La NBA espera con los brazos abiertos a Doncic

Doncic abandonará el equipo en junio rumbo a la NBA pero antes querrá despedirse liderando a los blancos en la Euroliga y la ACB

0
-publicidad-

El sábado 21 de abril, Yahoo Sports reveló lo que todo el mundo sabía pero nadie quería que sucediese. Doncic entregó la documentación para presentarse al draft de la NBA, y se conoció un día antes de la finalización del plazo. El esloveno podría retractarse de su decisión hasta el 11 de junio, pero es un escenario que nadie contempla. ¿Las razones? Por las opciones reales de ser elegido en una posición muy alta, quizás incluso el número 1 del draft.

No hay que olvidar que Doncic tiene contrato en vigor con el Real Madrid hasta el 30 de junio de 2021, por lo que si abandona el equipo para irse a la NBA deberá abonar de su bolsillo 2 millones de euros debido a la limitación de los equipos norteamericanos de pagar una suma alta para la rescisión de contrato. La ficha del esloveno en el Madrid supera el millón de euros, pero es a todas luces insuficiente para competir con el gigante americano. Ni siquiera Florentino Pérez podría, ya que la sección de baloncesto por presupuesto no puede (ni debe) entrar en esos números. Sería inviable económicamente. Además se da por hecho que va a estar en el Top 3, con lo que probablemente su ficha estaría en torno a unos 6 millones de dólares (20 millones de dólares brutos en tres años de contrato, que es lo que estipula el convenio salarial para novatos que salen elegidos en esos puestos).

Las opciones de salir entre los primeros están fundamentadas por páginas de previsiones del sorteo bastante prestigiosas. Por ejemplo, la previsión más desfavorable para Doncic (nbadraf.net) le coloca el número 4. La ESPN le da directamente el número 1. Otras páginas menos conocidas (The Stepien) también le pone al frente del draft. Supera a DeAndre Dayton, que parece ser a todas luces el rival más fuerte para competirle en el número 1 del sorteo. Dayton es un pívot que juega en la Universidad de Arizona con unos promedios de más de 20 puntos y más de 10 rebotes por partido. Sports Illustrated le da a Doncic el número 2 y Dayton el 1. Bleacher Report y My NBA Draft también le colocan como número 2. De cualquier forma todo parece indicar que su elección va a ser altísima.

Su compatriota Goran Dragic es todo un veterano en liga norteamericana y no duda que está preparado para dar el salto. En el club blanco se daba por hecho su marcha, pero el haber esperado hasta casi el último momento había alimentado esperanzas (a todas luces inexistentes) acerca de que podría quedarse una temporada más antes irse a la NBA. Aunque él había declarado hace poco que todavía no tenía la decisión tomada, su agente en EEUU y su madre le desmentían diciendo lo contrario. Su padre ha sido decisivo para que tome la decisión de marcharse del Madrid al considerar que era el momento idóneo para hacerlo.

El 15 de mayo se realizará el orden de los equipos que elegirán a los jugadores en el draft. El draft de la NBA se celebrará el 21 de junio en el Barclays Center de Nueva York. El equipo donde puede ir Doncic parece ser Phoenix, Memphis, Dallas o Atlanta. Hay cierto interés en que el esloveno pudiera jugar junto a Marc Gasol y Mike Conley y olvidar la horrorosa temporada realizada por los de Tennessee. De cualquier forma, vaya donde vaya tendrá que tener paciencia en su andadura por la NBA.

Por el momento todos son conjeturas. Lo importante ahora es terminar la temporada centrado en el Real Madrid. Apuntábamos esta semana que Doncic tiene un gran problema con partidos igualados ante equipos muy competitivos. Si la razón es porque tenía su mente puesta en la NBA, entonces debería responder. Quiero decir, el haber tomado la decisión de presentarse al draft le debe haber liberado mentalmente. Ahora, inmerso en la eliminatoria contra el Panathinaikos en cuartos de final de la Euroliga, vienen dos partidos vitales para clasificarse para la Final Four. Si el Real Madrid gana ambos partidos estará en Belgrado a partir del 18 de mayo. Aquí Doncic tiene que liberarse de esa presión que tenía (o tiene) y pegar un puñetazo en la mesa para presentar sus credenciales. En los partidos disputados en Grecia no ha sido decisivo. Ha jugado por debajo de las expectativas. Todavía hay tiempo para que se despida del club y de los aficionados con un buen sabor de boca, porque calidad tiene de sobra. Tampoco tiene que olvidar que es constante la presencia de ojeadores de la NBA en partidos ACB y Euroliga para tomar nota de lo que hace la joya eslovena.

En definitiva, se marcha un gran jugador que llegó al Madrid siendo un niño con 12 años, debutó con 16 en la ACB, se va como un hombre y ha dejado muestras de su inmensa calidad como jugador y también como persona dando muestras de su compromiso con la afición o el trato con los periodistas (rara vez se le ha visto un mal gesto). Como declara su madre, es una persona madura para la edad que tiene. Mucha suerte Luka.

 

Compartir
Madridista desde pequeñito, solo podía ser seguidor del mejor equipo del mundo; bastantes desgracias tiene la vida como para llorar por el deporte y ser fan de un equipo perdedor. Como lo mío no era precisamente ganarme las habichuelas jugando al baloncesto, decidí que lo mejor era verlo desde el otro lado de la barrera, y qué mejor forma que narrar los éxitos del Real Madrid de baloncesto. Mis referentes ligados a este deporte, sin lugar a dudas, han sido la plata olímpica de los Ángeles 84, el colegio San Viator (de donde salieron gigantes como Juan Antonio Corbalán y Carlos Jiménez) y mis hermanos mayores. Después de varios trabajos y alguna estancia en Irlanda decidí sentar la cabeza y ahora presto el mejor servicio al ciudadano desde mi posición de funcionario de la Comunidad de Madrid. No cuajó la opción de ser coordinador de cheerleaders, pero os dejo una foto ellas para que veáis que al menos lo intenté...

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here