RM 3 – 0 ROM: Isco martillea y Keylor atornilla

Cuatro paradones del Tico y un gol de falta sobre el descanso allanan el camino de un buen Madrid ante la Roma. Bale y Mariano, que redebutaba, los otros dos goleadores del vigente tricampeón de Europa

0
-publicidad-

Isco martillea y Keylor atornilla. Como una suerte de brigada especial de bricolaje, el Real Madrid se aferró al media punta malagueño y al portero costarricense para doblegar a la Roma (3-0) con goles del de Arroyo de la Miel, de Gareth Bale y del redebutante Mariano. El asalto a la Decimocuarta empieza bien, pero esto es siempre como acaba y jamás como empieza.

El Madrid se marcó un partido avasallador desde el primer segundo, cuando Bale desperdició una ocasión a lo Julio Salinas tras un gran control orientado, pero se le marchó fuera. Desde ahí, y gracias a un implacable Kroos, magnñifica primera parte la suya, los de Lopetegui monopolizaron el balón durante la primera media hora, sitiaron el área de un Olsen que achicaba agua a babor y estribor y controlaban todo cuando sucedía sobre el campo. Pero sin gol, porque la pelotita no entraba.

La Roma se sacudió el dominio inicial y acabó el primer tiempo sacándole un paradón a Keylor Navas. Y otro par más nada más iniciarse el segundo tiempo, más otro con el partido menguando. El Tico le está poniendo las cosas realmente complicadas a Lopetegui, a quien le ha caído un marrón en la portería: con el estado de forma que mantiene Keylor Navas no se le puede sacar de ahí, salvo orden expresa.

Pero volvamos al primer tiempo: el Madrid desatascó el partido sobre el silbatazo del final del primer acto con un martillazo seco de Isco, de falta directa, su primer tanto así con la camiseta del Madrid aunque con la Selección española ya había anotado alguno. Entre el golpetazo seco del malagueño y que Keylor se atornilló a la portería para que la Roma no le batiera, el partido estaba ganado.

En la segunda mitad, el Madrid estuvo mejor aún que en la primera, con más profundidad y más mordiente, llegando con facilidad pasmosa al área de un Olsen que se las veía y se las deseaba para impedir más goles del trece veces campeón de Europa. No lo pudo evitar en un gran pase de Modric, muy buen segundo acto el suyo, a un Bale que volvió a demostrar que si no tiene que pensar es un futbolista formidable: balón al espacio y zurriagazo. Gol. Si por en medio tiene que darle a la neurona, el galés no es especialmente dotado para esto, qué le vamos a hacer.

El partido acabó en el área romanista, con el Madrid gustándose, Mariano debutando e intentando arrancadas a lo Ronaldo Nazario y Asensio adornándose más que el Real de la Feria de Sevilla, pero fue Mariano el que cazó el 3-0 tras recortar a Manolas y poner una rosquita. Primer paso dado. Quedan once más para llegar al Wanda Metropolitano.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here