El peor año del Madrid en el Bernabéu desde Ramón Calderón

El equipo blanco cerró el curso en el Santiago Bernabéu concediendo cinco cerrotas y ocho empates en sus partidos como local. Sólo ha logrado retener el 64,36% de los puntos en disputa.

0
-publicidad-

6-0 al Celta en el último partido de la temporada en el Santiago Bernabéu. El set al equipo olívico cierra la presencia del Real Madrid en su estadio durante este curso, y los números son contuntentes: el equipo blanco no presentaba unas credenciales tan pobres en los partidos jugados en su feudo desde la última temporada de Ramón Calderón como presidente del club, la 2008-2009.

Cerrado el periplo madridista en su feudo (le quedan dos partidos antes de las vacaciones o el Mundial: en Villarreal y en Kiev), el Real Madrid 2017-2018 ha cerrado una temporada lamentable en casa, porque no puede tener otro nombre. Cinco derrotas en el coliseo madridista: tres en Liga (Barcelona, Betis y Villarreal), una en Copa (Leganés) y otra en Champions (Juventus). A todo ello, hay que sumar ocho empates en el Bernabéu. En total, el Real Madrid no ha logrado ganar en su estadio en trece partidos. Y sólo ha ganado en 16. Un poco más de la mitad.

Los números en las competiciones por eliminatorias son absolutamente dantescos. En Copa del Rey, el Madrid jugó tres partidos en casa, empató dos (ante Fuenlabrada y Numancia) y perdió uno (Leganés). De los seis que ha jugado en casa en Champions, ganó tres, empató dos (Tottenham y Bayern) y perdió el sexto (Juventus). Al Barcelona en la Supercopa de España sí logró ganarle: 2-0. En Liga tampoco fue mucho más holgado, pero sí mejores: doce victorias en 19 partidos.

La perspectiva histórica

El Real Madrid no cerraba una temporada en su feudo con tantas derrotas como en ésta (cinco) desde hace nueve temporadas, cuando el Real Madrid se vio sacudido por las intrigas palaciegas del último año del Calderonato. Ese año el equipo blanco sufrió siete derrotas en el Bernabéu: tres en Liga (como ahora), una en Copa (como ahora), dos en Champions (una más que este año) y una en la Supercopa de España (también una más). Aquella temporada, el Real Madrid, si se contabiliza una victoria como tres puntos y un empate como uno, sacó 50 puntos de 75 posibles en casa, un 66%. Este curso, el Real Madrid de Zidane ha sacado 56 de 87, el 64,36. Así que estadísticamente es peor, aunque las derrotas ese año de Calderón y Boluda fueran más y no hubiera título que llevarse a la boca: en 2018 aún soñamos con Kiev.

Desde que Florentino Pérez regresó a la presidencia en el verano de 2009, el Real Madrid no había perdido nunca más de dos partidos en el Bernabéu en una temporada completa, sumando todas las competiciones. Algo que sucedió hasta en siete ocasiones en sus ocho años anteriores y sólo tuvo una excepciones. En la temporada 2012-2013, la última de Mourinho, el equipo no cosechó ninguna derrota en casa, pero permitió seis empates. Con el portugués, además, coinciden la temporada más goleadora en casa (103 goles a favor en 28 partidos, 3,67 de media) y la menos goleada, la 2010-2011 (16 goles encajados en 29 partidos, 0,55 de media).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here