ATH – RM: Un Doctorado en San Mamés

Los blancos tienen el primer examen serio de la temporada. Lopetegui tirará de los habituales y rotará ante la Roma. Casemiro y el inquilino de la portería, las dudas en el once del técnico vasco

0
-publicidad-

Un Doctorado, ahora que están tan de moda. En un partido en San Mamés, claro, estadio bravo y rival histórico. El Real Madrid de Julen Lopetegui, que se sacó con la gorra la carrera de Postcristianismo en el arranque de Liga, busca ante el Athletic (20:45, Movistar Partidazo) demostrar ante el Tribunal, a ocho días de la Asamblea de Compromisarios del club, que suspender pintura al dedo en preescolar (aquella derrota Supercopera ante el Atlético) fue un traspiés sin importancia que no puede emborronar su brillante expediente académico desde entonces.

Pero conviene no engañarse. Ese brillante expediente se ha conseguido aprobando las marías, pero lo de hoy ante los rojiblancos de Berizzo serán palabras mayores. Porque el Athletic, esté en la posición en la tabla en la que esté, con la plantilla que sea o con el entrenador que toque, siempre va a ser uno de los más encarnizados rivales del Real Madrid, sobre todo y fundamentalmente en su feudo, exactamente donde se juega hoy el encuentro.

Llega el encuentro además en un momento ‘raro’. El Athletic, por aquello de que no pudo jugar en Vallecas debido a las obras saltarinas en las gradas del estadio del Rayo, hace tres semanas que no disputa un partido: desde el 27 de agosto. El Real Madrid, mientras, acude tras el primer parón de selecciones de la temporada, con media plantilla de diáspora, con algunos jugadores entre algodones por el cansancio (especialmente acusado en el caso de Casemiro) y con el primer choque europeo asomando por el horizonte, que el miércoles llega la Roma.

Así las cosas, Lopetegui parece que tiene claro que, de rotar, será en casa ante los italianos, un partido que permite un relativo margen de error que LaLiga no tolera. El técnico vasco barrunta que un trastazo liguero es mucho más complicado de enmendar que uno en una liguilla de Champions que parece bastante accesible, así que es la hora de echar la carne en el asador, incluyendo a la delantera Bale-Benzema-Asensio que, hasta el momento, tan buenos réditos está ofreciendo. El resto del bloque será el similar al del año pasado con la habitual duda en la portería, aunque Keylor, que prefirió quedarse trabajando en Valdebebas que irse con su selección de bolos, debería obtener un guiño debido a su predisposición. Claro, que si hablamos de portería mejor no mirar mucho al Athletic, metido en un girigay tremendo desde la marcha de Kepa…

Compartir
Yo vi jugar a Del Bosque, así que llevo unos cuantos años yendo al Bernabéu. Socio desde 1986, mis recuerdos van ligados al Madrid del Di Stéfano entrenador, el de los cinco subcampeonatos, que me forjó en madridismo ante los malos tiempos, y al de la Quinta del Buitre, la poesía y las pelotas hechas fútbol. Desde 1996 dando la barrila en esto del periodismo deportivo, aunque hace años que es mi hobbie y no mi profesión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here