-publicidad-

El partido comenzaba con alguna novedad en los onces, donde Polonia se esperaba que jugaría mas ofensivo con tres centrales y dos carrileros bien abiertos yendo a por el partido desde el principio pero finalmente Nawalka se decantaba por dejar a Blaszczykowski en su posición natural (extremo) y no reservándole el carril entero para él. Salía con un 4-2-3-1 algo raro con Milik de enganche por detrás de la estrella de esta selección cuando de inicio parecía que ambos serían la referencia del equipo polaco

Los senegaleses por su parte salían con lo esperado pero con la titularidad de Gueye en detenimiento de Kouyaté que es una de las piezas destacadas de este plantel pero que finalmente no sería de la partida inicial. Al igual que Sakho que parecía que iba ser titular con Niang en la punta de ataque africana aunque finalmente fue Diouf el elegido por Cissé

Senegal parecía que solo tenía en mente parar a Lewandowski ya que salió con un marcaje al hombre realizado por Koulibaly que salió bien porque el delantero del Bayern practicamente ni olió el esférico

El partido en cierto modo fue una bacalada infame que no cualquier aficionado se tragaría porque ambos equipos, que tras varios años sin disputar un mundial, salían muy replegados y teniendo un juego un tanto apático, quizás por miedo, que solo algunos destellos de Grosicki y Blaszczykowski por parte de los europeos y Mané con Niang por los africanos animaban en algunos momentos del partido con unos idas y vueltas constantes, hasta que en una jugada aislada algo desafortunada de Cionek y anotaba un gol que podía tener mucha importancia para el devenir del grupo H. Con este gol se daba un dato importante para la historia de los mundiales

Los senegaleses tras los 15 minutos de descanso parece que no solo cambiaron el chip, sino que también cambiaron las piernas porque salieron un punto por encima de los futbolistas de Polonia a los que desde prácticamente salir del túnel de vestuarios se les hacía imposible llegar a un uno contra uno y siempre salían ganando los de “verde”. En una de estas jugadas y un malentendido entre la defensa polaca y el portero que ante estos futbolistas no ha podido hacer nada e hizo una salida en falso que terminaba aumentando la diferencia en el marcador para los visitantes

En el tramo final del partido Polonia recortaba distancias y en cada partido practicamente cualquiera de los equipos llegaba con oportunidades al tramo final del partido pero sería remar y remar para morir en la orilla

Con esta victoria los senegaleses ponen “patas arriba” el grupo H, porque con la victoria de Japón en el partido de las 14.00 ante Colombia y esta victoria de Senegal ante Polonia, deja a ambos conjuntos líderes con tres puntos y las aparentes favoritas (Colombia y Polonia) con 0 puntos

La siguiente jornada del grupo H, enfrentará a las dos perdedoras de esta primera jornada el domingo 24 a las 20.00 en lo que puede ser el adiós de una de las dos selecciones o incluso para ambas, ya que con un empate se le complicaría la clasificación a las dos “mejores” selecciones de este grupo

Compartir
Futuro periodista, en mis tiempos libres me encanta disfrutar de mi pasión, el Real Madrid. De Sevilla al Santiago Bernabeu La verdad siempre por delante, defendiendo el escudo del Real Madrid allá donde voy. A por mi segunda temporada!!!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here