AUS 0 – 2 PER: Más vale tarde que nunca

Cuarenta años después Perú vuelve a ganar en un Mundial, y lo hace para fulminar las opciones de clasificación de los australianos y para volverse a casa con el mejor sabor de boca posible

0
-publicidad-

Perú pasó por encima de una Australia a la que le pudieron los nervios. La obra de arte de Carrillo y el tanto de Guerrero hicieron justicia a lo visto en el terreno de juego. Este es el triunfo de una honra peruana, que superó a un combinado oceánico  que pensó demasiado en las matemáticas.

El partido nació bastante distinto a lo que se podía prever en la previa. Y es que, contra todo pronostico fue Australia la que empezó dominando la pelota ante un combinado albirrojo que esperaba atrás. Perú parecía haber escarmentado y los de Gareca retrasaron la línea para evitar las contras de los oceánicos.

Al contraataque y por la banda derecha. Así fue, como llegaron las primeras ocasiones para un combinado peruano, que tenia un filón en la conexión Carrillo – Advincula. Estos dos jugadores fueron durante todo el partido una pesadilla para una desorientada zaga australiana.

Aunque el que se estaba dando no era el partido al que Perú nos ha acostumbrado durante este Mundial, si estaba siendo el más efectivo. Algo que quedó demostrado a los 20 minutos del choque, cuando Carrillo, que estaba siendo el mejor de los sudamericanos culminó con una gran volea un centro de Guerrero.

Si Australia ya estaba bloqueada antes del gol peruano, más lo estuvo después de recibirlo. Parecía que los oceánicos eran los que ya estaban eliminados. Y es que, eran un muñeco en manos peruanas. Ni si quiera el paso del tiempo mejoró a los de Van Marwijk. De hecho, cada vez estaban mas a merced de unos peruanos que dominaron a placer durante toda la primera mitad.

Lo peor para los australianos, es que, lejos de mejorar, el partido fue a peor tras el descanso. Perú seguía a lo suyo: jugando, combinando y disfrutando antes de irse del Mundial. Y más iban a disfrutar, cuando a los cinco minutos de la reanudación Guerrero culminaba una de esas jugadas con el segundo tanto de los de Gareca.

El técnico australiano intentó buscar el milagro desde el banquillo dándole entrada al mítico Cahill y al joven Arzani. Pero pese a los cabezazos del primero y el atrevimiento del segundo, Australia era incapaz de convertir el coraje ofensivo en jugadas de verdadero peligro.

Coraje, casta y raza. Pero fútbol en lo que a fútbol ofensivo se refiere, Australia mostró poco. Muy poco. Los australianos tenían un único recurso, el de colgar balones. Pero esto no generaba problemas a una defensa peruana, que vivió tranquila hasta el final del choque y pudo mantener su merecida renta.

Ficha Técnica

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here