CSKA 1 – 0 RM: Aquí no hay quien marque

El Madrid encajó un gol tempranero tras un error grosero de Kroos y luego acabó frustrado por su alarmante falta de juego y de puntería. Un larguero y dos postes madridistas, que llevan tres partidos sin marcar

0
-publicidad-

En este Real Madrid no hay quien marque, y más vale que cada palo aguante su vela cuanto antes y deje de intentar tapar las vías de agua del naufragio achicando líquido con un dedal. Los de Lopetegui se dieron un trastazo morrocotudo en Moscú (derrota 1-0) debido, una vez más, a su desesperante falta de gol. Hacía doce temporadas, desde la 2006-2007, que el Madrid no encadenaba tres partidos consecutivos sin marcar. En esta 2018-2019 ha conseguido igualar ese registro tan negativo: derrota 1-0 en Moscú, el grupo que se complica y, ahora sí, aquello de que hay crisis deja de ser una coletilla para aproximarse bastante a la verdad.

El partido se decidió antes de los dos minutos. Un error grosero de Kroos, de esos que comete por ir de sobrado pensando que los rivales son unos pobrecillos, le permitió a Vlasic fusilar a Keylor y poner el partido en absoluta y total franquía para el CSKA. Es así de triste: si con Cristiano Ronaldo el Real Madrid comenzaba todos los partidos ganando 1-0, eso nos contaban las terminales mediáticas del club, ahora sin él eso de mover el cero del marcador propio es una tarea titánica que cuesta varios partidos. Más aún si no está Bale, como en Moscú.

El partido, desde que el Madrid del debutante Reguilón se recuperó del mazazo ruso, tardó veinte minutos en los que pudo encajar algún gol más, fue totalmente cuesta abajo a favor de los blancos. Ceballos marcó el ritmo del primer tiempo con Asensio desaparecido, algo que curiosamente osciló radicalmente en el segundo, el sevillano missing y el balear con ganas de pelea. Benzema volvió a ofrecer un partido plomizo, y ya no tiene el escudo aquel de que jugaba para que otros se lucieran. El francés se encontró, para colmo, con el larguero en un testarazo. Y Casemiro y Mariano, que entró en el tramo final, se tropezaron con los postes. Lo que cuenta es meterla justo entre ellos, pero no hay forma.

Por centímetros, por lo que sea: pero aquí no hay quien marque. Falta capacidad de generar fútbol, porque mucho sobeteo de pelota pero ninguna profundidad y cero orden. Falta gol. Pero no veinte goles, no. Faltan cincuenta goles, se pongan como se pongan. Ya tenemos tarea para este verano. ¿Qué jugadores pueden traerse que lleguen a esa cifra? Moscú, como antes Sevilla y el Atlético, y antes aún el Espanyol, le mostraron un espejo al Rey de Europa y éste se vio desnudo. Empieza el otoño y ya hace frío. Mucho frío.

Compartir
Yo vi jugar a Del Bosque, así que llevo unos cuantos años yendo al Bernabéu. Socio desde 1986, mis recuerdos van ligados al Madrid del Di Stéfano entrenador, el de los cinco subcampeonatos, que me forjó en madridismo ante los malos tiempos, y al de la Quinta del Buitre, la poesía y las pelotas hechas fútbol. Desde 1996 dando la barrila en esto del periodismo deportivo, aunque hace años que es mi hobbie y no mi profesión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here