Análisis: así llegan Fenerbahçe y Zalgiris a la Final Four

0
-publicidad-

El viernes arranca la Final Four de la Euroliga, y desde SoyMadridista le ofrecemos un análisis de los cuatro equipos que se jugarán el trono europeo en Belgrado. Estos son y así juegan los actores de la primera semifinal.

Un Fenerbahçe reinventado

El campeón de la Euroliga 2017 perdió en verano a dos de sus bastiones, el serbio Bogdanovic y el americano Ekpe Udoh, ambos con destino a la NBA. Bogdanovic había ido creciendo bajo la protección de Obradovic y se había consolidado como uno de los mejores escoltas de Europa. Con la obtención de la Euroliga no le quedaban mayores retos a nivel individual e hizo las maletas para EEUU para intentar hacerse un nombre en la liga norteamericana. El caso de Udoh era totalmente diferente. Ya venía con bagaje y experiencia NBA, pero no había explotado ni había conseguido estabilizarse en la liga americana después de dar con sus huesos en varios equipos. Obradovic le fichó para los turcos y se convirtió en un jugador fundamental en la pintura, con su defensa, versatilidad y poderío en la zona. No le hacía falta ser el líder el equipo, para eso ya contaban con Bogdanovic y Vesely.

Sin duda, Udoh le dio la fortaleza defensiva necesaria al Fenerbahçe para conseguir el título el año pasado. Este año, el equipo turco reaccionó bien y fichó a Wanamaker, con experiencia en Europa pero en equipos menores, y a Guduric, otro talento serbio para cubrir el puesto de escolta-alero. En cuanto a la pintura, consiguió convencer a Nicola Melli, un jugador también pretendido por el Real Madrid tras su buena campaña realizada en el Brose Bamberg. El otro jugador interior es Jason Thompson que ha sido una pequeña decepción ya que se esperaba más del ex-NBA.

Continúan en el equipo Datome, Sloukas, Nunnally, Bobby Dixon (ahora llamado Ali Muhammed), Kalinic y el mejor jugador de la plantilla, que es Vesely, recién elegido para el quinteto de la Euroliga. El checo tiene una capacidad atlética extraordinaria y, para ser un alero alto, su movilidad es un factor muy complicado a la hora de defenderle. El griego Sloukas organiza y dirige al equipo con maestría. No hay que olvidarse de la última visita del griego al Wizink Center. En la primera parte, cero puntos, pasando sin pena ni gloria. En la segunda destrozó a los de Laso y fue fundamental para conseguir la victoria.

Otro jugador interesante es Datome que puede alternar juego interior-exterior. Difícil de defender y con mucha experiencia, además de su pasado NBA que le ha venido de lujo para destacar en Europa. A pesar de las bajas de Bogdanovic y Udoh, el Fenerbahçe ha sabido reinventarse y es uno de los candidatos, si no el favorito, a conseguir el título de Euroliga. No hay que olvidar que en la banda les dirige Obradovic. El ex-entrenador del Madrid ha conseguido la friolera de 9 Euroligas (las mismas que posee el Real Madrid). A pesar de una pequeña crisis que tuvo en la primera vuelta de la fase regular, siempre acaba la temporada con el equipo en el mejor estado de forma. El mejor entrenador de Europa sin discusión. Excepto en su etapa en la Benetton de Treviso, ha conseguido ser campeón de Europa con todos los equipos que ha dirigido.

Zalgiris, un histórico disfrazado de Cenicienta

Los lituanos han sido la gran sorpresa de la competición. En su enfrentamiento con el Olympiacos estaban por debajo en las apuestas y rompieron la banca arrebatando a los griegos el factor cancha. Hagan lo que hagan en Belgrado, han hecho historia. Un equipo que llevaba varias temporadas dando tumbos en Euroliga consiguió la clasificación para la Final Four después de 19 temporadas. Tuvo que ser un hombre de la casa como Saras Jasikevicius el que devolviera el protagonismo al histórico Zalgiris de Arvydas Sabonis.

Por jugadores, hay que destacar al ex-ACB Kevin Pangos. El canadiense es un base tirador que lidera al equipo junto con el veterano Jankunas. Pangos tiene un gran porcentaje de tiro y además lo combina con asistencias (6 por partido). Un jugador clave para Jasikevicius. Jankunas tiene presencia en la zona y además no tiene miedo a tirar desde fuera. De hecho, al entrenador le gusta que sus hombres altos sepan tirar de lejos. Puede llegar a ser un arma poderosa.

Junto a ellos se encuentran White y Davies como foráneos aportando juego exterior-interior. Otro lituano importante es el internacional Ulanovas con importantes minutos. Cuentan también con el veteranísimo Udrih y algún jugador joven como Micic. Desde la veteranía les apoyan Kavaliauskas y Milaknis. Cuidado con los lituanos, ya que además son los mejores en porcentaje de triples de la competición. Un detalle a tener en cuenta.

El Real Madrid les ganó cómodamente en la primera vuelta en Lituania. El equipo creció mucho desde entonces y el partido que les enfrentó en la segunda vuelta fue totalmente diferente. El Madrid venció pero sufrió para conseguirlo. La victoria ante el Olympiacos les ha dado muchísima moral y viajan a Belgrado sin miedo. Nada que perder por parte de los lituanos. Habrá que ver si los jugadores sufren un bajón ante la responsabilidad de enfrentarse a los actuales campeones o si seguirán dando alegrías a los suyos y se clasificarán para la final.

Compartir
Madridista desde pequeñito, solo podía ser seguidor del mejor equipo del mundo; bastantes desgracias tiene la vida como para llorar por el deporte y ser fan de un equipo perdedor. Como lo mío no era precisamente ganarme las habichuelas jugando al baloncesto, decidí que lo mejor era verlo desde el otro lado de la barrera, y qué mejor forma que narrar los éxitos del Real Madrid de baloncesto. Mis referentes ligados a este deporte, sin lugar a dudas, han sido la plata olímpica de los Ángeles 84, el colegio San Viator (de donde salieron gigantes como Juan Antonio Corbalán y Carlos Jiménez) y mis hermanos mayores. Después de varios trabajos y alguna estancia en Irlanda decidí sentar la cabeza y ahora presto el mejor servicio al ciudadano desde mi posición de funcionario de la Comunidad de Madrid. No cuajó la opción de ser coordinador de cheerleaders, pero os dejo una foto ellas para que veáis que al menos lo intenté...

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here