JUVA 1 – 3 ATM: El Nadaplete de Guti

Pedro adelantó al Juvenil A en la final de Copa, pero el Atlético fue superior y le dio la vuelta, pese a verse favorecido con un gol fantasma. Guti, mal en el planteamiento, en el desarrollo y en los cambios

3
-publicidad-

Del triplete al Nadaplete. La temporada pasada, el Juvenil A de Guti conquistó la Liga, la Copa de Campeones y la Copa del Rey, cerrando una temporada histórica. Este curso, tras quedar tercero en Liga y no participar en la Copa de Campeones por sus malos resultados en la División de Honor, los Cachorros se jugaban todo a una carta, la Copa, pero tampoco: el Atlético se llevó el título con un gol fantasma, otro de penalti y el tercero en el último segundo del alargue, ni se sacó de centro. 1-3 y esta vez el triplete se va al Cerro del Espino (el primero de su historia) mientras Guti se queda con el nadaplete.

Y eso que el Juvenil A no empezó mal, e incluso se adelantó en el marcador con una buena jugada colectiva que terminó con un gran pase de Miguel Baeza que remató Pedro, precisamente él, el sevillano, con el año tan complicado que ha tenido en el terreno deportivo. El 1-0 debería haber servido para que el equipo de Guti, que ha pecado de falta de consistencia en muchos tramos de la temporada, se hiciera fuerte, pero no fue así. La baja de Gelabert, por supuesto, la acusó el equipo. Jugaban Miguel Gutiérrez, con 16 años, y More, un chico de técnica exquisita pero un físico muy liviano. Y eso ante unas termitas como las de este Atlético de Manolo Cano, y que además juegan muy bien al fútbol, era dar demasiadas facilidades.

El gol fantasma que ven sobre estas líneas fue el principio del fin. No parece que el balón traspase la línea, y en categoría juvenil no hay VAR, ni tecnología de la línea de gol, así que el árbitro decidió que había entrado y 1-1. El Madrid jamás se repuso a ese golpe, aunque Chust estuvo a punto de marcar el segundo justo antes del descanso. Sin embargo, los acontecimientos se precipitaron a la vuelta de vestuarios.

Un claro penalti de Martín Calderón permitió a Giovanni adelantar al Atlético en el 47, y el Madrid se autodestruyó. Muy malos cambios de Guti, que aislaron a Baeza en banda izquierda cuando el equipo encontraba resquicios cuando el cordobés aparecía por el centro y además quitando a Pedro, el chico que hizo el gol, evidenciando la profunda brecha existente entre ambos y que ha lastrado al equipo durante buena parte de la temporada. El Madrid lo intentó, pero sin nada, absolutamente nada, de fútbol, Calderón de central y no llevando la manija y toda la carga ofensiva dejándosela a la llegada de los laterales.

Un larguero de Antonio Blanco en un centro chut lejanísimo podía haberle dado el empate a los Cachorros, pero fue en el minuto 95, en una fulgurante contra, cuando el Atlético sentenció la final con el silbatazo final. El triplete cambia de barrio, y el nadaplete desgraciadamente también.

Compartir
Yo vi jugar a Del Bosque, así que llevo unos cuantos años yendo al Bernabéu. Socio desde 1986, mis recuerdos van ligados al Madrid del Di Stéfano entrenador, el de los cinco subcampeonatos, que me forjó en madridismo ante los malos tiempos, y al de la Quinta del Buitre, la poesía y las pelotas hechas fútbol. Desde 1996 dando la barrila en esto del periodismo deportivo, aunque hace años que es mi hobbie y no mi profesión.

3 COMENTARIOS

  1. No podemos engañarnos, pasó lo que previsiblemente tenía que pasar. Este año, tenía la impresión que el Juvenil A estaba varios escalones por debajo del equipo del año anterior (el del triplete) y el “nadaplete” lo confirma. Se que soís muy de Pedro pero desde el ppio me dio la sensación que no teníamos 9. Ha habido gente que ha cumplido como Sergio, Dela, Cesar, Martín, Baeza pero el resto muy irregulares bien x las lesiones (Fran G. y Augusto), bien xq este primer año les ha venido grande (Moha) bien xq, en mi opinión, no dan la talla (Pedro, Diego, Jordi, More, Isma…) bien xq son grandes secundarios pero no primeras espada (Alberto)

    • De Pedro es más Miguel Queipo que yo. Para mi no ha dado la talla y la mejor muestra de ella es su cifra goleadora aún contando sus últimos encuentros donde al fin recuperó la fortuna.

      El equipo era obviamente peor al del año pasado aunque ha estado conformado por gente muy joven (muchísimos jugadores del 2000). Espero que la próxima temporada estén a mejor nivel acompañando a los jugadores del actual Juvenil B o Juvenil C incluso (pienso en Latasa) den el salto.

      Lo peor ha sido que el Atlético iguale la última gesta blanca: el triplete juvenil.

    • A Pedro le falta gol, es obvio, pero tiene cosas que no están al alcance de cualquiera. Claro, que si te pasas un año tan importante como el del Juvenil A a boinazos con el entrenador (y el entrenador a boinazos contigo), pierdes un año fundamental en tu desarrollo. Éste era el año en que Pedro tenía que demostrar que puede ser un nueve de referencia, mejorando sus registros. Por lo que sea, no lo ha sido. Le queda una bala en la recámara. Y si no, este club no espera a nadie (salvo a Odegaard, parece ser)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here