NIG 1 – 2 ARG: Marcos Rojo se disfrazó de héroe

0
-publicidad-

Sufrimiento es la palabra ideal para este encuentro. A pesar del buen arranque de Argentina con gol tempranero de Messi, la cosa se fue complicando con el paso de los minutos llegando Argentina a estar virtualmente eliminada hasta casi el final del encuentro. Pero Marcos Rojo, discutido para el partido de hoy, logró hacer lo que los cracks no pudieron: disfrazarse de héroe argentino y neutralizar con un golazo el tanto de Moses.

Había muchísimo en juego para la selección albiceleste y la muestra de ello fueron las imprecisiones que tenían los jugadores sudamericanos durante los primeros minutos, pero según avanzaba el encuentro el combinado argentino fue ganando presencia con su renovado 4-4-2 brillando especialmente Banega y Messi: justamente los protagonistas del primer gol con el que se abrió la lata.

Parecía que Argentina cada vez se encontraba más plácidamente sobre el terreno de juego y avasallaba la portería de Uzoho que tuvo la oportunidad de hacer una estirada de foto en un libre directo ejecutado por el propio Messi que el palo escupió tras rozar las yemas de los dedos del portero de Nigeria. A pesar de algún otro acercamiento, Argentina no logró sumar una renta mayor y el encuentro se marchó al descanso.

Con la reanudación llegó la sorpresa. Nigeria realizó una serie de variantes (Ighalo salió al campo) cambiando un poco su actitud pero sin lograr un resultado excesivamente destacado. Aún así el premio le llegó bien rápido: una falta de entendimiento en un balón colgado forzó un córner en el que Mascherano realizó uno de sus clásicos agarrones al límite del reglamento que Cuneyt Cakir no dudó en señalar, aún a pesar de que consultó al VAR por si estaba equivocado. Moses se cargó de responsabilidad y anotó el gol del empate con una frialdad envidiable.

El gol sentó mucho mejor a la selección africana que comenzó a ganar muchísimo protagonismo y a generar peligros con galopadas y contragolpes en los que no llegaban a la portería de Armani pero dejaban a los aficionados albicelestes al borde del infarto.

Y la masacre se cernió sobre Argentina tras un posible penalti cometido por Marcos Rojo que, para fortuna de los visitantes, el colegiado turco no señaló al considerar que no hubo voluntariedad.

Argentina también tuvo sus ocasiones pero se esperaba muchísimo más de una selección que aún clasificándose sobre la bocina, siempre da muchísima más guerra. Higuaín e Ighalo tuvieron las mejores ocasiones pero no llegaba el gol. Y cuando parecía que el partido iba a terminar en empate, un invitado inesperado como Marcos Rojo hizo un auténtico golazo para dar una victoria a su equipo que supuso el pase a octavos para su selección.

Compartir
De profesión abogado, sin nada que ver con el periodismo deportivo más allá del ejemplo y las enseñanzas de mi abuelo. Sin embargo, mi devoción por el fútbol base, y mi pasión por el Real Madrid me han traído hasta aquí para informar sobre La Fábrica y ayudar a conocer a los jugadores que la componen, uno de los mayores activos de este gran equipo. Esta será mi quinta temporada colaborando con este medio y espero seguir mostrando la misma ilusión que en las anteriores. Y en la medida de lo posible, seguir colaborando con Real Madrid TV siempre que así se me solicite. Como es lógico, no me responsabilizo de aquello que no escribo. Colaboro con este medio pero no pertenezco ni dirijo el mismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here