples consecutivos entre ambos equipos. Campazzo empezaba a trabajar emulando a Van Rossom. Con el 42-32 parecía que el Madrid iba a sufrir muchísimo para llevarse la victoria. A pesar del trabajo en zona de Dublejvic, los blancos reaccionan bien con Felipe en la pintura y un parcial de 8-4 que si bien es insuficiente se evita que los locales rompan el partido. Al descanso 46-40 y mucho por mejorar. A pesar de la superioridad en asistencias del Madrid, el Valencia 8/16 en triples que marcan la diferencia en el marcador. Los más destacados por los locales Dubljevic 11 puntos y 4 rebotes, Van Rossom 7 puntos y 3 asistencias y Pleiss 7 puntos y 2 rebotes. Por el Madrid, Campazzo 7 puntos, 6 asistencias y 2 rebotes. Carroll 9 puntos y Taylor 8 puntos y 2 rebotes.

Tras la reanudación, los dos equipos ofrecieron un gran espectáculo durante el tercer cuarto. A pesar de que la iniciativa del partido fue siempre del Valencia, el Madrid respondió por parte de la conexión Campazzo-Taylor. Primero un parcial de 7-0 ponen la máxima de los locales en el luminoso con Van Rossom y Dubljevic nuevamente martilleando el aro rival (53-40 minuto 22). Después unas protestas de Laso tras haberle pitado una falta a Tavares supuso una tímida reacción blanca después de una técnica a Van Rossom. La ventaja local nunca bajó de los 7 puntos en este cuarto. Lo peor fue el despertar de Erick Green con 7 puntos cuando al descanso llevaba 0. A pesar de la superioridad en el rebote del Madrid en este cuarto (11 por 4) no se trasladaba en nada en cuanto al marcador. Taylor con 9 puntos y Campazzo en la dirección lo intentaban pero era insuficiente. 2 triples consecutivos de Vives deja el marcador en 70-60 al finalizar el cuarto.

Un parcial de 5-0 ilusiona a los blancos con Campazzo y Causeur como protagonistas. El Valencia reacciona con otro 5-0 que vuelve a dejar los 10 puntos de diferencia. Un triple más falta adicional (desaprovechada por Rudy) vuelve a dar alas al Madrid (78-72 minuto 35) o más aún con un triple de Thompkins que también arrimaba el hombro (80-75 minuto 37). Pero surgen problemas para el Madrid con una torcedura de tobillo de Ayón. Tavares desaprovecha también una antideportiva pitada a Sastre. Sin embargo, el Madrid fue incapaz de darle la vuelta a la situación y el Valencia fue mejor. Así de simple. Al final victoria de los locales que dominaron el encuentro prácticamente durante todo el partido. Dato preocupante del Madrid (9/17 en tiros libres). Nuevamente toca ponerse las pilas, el mono de faena y ganar al Zalgiris en la jornada del jueves: atar el factor cancha en los playoffs en primordial.

Compartir
Madridista desde pequeñito, solo podía ser seguidor del mejor equipo del mundo; bastantes desgracias tiene la vida como para llorar por el deporte y ser fan de un equipo perdedor. Como lo mío no era precisamente ganarme las habichuelas jugando al baloncesto, decidí que lo mejor era verlo desde el otro lado de la barrera, y qué mejor forma que narrar los éxitos del Real Madrid de baloncesto. Mis referentes ligados a este deporte, sin lugar a dudas, han sido la plata olímpica de los Ángeles 84, el colegio San Viator (de donde salieron gigantes como Juan Antonio Corbalán y Carlos Jiménez) y mis hermanos mayores. Después de varios trabajos y alguna estancia en Irlanda decidí sentar la cabeza y ahora presto el mejor servicio al ciudadano desde mi posición de funcionario de la Comunidad de Madrid. No cuajó la opción de ser coordinador de cheerleaders, pero os dejo una foto ellas para que veáis que al menos lo intenté...

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here