PER 0 – 1 DIN: Schmeichel y Poulsen valen por tres

Gran partido de Perú, llevando la iniciativa del encuentro casi todo el tiempo. El VAR señaló un penalti al final del primer tiempo que desaprovechó Cueva enviándolo a las nubes. Dinamarca se aprovechó de un contragolpe para anotar el gol de la victoria al comienzo del segundo tiempo. La entrada de Guerrero dio alas al combinado peruano, que gozó de grandes ocasiones para empatar, pero Schmeichel estuvo fantástico.

0
-publicidad-

Perú llevaba 36 años sin participar en un mundial, desde España ’82. La ilusión con que han llegado a Rusia quedó patente desde el inicio del encuentro, ya que dio la sorpresa al superar en fútbol durante buena parte del primer tiempo al combinado danés. Los peruanos arrancaron el choque ejerciendo una intensa presión sobre el centro del campo danés, especialmente sobre la figura de Eriksen, quien se vio anulado durante todo el primer tiempo.

Los primeros veinte minutos fueron de dominio absoluto peruano, que asfixiaba la salida danesa y se plantaba en el área rival con un fútbol de posesión pero directo. Pronto avisó Carrillo con un disparo que detuvo Schmeichel. Poco a poco fue sacudiéndose la presión el combinado escandinavo, que tuvo que modificar su dibujo para poder tener más presión y lograr que entrase en juego Eriksen. Sin embargo, a punto estuvo de adelantarse Perú con una gran ocasión de Farfán tras una buena circulación. Tan sólo Kjaer salvó el gol al desviar a la esquina una ocasión que olía a gol. El central danés quedó tocado en la acción y abandonaría el choque pasada la media hora.

Dinamarca fue ganando protagonismo con el cuero aunque su principal factor en ataque eran las jugadas a balón parado. Eriksen buscó el gol en una falta desde la frontal, pero su ejecución se estrelló en la barrera. El recién incorporado Schoner empalmó una volea en el rechace que detuvo Gallese en el único disparo entre los tres palos de los daneses.

Penalti del VAR que desaprovecha Cueva

El partido llegaba al descanso y con él la jugada polémica del partido. Cuevas caía derribado dentro del área por Christensen, quien le rebañaba la pierna. El colegiado no señaló nada en primera instancia, pero tras medio minuto recibía el aviso del VAR. Tras visionar las imágenes de la repetición, el colegiado señalaba la pena máxima. Cueva ejecutó la pena máxima de forma lamentable, enviando el balón por encima de la portería rival. Buena la ayuda del VAR, que sin embargo nos plantea la incógnita de qué hubiese pasado si en ese tiempo se hubiese producido otra jugada polémica, ¿habría quedado anulada?

El segundo tiempo arrancó con una Dinamarca mucho más asentada y feroz, buscando romper la creación de la selección peruana. Eriksen gozó de una nueva ocasión a balón parado, pero no era el día del futbolista del Tottenham. Conforme pasaban los minutos volvía a hacerse con la posesión la franjirroja, gozando Cueva y Carrillo de una gran ocasión, pero ninguno acertó a rematar la ocasión.

Gol de Poulsen que da vida al partido

La fortuna es cruel y de eso sabe mucho el fútbol. Dinamarca no había gozado de una gran ocasión en todo el partido, pero la primera que tuvo la metió. Pione Sisto inició un contragolpe para los daneses y cedió para Eriksen en un tres para tres; el capitán envió un pase filtrado entre la desajustada zaga peruana para Poulsen y el ’20’ anotó por el primer palo de Gallese ante la mala salida del cancerbero.

El combinado peruano, lejos de amilanarse, buscó rápidamente el empate. Una buena combinación terminó en las botas de Edison Flores quien solo ante Schmeichel disparó cruzado; el meta danés se erigió como héroe de su equipo, ya que sacó una mano salvadora para evitar el empate del equipo sudamericano. Con la desventaja en el marcador, Gareca daba entrada a Paolo Guerrero, máximo goleador de la selección blanquirroja, lo que provocaría que los peruanos gozasen de numerosas ocasiones para lograr el empate. Primero Farfán y Carrillo no llegaron en una ocasión clarísima al segundo palo. Dinamarca movía el banquillo pero asustada entregaba el balón a Perú, encomiándose al buen hacer de su guardameta para obtener la victoria.

Perú gozó de varias ocasiones para lograr el empate, pero ninguna de ellas acabaría dentro del arco de Schmeichel. Guerrero rozó el poste en un golpeo de tacón y el meta danés salvó una ocasión de Farfán sobre la línea de gol. Los últimos minutos fueron de acoso y derribo de la selección peruana, que encerró a los daneses en su área y agotó los cambios con la firme intención de obrar un milagro que, finalmente, no llegó.

Compartir
Profesor de Lengua española, Bachiller en Ciencias, Técnico de producción... ¿se puede ser más completo? ¡Pues claro, siendo Madridista! Soy un ferviente seguidor del club blanco y de su cantera. Creo firmemente en la coexistencia del periodismo deportivo y la objetividad, de la que hago mi seña de identidad siempre que puedo. Os invito a seguir conmigo semana a semana la actualidad del Castilla.