BAS – RMB Que continúe la fiesta

Tercer partido de la serie final en Vitoria con empate a uno. Los dos equipos están mostrando un gran juego a pesar del inusitado protagonismo de los árbitros que están siendo nefastos

0
-publicidad-

Y lo titulamos así, que continúe la fiesta, porque el baloncesto vivido sobre todo en el segundo encuentro subió mucho los quilates en cuanto a calidad. El tercer cuarto fue para enmarcar con ese parcial de 31-13. Los vascos se quedaron en shock y no pudieron hacer nada. En apenas 7 minutos habían anotado 5 puntos. Y ésa puede ser una de las claves para conseguir el triunfo en el tercer partido. No podemos olvidar el primer cuarto del segundo partido donde se batió el récord histórico de anotación conjunta en unos Playoffs finales con 61 puntos.

Hay que ser optimista para las opciones blancas. De hecho esta misma temporada, el Baskonia nos arrolló en Euroliga en noviembre en Vitoria y un par de meses después ganamos en tierras vascas en liga. Los precedentes que tenemos son cercanos y por eso hay que confiar en la victoria del Madrid. Sin embargo, hay que destacar algunos detalles positivos y negativos.

Defensivamente se están encajando muchos puntos en los dos primeros partidos. No se puede recibir más de 92 puntos por partido y eso que Tavares está realizando una labor inmensa pero el resto no acompaña todo lo que debiera. Deben apretar los dientes si queremos confiar en la victoria. El porcentaje de tres mejoró con respecto al primero partido al conseguir un buen 42 % y eso que los vascos en el segundo partido les superaron con 56 % pero ésa era otra arma que el Madrid tenía y esta temporada la ha mostrado de manera irregular. Janning encestando 6/6 en triples pone a la luz la “fortaleza defensiva blanca”. Laso es consciente de la situación y hay que rectificar. La irregularidad de los jugadores también es otra característica que seguimos teniendo. Sin embargo, el resurgir de Thompkins y Ayón junto al eterno Felipe en la pintura nos hace sesr optimistas. Carroll excelente con 18 puntos por partido en estas finales es el jugador más regular. Los bases por ejemplo muy intermitentes y son superiores sobre los rivales, al menos sobre el papel. En el segundo encuentro Randolph no jugó ni un minuto y repetimos, da la sensación de que tiene la mente en otro lado como si ya fuera un ex-jugador. Una pena porque clase tiene un rato pero es lo que pasa cuando uno no tiene la cabeza bien amueblada. He sido testigo esta misma temporada de ver a Randolph en zona mixta esperando a la salida del vestuario rival para ajustar cuentas (Hervelle y Rojas). Ésto no lo puede hacer un jugador profesional. No es de recibo. Y o mucho me equivoco o Laso está harto de él.

En definitiva, el tercer partido de una serie final muy disputada que podremos ver el domingo 17 de junio a las 18.30 horas en 0 #.

 

Compartir
Madridista desde pequeñito, solo podía ser seguidor del mejor equipo del mundo; bastantes desgracias tiene la vida como para llorar por el deporte y ser fan de un equipo perdedor. Como lo mío no era precisamente ganarme las habichuelas jugando al baloncesto, decidí que lo mejor era verlo desde el otro lado de la barrera, y qué mejor forma que narrar los éxitos del Real Madrid de baloncesto. Mis referentes ligados a este deporte, sin lugar a dudas, han sido la plata olímpica de los Ángeles 84, el colegio San Viator (de donde salieron gigantes como Juan Antonio Corbalán y Carlos Jiménez) y mis hermanos mayores. Después de varios trabajos y alguna estancia en Irlanda decidí sentar la cabeza y ahora presto el mejor servicio al ciudadano desde mi posición de funcionario de la Comunidad de Madrid. No cuajó la opción de ser coordinador de cheerleaders, pero os dejo una foto ellas para que veáis que al menos lo intenté...

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here