RAY 3 – 3 JUV A: Adiós a la liga en un partido épico

Vertiginoso encuentro el disputado en la Ciudad Deportiva del Rayo Vallecano. Sergio Moreno adelantó pronto a los locales, pero Gelabert y Calderón, con sendos golazos, decantaron la victoria del lado merengue. Otro Martín, Pascual, puso el empate tras el descanso aunque Isma se encargó de dar nuevamente ventaja a los blancos. Gómez, en el tiempo de descuento, puso el definitivo empate que dio al traste con las aspiraciones del Juvenil blanco.

0
-publicidad-

El encuentro empezó con ambos conjuntos presionando muy arriba la salida del cuero rival, si bien es cierto que el Rayo Vallecano arrancó con una marcha más, lo que aprovecharía el ariete Sergio Moreno. El contragolpe se convirtió en la principal arma ofensiva de un Rayo con defensa de tres, obteniendo réditos muy pronto; Sergio cazó un despeje franjirrojo para perforar la meta de Altube con una volea desde fuera del área merengue. Maravilloso.

El encuentro prometía ser un gran espectáculo y ambos conjuntos cumplieron. El Juvenil A de Guti, lejos de bajar los brazos se lanzó al ataque en pos del empate, que lograría gracias a una jugada de calidad de Gelabert cerca de la media hora de partido. El mediapunta controló dentro del área con un toque sutil y con la misma pierna, empalmó un duro disparo desde la frontal según caía el cuero. Imparable para el portero Dani Merino. Minutos más tarde llegaría la remontada del filial blanco, gracias a una preciosa pared entre Gelabert y Martín Calderón que finalizó el ‘6’, ejecutando al meta con un duro disparo.

El encuentro se invirtió en ese instante, pues el Real Madrid se situaba segundo en la clasificación y dejaba tercero al Rayo, además de mantener sus opciones de ganar la liga de cara a la última jornada. El conjunto local fue poco a poco asfixiando a los blancos en su campo, llegando dos ocasiones clarísimas al filo del descanso. Sin embargo, Altube salvó una doble ocasión del Rayo rechazando primero un remate a bocajarro de Sergio tras un centro y el posterior rechace de Rubio. Ya en la prolongación del primer tiempo Altube salvó nuevamente un disparo cruzado del extremo Rubio, evitando el empate nuevamente.

El segundo tiempo comenzó con un ‘tempo’ más lento, pues el Juvenil de Guti trataba de matar el partido adormeciéndolo. El Rayo pasó a jugar con una defensa de tres y Ángel Dongil movió el banquillo, dando entrada a Gómez. Al poco de la reanudación el Rayo ponía nuevamente las tablas gracias a un saque de esquina que cabeceó el central Martín Pascual, haciendo justicia con el dominio del esférico y de las ocasiones que estaba ejecutando hasta el momento.

Altube se erige salvador

El meta realizó una segunda parte magnífica, lo que permitió al filial blanco seguir soñando con la victoria. Hasta cuatro ocasiones clarísimas salvó el meta blanco en el segundo tiempo. La primera fue vital, ya que salvó un remate al segundo palo de Sergio Moreno y en el contragolpe, un pase de Gelabert deja solo a Isma para anotar el 2-3, lo que ponía nuevamente por delante al Juvenil blanco. Instantes después, el portero vallisoletano volvió a salvar el 3-3 con un remate a bocajarro de cabeza del delantero Sergio.

El choque daría un giro inesperado con la lesión del delantero Isma, quien había entrado al terreno tan sólo veinte minutos antes. El potente ariete blanco se lesionó cuando se marchaba en velocidad frente al portero para cerrar el partido en una ocasión clarísima tras regatear a dos defensores. Sin cambios por hacer, al conjunto de Guti no le quedó otra que aguantar el chaparrón con uno menos durante los últimos diez minutos de partido. No pararon de llegar las ocasiones del conjunto franjirrojo, el cual veía cómo una y otra vez, Altube se erigía como el héroe blanco. Con el tiempo reglamentario cumplido tuvo la ocasión para el empate el conjunto franjirrojo, pero Alberto Bernardo cruzó en exceso inexplicablemente el pase de la muerte que le llegó desde la izquierda.

Rozada la heroica, llegó la tragedia

Parecía que el choque se decantaría del lado blanco, pero el colegiado determinó agregar siete minutos sobre el tiempo de juego, lo que sumado a la inferioridad numérica blanca acabó por acabar en tragedia, ya que a los cinco minutos de descuento, Chust se tragaba una falta colgada al área; Gómez, llegando desde atrás, apareció para rematar cruzado y poner el definitivo tres a tres en el marcador que no valía ni a rayistas ni merengues. El Juvenil A del Real Madrid se queda fuera de la Copa de Campeones, ya que el mejor segundo entrará desde el grupo canario por mera aritmética. El filial rayista deberá agarrarse al clavo ardiendo de la última jornada, ya que una victoria suya y derrota del Atlético le proclamaría campeón.

Ficha del partido

Compartir
Profesor de Lengua española, Bachiller en Ciencias, Técnico de producción... ¿se puede ser más completo? ¡Pues claro, siendo Madridista! Soy un ferviente seguidor del club blanco y de su cantera. Creo firmemente en la coexistencia del periodismo deportivo y la objetividad, de la que hago mi seña de identidad siempre que puedo. Os invito a seguir conmigo semana a semana la actualidad del Castilla.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here