Del Plus Ultra al Castilla: el nacimiento de un filial

El equipo asegurador nació en la década de los 30 y hasta 1947 no cerró su primer acuerdo de colaboración con el Real Madrid. Hasta finales de agosto de 1972 no cambió su nombre por el actual

0
Una formación del Castilla en la temporada 73-74, aún con el azul del Plus Ultra en su uniforme.
-publicidad-

Comienza este fin de semana la Segunda División B, la Categoría de Bronce del fútbol español, en la cual nuevamente vuelve a participar el Real Madrid Castilla. Sera su vigésima participación en la categoría (ya fuera con el nombre de Castilla, Real Madrid Deportivo, Real Madrid B o el actual) desde que la Federación Española hiciera la reestructuración de las distintas divisiones en el verano de 1977. Sin embargo, pese a ser el equipo filial del Real Madrid, la aparición del Castilla es relativamente moderna al surgir en 1972. Resulta paradójico que un club con mas de 115 años de historia tenga un equipo filial tan joven. ¿Siempre fue así? ¿No tenia equipo filial antes de 1972? Veámoslo.

Escudos Plus Ultra & Castilla (Futbolteca).

Años 30: el nacimiento del Plus Ultra

Pese a que el Castilla surgiera en 1972, esto no quiere decir que el club no tuviera históricamente equipos filiales o de categorías inferiores. Tras la fundación del club y el aumento del interés por este deporte en Madrid, a comienzos del siglo pasado, poco a poco el público fue juntándose alrededor de la entidad y, a medida que se iba demandando, fueron surgiendo de manera más o menos organizada ldistintos equipos de categoría juvenil e infantil amparados por el club. Estos solían jugar diversos partidos en la capital,  y sus mejores jugadores conseguían ir llegando al primer equipo. Asimismo, en la Federación Regional Centro también existía un campeonato de equipos reservas, en los cuales los jugadores no habituales del primer equipo tenían la posibilidad de mostrar su valía, pero siempre enfrentándose a equipos reservas de otras entidades.

Estamos hablando de finales de la década de los 10 y de los años 20 del pasado siglo. En la década de los 30, y sobre todo tras la Guerra Civil, el Real Madrid empezó a tejer una red con otros equipos de Madrid para que surtieran de jugadores al propio club, o bien para que esos otros clubes recibieran como cedidos a jugadores blancos sin minutos pero de los cuales no quería desprenderse el Madrid. El más conocido de todos estos equipos fue la Agrupación Deportiva Plus Ultra. Dicho equipo surgió al amparo de la conocida entidad de seguros Plus Ultra en los años 30, en la cual la sección de fútbol participaba en el denominado campeonato de empresas, siendo sus jugadores trabajadores de la aseguradora.

1947: Primer convenio con el Real Madrid

Tras la Guerra Civil, y siempre con el impulso económico de la marca de seguros, la sección de fútbol del Plus Ultra experimenta diversos cambios. Se adhiere a la Federación Castellana para dejar de jugar en el campeonato de empresas y comenzar a hacerlo en las diversas categorías inferiores de la región; adquiere el antiguo Velódromo de Ciudad Lineal donde el Real Madrid había jugado durante una temporada y del cual ya hablamos aquí; y finalmente obtienen el ascenso a la Tercera División. Sin embargo, los dos hechos mas importantes de la década de los 40 para el equipo son la llegada de Antonio Borrachero, vicepresidente de la compañía aseguradora, a la presidencia del equipo y el acuerdo de colaboración del Plus Ultra con el Real Madrid. Éste se firmó a mediados de mayo de 1947 inicialmente por dos años, pero prorrogable de año en año. En él se estipulaba que el Real Madrid podía disponer de cualquier jugador del Plus Ultra sin tener que pagar, al mismo tiempo que podía ceder al equipo aquellos jugadores que considerara oportuno. El Plus Ultra también recibiría el dinero necesario para reformar el Velódromo para que el Real Madrid pudiera usarlo en sus entrenamientos, al mismo tiempo que entregaría 5.000 pesetas (alrededor de 30 euros) al mes al equipo asegurador para los gastos propios del club. Para que el lector se haga una idea de los precios, comentar que el abono mas caro del Nuevo Chamartín para los socios en la temporada 47-48, el de Tribuna de Preferencia, era de 405 pesetas (2,43 euros) por veinte partidos.

