El desplome de la cantera (III): 18 extranjeros, 23 millones y cero éxito

0
Martin Odegaard, en la temporada 2015-2016
-publicidad-

18 extranjeros que costaron 23,1 millones de euros y, salvo la excepción de Martin Odegaard, más lerele que larala, nada de nada. La dirección de cantera del Real Madrid ha naufragado a la hora de captar talento joven internacional para que completara su desarrollo en Valdebebas y pudiera llegar al primer equipo. Desde la marcha de Jose Mourinho del club blanco (él fue quien trajo a Casemiro, Fabinho y Pedro Mendes, los dos primeros en el vagón cabecero del fútbol mundial), La Fábrica ha visto como dieciocho futbolistas no nacionales desembarcaban en sus equipos desde el comienzo de la temporada 2013-2014. Y el desastre ha sido absoluto.

Da igual achacarle los fichajes a Ramón Martínez (actual máximo responsable de cantera), Víctor Fernández (su antecesor) o a cualquiera de los integrantes de sus respectivos equipos: han pasado muchos, han mandado también muchos y la realidad es que las apuestas no han funcionado, por el motivo que sea. Salvo Odegaard ninguno de ellos ha dispuesto de minutos en más de un partido en el primer equipo, lo que debería ser la finalidad real de sus contrataciones.

Ésta es la lista completa de fichajes extranjeros de La Fábrica, año por año, y sus prestaciones durante su etapa en Valdebebas.

Temporada 2013-2014 (Castilla en Segunda A)

1. Antonio Rozzi. Se consiguió su cesión desde el Lazio por 150.000 euros, con el cierre de mercado, para paliar la falta de gol del primer filial madridista. Durante la primera vuelta liguera disputó 10 partidos, pero en la segunda desapareció hasta de las convocatorias, regresando al equipo romano. Tiene 24 años y sigue jugando en las categorías inferiores de los laziali.

2. Leandro Cabrera. El ahora jugador del Getafe tuvo un papel muy destacado en el Castilla, donde jugó la mayoría de partidos (33), diez amarillas y una expulsión. El uruguayo llegaba desde el Atlético, con el que finalizó contrato.

3. Pablo Felipe Teixeira. Incorporación por 200.00 euros en el mercado de invierno del Castilla, su presencia fue testimonial. El jugador era un extremo izquierdo que podía actuar también como nueve, como extremo derecho o como lateral diestro, según rezaban las informaciones a su llegada. Demasiada polivalencia: calentó banquillo de lo lindo y apenas jugó un ratito. Hoy, con 25 años, milita en el Atlético Paranaense, donde no es titular.

4. Willian José. El ahora jugador de la Real Sociedad tuvo medio año complicado, como cedido por 1,5 millones de euros, en el Castilla, donde sumó la mitad de expulsiones (dos) que goles (cuatro). Pese a todo, llegó incluso a sonar como tercer delantero para el primer equipo, con quien llegó a debutar de la mano de Ancelotti. Pero el Real Madrid no ejerció la opción de compra por el jugador. Ahora aguarda su debut como internacional con su país.

Temporada 2014-2015 (Castilla en Segunda B)

5. Eero Markkanen. Fue el primer fichaje del Zidane entrenador. 2,3 millones de euros pagó el filial, en Segunda B, por el internacional finlandéz, un espigado delantero (1,97) hermano del baloncestita Lauri, jugador de los Chicago Bulls. Llegó con 23 años, jugó diez partidos, marcó dos goles, engordó 18 kilos, subía a Instagram sus fiestas con sus amigos y su novia a la misma hora en que empezaban los partidos del Castilla y se fue por donde vino. Hoy juega en el RoPS Rovaniemi.

6. Abner. Llegó gratis tras rescindir con el Curitiba con la vitola de ser el mejor lateral izquierdo joven de Brasil, pese a que había sufrido una grave lesión de rodilla que le había mantenido un año de baja. No le fue mejor en Madrid. Recayó dos veces más de la misma lesión, rotuda del ligamento cruzado, y sus dos primeros años los pasó en blanco. Tuvo más participación en el tercero, pero a años luz de las prestaciones que se le presuponían. Se marchó el pasado verano cedido al Estoril, que decidió devolverlo al Castilla hace un mes. El Real Madrid le liberó y acaba de firmar, de nuevo, por el Curitiba.

7. Guillermo Varela. Lateral derecho, el charrúa jugó una temporada en el Castilla cedido por el Manchester United, e incluso fue incluido en la relación de jugadores que podían disputar la Champions con el primer equipo. Jugó mucho (33 partidos, un gol, dos asistencias) pero Zidane decidió no hacer efectiva la opción de compra, de 5 millones de euros, sobre él. Hoy juega en Peñarol y es internacional uruguayo.

8. Philipp Lienhart. Central austriaco de clase indiscutible, llegó como cedido desde el Rapid de Viena al Juvenil A y el curso siguiente el club hizo efectiva la opción de compra (800.000€). Pilar fundamental para Ramis, Zidane y Solari, incluso fue convocado en alguna ocasión por Rafa Benítez durante su corta etapa como primer entrenador blanco, aunque nunca llegó a debutar en el primer equipo. Este curso se marchó cedido al Friburgo, equipo de la Bundesliga, y era indiscutible hasta que en octubre sufrió una lesión de rodilla y, tras perderse un mes de competición, justo al volver se rompió el cruzado. Desde entonces sólo ha disputado 45 minutos.

