Randolph, un proyecto fallido

La actitud, rendimiento y poca profesionalidad del norteamericano han acabado con la paciencia de Pablo Laso y los blancos buscan la rescisión del contrato que les unía hasta 2020

0
-publicidad-

El norteamericano Anthony Randolph llegó procedente del Lokomotiv Kuban en 2016 avalado por su gran temporada al clasificar a los rusos para la Final Four. Elegido por los Warriors en 2008 nunca ha logrado asentarse en un equipo NBA pasando hasta por 4 franquicias distintas. A pesar de tener un buen segundo año como profesional (11.6 puntos y 6.5 rebotes) los de los bahía se desprendieron del jugador en lo que en primera instancia parecía un error se demostró a largo plazo como un acierto dada la trayectoria posterior de Randolph.

Así que después de varias temporadas jugando en EEUU se decidió a cruzar el charco para probar en Europa. Después de dos temporadas en el Lokomotiv Kuban, los dirigentes blancos le ficharon dado su gran rendimiento en el equipo ruso. La primera temporada en el Real Madrid fue la confirmación de Randolph como un jugador que encajaba en la plantilla. Aportaba versatilidad, puntos, rebotes, defensa, espectacularidad y fue uno de los jugadores destacados en la temporada 2016-2017. Por estos motivos se le renovó por tres años apostando fuertemente por él.

Sin embargo, esta temporada el bajón ha sido evidente. De repente, todo lo que había mostrado Randolph se fue diluyendo según avanzaba el curso. Parecía nuevamente mostrar esas características que mostraban inestabilidad mental o mejor sería decir una inmadurez que lastraba y condicionaba el juego en pista. Y es una lástima, porque en mi opinión es un jugador con mucha clase que debido a su mala cabeza no ha dado todo lo que tenía. Randolph hubiera podido tener una gran carrera en la NBA no como estrella pero sí como un jugador consolidado pero no ha sabido aprovechar todo su talento. Esta situación se ha trasladado a Europa y después de un prometedor primer año ha vuelto a las andadas.

Esta temporada ha sido francamente floja. Incluso se podría afirmar sin temor a equivocarme que ha ido de más a menos. Después de proclamarse campeón del Eurobasket con Eslovenia junto a Doncic, cuajando un buena actuación dentro del colectivo se presentaba como una pieza importante dentro del esquema de Pablo Laso. Sin embargo, lesiones aparte, el jugador fue poco a poco perdiendo protagonismo dentro de la plantilla. La actitud de Randolph en no pocos partidos era exasperante, cuanto menos lamentable. Se “borraba” en muchos partidos a lo largo de la temporada y mostró su calidad en contadísimas ocasiones.

Como he comentado en varias ocasiones, en zona mixta se han visto detalles de un jugador que es de todo menos profesional. Como esperar a la salida del vestuario visitante a un jugador rival para ajustar cuentas. A Hervelle del Bilbao y a Rojas del UCAM por ejemplo esta misma temporada. El partido disputado contra el UCAM fue el más intenso vivido en el Wizink Center. En la pelea entre los dos equipos al finalizar el encuentro la Policía Nacional tuvo que intervenir y no sólo eso, sino que además estuvo presente en zona mixta, hecho inusual. Volviendo al tema de Randolph, esta situación que puede parecer un hecho puntual ha sido sumando al bajo rendimiento y actitud del norteamericano. La gota que colmó el vaso fue la vivida tras el primer partido de la final contra el Kirolbet Baskonia. Llegó tarde al entrenamiento previo al segundo partido y ese hecho fue la guinda para que Laso condenara al jugador que ya no disputó ni un solo minuto el resto de la serie final en la que el Real Madrid acabaría proclamándose campeón de liga.

Vistos los hechos, el Madrid trata de deshacerse del jugador que tiene cláusula liberatoria para irse a la NBA. El jugador cuenta con dos años más de contrato de 2 millones de dólares brutos por temporada. Como indicaba el Bernabéu el Madrid va a prescindir del jugador pero falta ver cómo se quita de encima al jugador. La opción de la NBA a mí se me antoja complicada porque a pesar del buen primer año como madridista ya le conocen en EEUU y es un riesgo para cualquier franquicia que apostara por él. Veo más factible la opción de quedarse en Europa. Según informa Roberto Anidos (Piratas del Basket) Anadolus Efes y Khimki están valorando seriamente incorporar a Randolph a su plantilla. Otro detalle a tener en cuenta es el fichaje por parte del Madrid del argentino Gabriel Deck, un cuatro poco conocido en Europa, del estilo Nocioni según se apunta, que le va a quitar más minutos si juega con la primera plantilla desde la temporada 2018-2019.

Veremos si finalmente el Madrid termina por rescindir al jugador norteamericano y acaba por perfilar la plantilla para la temporada que viene.

 

 

Compartir
Madridista desde pequeñito, solo podía ser seguidor del mejor equipo del mundo; bastantes desgracias tiene la vida como para llorar por el deporte y ser fan de un equipo perdedor. Como lo mío no era precisamente ganarme las habichuelas jugando al baloncesto, decidí que lo mejor era verlo desde el otro lado de la barrera, y qué mejor forma que narrar los éxitos del Real Madrid de baloncesto. Mis referentes ligados a este deporte, sin lugar a dudas, han sido la plata olímpica de los Ángeles 84, el colegio San Viator (de donde salieron gigantes como Juan Antonio Corbalán y Carlos Jiménez) y mis hermanos mayores. Después de varios trabajos y alguna estancia en Irlanda decidí sentar la cabeza y ahora presto el mejor servicio al ciudadano desde mi posición de funcionario de la Comunidad de Madrid. No cuajó la opción de ser coordinador de cheerleaders, pero os dejo una foto ellas para que veáis que al menos lo intenté...

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here