Con la colaboración madridista, el club experimenta un gran empuje y en la temporada 49-50 acaba consiguiendo el ascenso a Segunda, categoría en la cual jugaría la mayor parte de la década de los 50. Por el Plus Ultra pasarían gran cantidad de jugadores madridistas, entre los mas conocidos Zárraga, Mateos, Marsal, Grosso, Serena, Pruden, Casado, Moleiro, los hermanos Antonio y Julio Gento o incluso históricos del Atlético, caso del que posteriormente seria capitán Feliciano Rivilla.

Entrada para un partido del Plus Ultra que se jugó en el estadio Santiago Bernabéu

Ya fuera al inicio o al final de sus carreras, para recuperar la forma tras lesiones graves o bien para formar jugadores, el Plus Ultra fue un equipo colaborador del Real Madrid. Sin embargo, el club mantenía su estructura independiente y el Real Madrid no entraba en la toma de decisiones del mismo, por lo cual la camiseta y el escudo seguían siendo los originales, así como tener un presidente ajeno al Real Madrid. Con el tiempo el Plus Ultra empezó a disputar diversos partidos en el estadio de Chamartín sin tener que por ello dejar el suyo de Ciudad Lineal. Durante las década de los 50 y 60 la colaboración entre ambos equipos seguiría igual, aunque el Real Madrid si fortalecería su cantera, cosa que ya hacia desde los años 40 de manera mas oficial por medio de Heliodoro Ruiz realizando convocatorias de pruebas para la juventud madrileña. Nace así el Real Madrid amateur, también llamado Real Madrid aficionados, que junto al equipo juvenil conformaría la cantera oficial del club. Ni siquiera con el fallecimiento de Antonio Borrachero en Marzo de 1966, a quien se le dedico el estadio de Ciudad Lineal, cambiaron las tornas. Su sobrino Juan José Borrachero tomo la dirección del club y los acuerdos de colaboración seguían sucediéndose anualmente.

Juan Jose Borrachero, presidente del Plus Ultra.

1972: el Banco de Bilbao y el nacimiento del Castilla

Sin embargo, a comienzos de los 70 todo cambiaría drásticamente. En el accionariado de la compañía aseguradora entra en 1972 el Banco de Bilbao, controlando el noventa por ciento de la empresa con el objetivo de convertirla en la propia aseguradora del banco y reducir gastos superfluos: el fútbol era uno de ellos. El equipo generaba pérdidas y para más inri tenía el estadio en una zona de Madrid, Arturo Soria, que era muy apetecible para convertirlo en pisos. El club, que estaba por aquel entonces en Tercera, corría un serio peligro de desaparición, por lo que Borrachero intentó recabar mayor ayuda madridista. Ésta llegó cuando el Real Madrid cedió al Plus Ultra los derechos federativos del club para desvincularlo de la entidad aseguradora y recibir mayor amparo económico del club nlanco a partir de julio de 1972. El Plus Ultra por su parte, al perder el campo de Ciudad Lineal, comenzó a jugar en la Ciudad Deportiva. De primeras los cambios no parecían que serian drásticos, como aseguraba su presidente en la entrevista reproducida sobre estas líneas.

Una formación del Castilla en la temporada 73-74, aún con el azul del Plus Ultra en su uniforme.

