-publicidad-

Como se venía apuntando a los onces que ambos entrenadores iban a sacar al terreno de juego no hubo ninguna novedad al respecto. Kraft que venía arrastrando problemas desde el inicio del mundial jugaba por primera vez en este campeonato del mundo un partido como titular en detenimiento de Mikael Lustig, al igual que Svensson que regresaba al banquillo porque jugaba Larsson. En Inglaterra se hablaba de que podría entrar Loftus-Cheek o Rashford pero finalmente Southgate se decantaba por Dele Alli y Sterling

En los resultados históricos entre estos dos conjuntos, la balanza se ha decantado del lugar de “los leones”. En 25 partidos que han disputados hasta la fecha había un global de siete victorias para los suecos, once empates y otras siete para Inglaterra, pero en este partido la partida se la llevaron los ingleses. En mundiales unicamente se habían enfrentado dos veces con dos empates (Corea 2002 y Alemania 2006)

El partido fue totalmente estratégico, un partido algo aburrido que no cualquier aficionado vería los 90 minutos porque eran un duelo llevado a cabo en el centro del campo y no tan corre calles como el que se vio entre Brasil y Bélgica. Ambos combinados sabían que el partido no se iba a ganar en los primeros minutos y estaban bien ordenados y si salía una contra donde se desordenara el equipo preferían parar y volver a empezar la jugada algo que no gustaba mucho en la grada pero que fue lo mas destacado de los primeros compases de juego junto al gol a balón parado de Maguire

En este partido se ha visto las ideas tan claras que tienen ambas selecciones. Suecia se está consagrando como el mejor equipo (en cuanto a ser un conjunto se refiere) del mundial y un estilo de juego parecido al que realizaba el Real Madrid de Mourinho o el Atlético de Simeone, bien compactos y saliendo a la contra. Inglaterra está realizando un campeonato extraordinario manteniendo la posición y asediando tanto a Suecia como a todos sus rivales en esta fase final

Tras la salida del túnel de vestuarios fue otro partido totalmente distinto donde los suecos parecían otros. Andersson se dio cuenta del error de la primera parte, donde Inglaterra empezaba presionando con la defensa y no les dejaba salir y por ello puso a cuatro arriba sosteniendo a los defensas y ahí se vio otro partido con Suecia mas volcada al ataque e incluso pudo hacer algún que otro gol, pero Dele Alli les lanzó otro jarro de agua fría y los dejó noqueados sin apenas reacción

Inglaterra con esta clasificación consigue llegar a una semifinal de una Copa del mundo tras 28 años, cuando lo hiciera en Italia 1990 donde quedaría cuarta tras perder 2-1 ante la anfitriona

Inglaterra se enfrentará el próximo miércoles a las 20.00h ante el ganador del Rusia-Croacia en el Olímpico de Luzhniki

Compartir
Futuro periodista, en mis tiempos libres me encanta disfrutar de mi pasión, el Real Madrid. De Sevilla al Santiago Bernabeu La verdad siempre por delante, defendiendo el escudo del Real Madrid allá donde voy. A por mi segunda temporada!!!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here