9. Benjamín Kuscevic. El chileno llegó, como Lienhart, cedido para reforzar al Juvenil A. Cuajó una excelente temporada a las órdenes de Ramis pero el club blanco decidió no ejecutar la opción de compra y volvió a su país. Milita en Universidad Católica y acaba de ser convocado por primera vez para la selección chilena.

10. Mink Peeters. Llegó gratis al Real Madrid libre procedente del Ajax el mismo día en que los blancos ficharon a Marco Asensio. Con 16 años, estaba considerado la mayor promesa del fútbol holandés. Con un trato exquisito de balón, el Juvenil A (su primer equipo) le vino demasiado grande y se le bajó al B (aún un año por delante de su edad). Ha sufrido un calvario de lesiones durante las tres temporadas en que militó en la cantera y en verano salió cedido al Venlo, primera división holandesa, donde no jugó ni un minuto. En invierno se marchó al Almere, de la Segunda División holandesa: ahí sigue su vía crucis con su delicadísimo físico.

11. Martin Odegaard. Aterrizó en el Real Madrid tras una ardua batalla con media Europa, por un pastizal (se dice que 2,8 millones de euros) y con salario (1,7 millones netos anuales) y privilegios de jugador del primer equipo, aunque tenía 15 años e iba a militar en el Castilla. Al noruego le costó un mundo adaptarse a vivir fuera de casa, a una competición tan dura como la Segunda B y además estuvo espantosamente mal aconsejado por su padre. Apenas dejó detalles de su inmensa calidad en el Castilla y este año se marchó cedido al Heerenveen, donde era titular. Una lesión en el metatarso acaba de poner fin a su temporada. Dos goles y una asistencia, aún no ha alcanzado ni por asomo nivel Real Madrid.

Temporada 2015-2016

12. Lin Lianming. Primer jugador chino en militar en el Real Madrid (costó 300.000 euros), el extremo fue haciéndose hueco en la cantera e incluso llegó a entrenar en alguna ocasión en el primer equipo. Fresco y burbujeante, se encontró con la competencia de los mejores media puntas de La Fábrica, así que el verano pasado salió al Almería B en calidad de cedido.

13. Mathías Rodríguez. El zaguero uruguayo llegó al Juvenil A de Ramis para fortalecer el lateral izquierdo del equipo, pero tras ser titular buena parte de la temporada, el ascenso de Ramis al Castilla y la llegada de Solari al primer juvenil le condenaron al ostracismo más absoluto. Acabó volviendo a Peñarol, su club, después de que los blancos no ejercieran la opción de compra. Ahora milita en el Cerro Largo, de la Segunda División uruguaya.

14. Jordán Gaspar. Delantero ecuatoriano al que se fichó con 19 años tras marcar 20 goles en Tercera División con el Algoncillo, se marchó sin debutar cedido al Logroñés y fue repescado por la marcha del colombiano Juanjo Narváez al Betis. No jugó absolutamente nada en el Castilla y se le buscó acomodo en el Sabadell, donde su cesión tuvo algunos episodios muy desagradables. El pasado verano, se rescindió su contrato y milita en el Osasuna B.

Temporada 2016-2017

15. Federico Valverde. Llegó en el verano de 2016 de Peñarol, a cambio de cinco millones de euros. Desde el primer momento llamó la atención su estupendo juego, actuando como centrocampista, y se convirtió en un referente del Castilla en un equipo que no dio la talla. El Pajarito, además, fue Balón de Plata del Mundial Sub-20. Sus posibilidades son infinitas y, pese a sus 19 años, juega esta temporada cedido en Primera División, en el Deportivo a cambio de 3 millones de euros, donde le han estado ubicando… de extremo. Acaba de regresar tras una lesión de rodilla y habrá que ver si Seedorf cuenta con él. Su progresión ha sufrido un frenazo considerable, pero tiene calidad Primera División, indiscutiblemente.

16. Sergio Díaz. Aterrizó en Valdebebas con 19 años como un torbellino, “el nuevo Kun Agüero”, procedente del Cerro Porteño, 5 millones de euros mediante (y otros tantos más en variables). En su debut con el Castilla, el atacante marcó dos goles y se le encumbró, pero… sólo marcó tres tantos más en el resto de la campaña. Tras la decepción, y pese a que estuvo cerca del Rayo (que acabó prefiriendo a Raúl de Tomás), se marchó al Lugo, donde no fue titular ni marcó ningún gol hasta que en noviembre se rompió el ligamento cruzado diciendo adiós a la temporada.

17. Nikos Vergos. La falta de gol del Castilla del pasado curso se intentó paliar, a última hora antes del cierre de fichajes, con la cesión (250.000 euros de coste) de este delantero de 21 años de Olympiacos. Cinco goles anotó durante toda la campaña y su impacto fue absolutamente menor. Tras una temporada en el filial, se puso fin a su cesión y regresó a Grecia.

Temporada 2017-2018

Augusto Galván ©realmadrid

18. Augusto Galván. Uno de esos fichajes que nadie entenderá jamás, sin discutir la calidad del brasileño. Que la tiene y mucha. Llegó del Sao Paulo por 3 millones de euros. Juega en la misma posición en la que se desenvuelven Miguel Baeza y César Gelabert, los dos mejores proyectos de canterano de La Fábrica, con los que comparte equipo y edad. Iba a militar en el Castilla, pero se decidió que se encargada de su formación Guti en el Juvenil A. Entre lesiones y falta de rodaje, hasta febrero no dispuso de sus primeros minutos, y no ha logrado hacerse indiscutible en un equipo en el que hay otros jugadores de mayor calidad.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here