El lunes 7 de agosto el Plus Ultra realizó la presentación de su plantilla en la Ciudad Deportiva, con 19 jugadores y apenas dos incorporaciones nuevas a la plantilla, mientras que el Madrid mantenía en el Plus Ultra a siete jugadores cedidos. La mayor novedad se ubicaba en el banquillo y era el cambio de Manuel Peñalva, histórico ex jugador del Rayo Vallecano, por Antonio Ruiz. El que fuera centrocampista madridista en los 50 había conseguido durante el verano ser el Numero 1 de la promoción de entrenadores del XXXI Curso Nacional, y dado que pertenecía al Real Madrid, ambas directivas llegaron a un acuerdo para que éste fuera el entrenador del Plus Ultra.

Con menos de un mes por delante para comenzar el campeonato de Tercera, Ruiz se centró en modelar y organizar un equipo que pudiera ser del agrado del exigente nivel madridista, ahora que el club dependía más de las oficinas de Concha Espina. Casi en silencio, a finales de agosto llegó el cambio de nombre de la entidad. Previa aprobación de la Federación, la AD Plus Ultra cambiaba la denominación oficial para pasar a ser Castilla CF, rescatando el nombre de un equipo madrileño en la década de los 30 que desapareció con la llegada de la Guerra Civil. Sin nombre, sin estadio y con el escudo recién modificado, desaparecía el triangulo invertido con el león y el sol al alba para dar paso a un escudo redondo con las letras CCF entrelazadas. Tan solo la camiseta azul y el pantalón blanco se mantenían fieles al Plus Ultra.

El 3 de septiembre de 1972, en el madrileño estadio de Usera (el actual Ramón Valero aunque aun bajo el nombre de Gabino Jiménez) el nuevo Castilla disputaba su primer partido oficial para enfrentarse en matinal al Moscardó. Para la historia quedaran los Leal, Lanchas, Salmerón, Heredia, César, Cruz, Garrido, Ortega (Luis 82’), Rial, Sánchez Martín (Lolo 45’) y Juanjo como los integrantes del nuevo Castilla CF. Aunque caería derrotado por 1-0 no seria el preludio de una mala temporada puesto que el Castilla se quedaría unicamente a dos puntos de jugar la promoción de ascenso a Segunda.

Una formación del Castilla en la campaña 1978-1979, la primera de blanco.

Pese a que siempre se ha considerado al Plus Ultra como equipo filial, hay que consignar que a tenor de los hechos no lo fue. Sí es cierto que fue un equipo con el cual el Real Madrid tuvo un gran trato de favor y un acuerdo de colaboración mayor que con otros conjuntos de categorías inferiores de la capital. Incluso cuando ya se denominaba Castilla el Real Madrid no lo consideraba filial en sus primeros años, y por ejemplo el Boletín Oficial del Real Madrid sólo empezó a informar de sus partidos a partir de la temporada 74-75. El Castilla mantendría los colores del Plus Ultra hasta la temporada 78-79. cuando recién ascendido a Segunda comenzaría a vestir de blanco en su totalidad, como el primer equipo, al mismo tiempo que pasaría a jugar sus partidos en el Santiago Bernabéu, donde hasta entonces solo lo había realizado de manera esporádica. Mientras tanto, Juan José Borrachero seria presidente del Castilla hasta 1985, cuando con la llegada de Ramón Mendoza a la presidencia madridista optó por poner en el cargo a Pedro Zapata. De esta forma se terminaba con el ultimo vestigio que anclaba al Castilla con el Plus Ultra.

Compartir
Con mi Insignia de Plata en un lugar privilegiado e intentando llegar a la de Oro, nada se puede comparar a la 7ª cuando uno ha sufrido todas las decepciones europeas de la segunda mitad de los 80. Abuelo, lo que hubieras disfrutado con los 11 de blanco, ya tenemos el doble de Copas de Europa desde que te fuiste y aquí seguimos, disfrutando y recordando a todos aquellos que de una u otra manera han hecho posible que seamos lo que somos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here