BEL 2 – 0 ING: Bélgica escribió su historia

0
-publicidad-

La historia del Mundial de Rusia ya está prácticamente escrita tras cerrarse su penúltimo capitulo, el de que selección ocupa la tercera plaza. Bélgica e Inglaterra partían en igualdad de condiciones para acometer tamaña gesta, y restaba que la pelota decidiera a quién correspondería el honor de completar el podium de la Copa del Mundo. El premio se lo acabó llevando la selección belga que fue notablemente superior y derrotó a los inglés (2-0). Meunier y Hazard anotaron los goles.

Los dos combinados ya habían disputado un encuentro lleno de suplentes en fase de grupos -que terminó con victoria belga-, que en nada se pareció al visto en la sesión mundialista del día de hoy. Dicho encuentro tuvo muy poco ritmo y jugadas de peligro, algo que no faltaron en este choque aunque de manera intermitente.

El encuentro comenzó con el gol más rápido de Bélgica en la historia de los mundiales, con dos protagonistas inesperados: Chadli y Meunier. Los dos carrileros iniciaron sendas carreras por banda y el zurdo puso un balón perfecto sobre el diestro para abrir la lata. Un gol que llegó de la mano de una jugada de contragolpe: la mejor arma del combinado centroeuropeo todo el mundial.

Inglaterra tuvo una aparición muy pobre durante todo el primer tiempo, y prácticamente durante todo el encuentro. Si bien contó con gran protagonismo a nivel de posesión, únicamente creó verdadero peligro con un disparo desviado de Harry Kane y el habitual peligro de Maguire en cada balón aéreo. Bélgica por el contrario dio varios sustos gracias a los balones filtrados de Kevin De Bruyne. El propio belga pudo hacer el segundo tanto pero Pickford sacó una mano salvadora.

El encuentro fue al descanso con la victoria por la mínima de los belgas quiénes se mostraron un paso por delante prácticamente todo el encuentro, pero que no lograban aumentar su ventaja. Cuanto más avanzaba el cronómetro más protagonismo ganaba el combinado insular, y Dier tuvo la ocasión de convertirse en el héroe inglés. Sin embargo, cuando ya había batido a Curtuois apareció de la nada Alderweireld salvando un gol cantado.

No desanimó este no-gol a los ingleses mientras Bélgica buscaba al contragolpe un nuevo tanto. Meunier estuvo muy cerca de lograrlo -Pickford sacó una de las mejores manos de la competición- pero al final, sería Eden Hazard el que daría el gol de la tranquilidad y certificaría la mejor clasificación histórica de Bélgica: nunca había formado parte del podium de un mundial.

Compartir
De profesión abogado, sin nada que ver con el periodismo deportivo más allá del ejemplo y las enseñanzas de mi abuelo. Sin embargo, mi devoción por el fútbol base, y mi pasión por el Real Madrid me han traído hasta aquí para informar sobre La Fábrica y ayudar a conocer a los jugadores que la componen, uno de los mayores activos de este gran equipo. Esta será mi quinta temporada colaborando con este medio y espero seguir mostrando la misma ilusión que en las anteriores. Y en la medida de lo posible, seguir colaborando con Real Madrid TV siempre que así se me solicite. Como es lógico, no me responsabilizo de aquello que no escribo. Colaboro con este medio pero no pertenezco ni dirijo el mismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here