ALA – RM: Vuelve la Liga, vuelve la alegría

Tras el desastre de Moscú y los dos partidos sin marcar en Liga, el Madrid regresa a la competición que dijeron iba a ser la prioritaria este año. El Alavés puede adelantar a los de Lopetegui en la tabla

0
-publicidad-

Vuelve la Liga, vuelve la alegría. O lo que debería ser la alegría, porque así se encargaron de vendernos esta competición durante el verano los voceros del reino blanco y porque así había sido, siempre, históricamente, hasta que alguien decidió que eso de competir todos los fines de semana contra tus compañeros de terruño era un estrés innecesario y el club se puso a tirar esta competición como si le fuera la vida en ello. En Vitoria (18:30, BeInLaLiga), ante un Alavés que si gana adelantaría al Real Madrid en la tabla y tras tres partidos y medio sin marcar un gol, el equipo de Lopetegui vuelve al sillón del dentista.

Un Lopetegui que es quien menos culpa tiene de todo: se quedó sin el referente de este equipo, vio cómo otro de los pesos pesados le echaba (y le ganaba) un pulsito al club, contempló cómo no le fichaban al deseado porque éste volvió a chulear al Madrid por tercera vez en su carrera, tuvo que conformarse con un desconocido brasileño más verde que Hulk comprando coles de Bruselas para apuntalar su equipo y no le trajeron a su única petición en materia de fichajes. Demasiado hace Julen con sobrevivir siendo una rodaja de salchichón en un bidet lleno de pirañas, aunque si dejara de insistir en el gilitaca seguro que el Madrid tendría más posibilidades de marcar. Otra cosa es que un equipo sin gol salvo en fogonazos individuales haga mil tantos, pero eso es otro cantar.

Así que a primeros de octubre, la realidad es la que es, por mucho que, como dice el de nuevo hoy suplente Keylor Navas, haya personal empeñado en tapar el sol con un dedo. Luego en mayo la cosa será la que tenga que ser, pero con el inicio del otoño la realidad es que el actual tricampeón de Europa parece un meritorio al que solo le queda el recurso de hincar los codos para tratar de salir de ésta. ¿Querrá hacerlo?

Pocos cambios se adivinan en el once madridista respecto al que se estrelló de manera lastimosa en Moscú ante el CSKA: vuelve Bale, después de su enésima lesión psicológica una semana antes de una convocatoria con Gales, y Nacho pasará al costado izquierdo mandando a Reguilón, de los poquísimos que cumplió con su trabajo en Luzhniki, a galeras. Ramos vuelve al eje de la zaga, y a las faltas, y a los penaltis. Lo demás, lo de siempre: el fuerísima de forma Modric, o tal vez estresado por los dos líos judiciales (con la Hacienda española y con la Justicia croata) que le mantenían en vilo estos últimos meses; un Casemiro al que de tanto usar la silicona para reparar las grietas se le empieza a agotar el frasco; un Kroos al que le está costando arrancar su motor diesel; un Asensio que sigue sin saber si es carne, pescado o aceituna rellena de anchoa; y un Benzema que, captado ayer oficialmente por la maquinaria propagandística del presidente, o empieza a marcar goles o empezaremos a escuchar que es el mejor socio de… el mejor socio de… Bueno, el mejor socio, que el otro ya no está.

Compartir
Yo vi jugar a Del Bosque, así que llevo unos cuantos años yendo al Bernabéu. Socio desde 1986, mis recuerdos van ligados al Madrid del Di Stéfano entrenador, el de los cinco subcampeonatos, que me forjó en madridismo ante los malos tiempos, y al de la Quinta del Buitre, la poesía y las pelotas hechas fútbol. Desde 1996 dando la barrila en esto del periodismo deportivo, aunque hace años que es mi hobbie y no mi profesión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here