RMB – FEN: La Décima no es el final

El Madrid disputará la final contra la Fenerbahce con el objetivo de lograr la décima Copa de Europa de Baloncesto. Su semifinal contra el CSKA gran precedente para conseguirlo

0
-publicidad-

El domingo 20 de mayo a las 20:00 horas (#0 y Movistar Deportes 1) se enfrentan por el cetro continental los dos mejores equipos de Europa, con permiso del CSKA, el Real Madrid y el Fenerbahçe. Un partidazo en el que los blancos persiguen la Décima, igual que Zeljko Obradovic, entrenador del cuadro turco. Un partidazo con todos los alicientes posibles.

Manifestaba Laso que si en diciembre les decía a los aficionados que iban a disputar la final nadie les hubiera creído, excepto el propio Laso. Después de una temporada durísima que dejó al Madrid mermado en una cantidad grande de partidos, los lesionados se han ido recuperando poco a poco y el Madrid llega en un gran estado de forma. Incluso Llull después de más de ocho meses lesionado está volviendo a ser importante. Si podemos poner un pero en toda esta situación visto el partido de semifinales contra el CSKA sería el poco tiempo disputado por Campazzo que obviamente se le ve fuera de ritmo pero aunque sea poca su participación puede ser importante su presencia en pista para el resto del equipo.

Vista la semifinal, se pudo ver que el Chacho no se encontró en ningún momento cómodo en la pista. Se pudo superar un mal primer cuarto y a pesar de los buenos minutos ofrecidos por Higgins en la primera parte, Clyburn en la segunda y un buen trabajo de Hines, los madridistas no se descompusieron. Otros equipos hubieran tirado la toalla. Este Madrid es mucho Madrid y tiene un gen ganador. Han sido campeones y saben cómo se ha sufrido para lograrlo y pueden volver a serlo. El hecho de hacerles un parcial de 17-4 en tres minutos ante el líder de la fase regular, el hacerles encajar 92 puntos a un superequipazo como el CSKA no puede pasar desapercibido ante nadie. Un buen porcentaje en triples (12/27) cuando otras veces incidíamos en ese apartado por lo flojo que había sido en otros partidos disputados. Aunque no se pueden regalar tantos tiros libres. Afortunadamente no nos hizo falta pero es un detalle a corregir.

Llull volvió a ser importante con su garra y espíritu, Thompkins desde el triple y Ayón con fortaleza en la zona fundamentales. Doncic sí se quitó de encima algunos complejos y mostró detalles de la calidad baloncestítica que tiene. Si bien es cierto que no lideró al Madrid al 100 %, sí fue un jugador fundamental en el devenir del partido junto con los tres jugadores anteriormente citados. Tavares también fue importante defensivamente pero sigue pecando de bisoñez a la hora de cometer faltas personales. Carroll y Causeur con sus triples en momentos puntuales decisivos para la remontada.

En cuanto al Fenerbahçe, qué decir del actual campeón de Europa. Que no son el CSKA. Me explico. Es casi imposible que el Madrid anote más de 90 puntos como contra los rusos. En eso, Obradovic ya pondrá las pilas a los suyos para que eso no ocurra. Vista la semifinal contra el Zalgiris se puede afirmar que no hizo falta que su líder Vesely hiciera un partidazo. Entre Sloukas, Datome y un sorprendente Ali se deshicieron de los lituanos. Detalle importante el de Ali (antes Bobby Dixon). En temporada promediaba 7 puntos, en la semifinal logró 19 puntos fundamentales para la clasificación para la final. Otro jugador importante en la rotación fue Melli repartiendo juego y robando balones.

El Madrid tendrá que ser duro abajo, en la zona para minimizar los daños que puedan provocar Vesely, Datome y Melli. En la medida de lo posible tendrá que anular a Sloukas. Quizá poniendo a Taylor sobre el gran base griego sea una de las bazas con las cuente Laso. Sin olvidar tampoco el buen hacer de Wanamaker, Guduric o Nunnally aunque no estuvieran muy acertados contra el Zalgiris. Cada partido es un mundo distinto y el Madrid debe olvidar cuanto antes la victoria contra el CSKA.

Ahora es todo o nada. Nos lo jugamos a un partido. Toca seguir confiando en estos jugadores, que todavían no han dicho su última palabra. Eran los terceros en las apuestas antes de comenzar la Final Four y ahora después del partidazo contra los rusos, van escalando y ahora ya no se ve tan claro favorito al Fenerbahce para el partido del domingo. Sí, existen grandes opciones para ser campeones de la Euroliga 2017-2018. Pero que nadie se olvide: la Décima no es el final. Hay que seguir.

Compartir
Madridista desde pequeñito, solo podía ser seguidor del mejor equipo del mundo; bastantes desgracias tiene la vida como para llorar por el deporte y ser fan de un equipo perdedor. Como lo mío no era precisamente ganarme las habichuelas jugando al baloncesto, decidí que lo mejor era verlo desde el otro lado de la barrera, y qué mejor forma que narrar los éxitos del Real Madrid de baloncesto. Mis referentes ligados a este deporte, sin lugar a dudas, han sido la plata olímpica de los Ángeles 84, el colegio San Viator (de donde salieron gigantes como Juan Antonio Corbalán y Carlos Jiménez) y mis hermanos mayores. Después de varios trabajos y alguna estancia en Irlanda decidí sentar la cabeza y ahora presto el mejor servicio al ciudadano desde mi posición de funcionario de la Comunidad de Madrid. No cuajó la opción de ser coordinador de cheerleaders, pero os dejo una foto ellas para que veáis que al menos lo intenté...

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here