RMB 89 – 82 UNI: Una agonía pese al recital Tavares

Campazzo y Llull decidieron el partido casi al final ante un gran Unicaja. Tavares el mejor de los blancos

0
-publicidad-

El Madrid logró una gran victoria ante Unicaja (89-82) en los últimos instantes gracias a Campazzo y a Llull. Tavares fue el mejor del partido. Sin embargo, los blancos fueron irregular essobretodo en el tercer cuarto, algo que les pudo costar caro. Milosavljevic y Shermadini, los mejores de un gran Unicaja que estuvo a punto de dar la sorpresa en la capital.

Tanto el Madrid como el Unicaja salieron con ganas de agradar pero los blancos se encontraban ansiosos sobretodo desde el triple (0/5 en el primer cuarto) y los visitantes lo aprovecharon a través de Wiltjer que dos triples se marchaban en un abrir y cerrar de ojos (4-11 minuto 3) provocando un tiempo muerto de Laso. El Madrid no jugaba mal y dominaba el rebote pero los primeros tiros no entraron. Sin embargo, la solidez defensiva encarnada en Tavares y la fortaleza en el rebote (Randolph) empezaron a establecer la remontada. Del 12-13, los verdiblancos encajan un parcial de 9-0 madridista en muy poco tiempo. Tavares era un dolor de cabeza para Shermadini y Lessort. Al final del primer cuarto el Madrid vence 21-15.

Y como en el partido contra el Iberostar Tenerife, el Madrid conseguía una ventaja relativamente cómoda y de repente el rival iba poco a poco rebajando esa diferencia. En este caso dos triples consecutivos posibilitan que el Unicaja vuelva a liderar el marcador con el 22-23. Esta vez iba a ser diferente, la entrada de Carroll supuso un revulsivo para los blancos. Si el triple blanco era una losa en los primeros diez minutos, solo el de Wyoming consigue 3 prácticamente consecutivos. En el segundo cuarto, los blancos transforman un 5/9 que van arreglando ese aspecto del juego. Llull no se encontraba my cómodo en el partido de hoy pero la entrada de Campazzo también supone un cambio de revoluciones. Así que desde ese 22-23, el Madrid consigue un parcial de 24-8 que deja noqueado a los de Casimiro. Quedando 3 minutos los malagueños maquillan el resultado hasta el descanso dejando un 48-36 en el luminoso. Las sensaciones del Madrid eran francamente buenas tras dos cuartos. Los más destacados son Tavares con 15 de valoración (8 puntos, 6 rebotes y 2 tapones) y Campazzo con 10 de valoración (5 puntos, 3 asistencias, 2 robos). Por los visitantes, Wiltjer 8 puntos y un Jaime Fernández con 5 puntos un poco apagado por el momento.

Tras el descanso, el Madrid sigue con una buena ventaja (51-36) pero los errores y cierta autocomplacencia blanca da esperanzas al Unicaja de Málaga. A través de Milosavljevic (anota 8 puntos en el tercer período). Tavares sigue siendo un bastión defensivo pero el atasco en la ofensiva es evidente y el Madrid sufre incluso desde el tiro libre. El Unicaja a lo suyo (minuto 26, 61-56). Y cada vez con más convicción justamente lo contrario de lo que le pasa al Madrid. Se queda clavado en esos 61 puntos y tras dos triples de Salin se pone por delante ante el estupor del público (minuto 29, 61-64). Al término del cuarto, 62-64. El Unicaja anota un parcial de 28-11 en ese cuarto y ha borrado el buen hacer blanco de la primera parte.

En el último cuarto, varios detalles. Lo mejor, el Madrid consigue anotar de nuevo aunque sea a rachas. Lo peor, el Unicaja no ceja en su empeño de ganar el partido e iba a vender muy cara la derrota. Milosavljevic sigue martilleando con Shermadini entrando en juego poco a poco (minuto 34, 71-72). Por momentos, los dos equipos intercambian canastas en apenas unos segundos. 7 cambios de liderato en apenas 3 minutos. Roberts es ahora el protagonista con 7 puntos dejando a los blancos muy tocados (minuto 37, 77-81). En ese momento tan crítico, Tavares emerge en los dos lados de la pista. Primero taponando a Lessort y luego anotando 4 tiros libres consecutivos quedando 90 segundos por jugar. Después de un libre de Roberts, Campazzo con un 2+1 y Llull con un triple entierran las opciones del Unicaja a falta de 30 segundos (87-82) que jugó un partido muy muy serio.

Compartir
Madridista desde pequeñito, solo podía ser seguidor del mejor equipo del mundo; bastantes desgracias tiene la vida como para llorar por el deporte y ser fan de un equipo perdedor. Como lo mío no era precisamente ganarme las habichuelas jugando al baloncesto, decidí que lo mejor era verlo desde el otro lado de la barrera, y qué mejor forma que narrar los éxitos del Real Madrid de baloncesto. Mis referentes ligados a este deporte, sin lugar a dudas, han sido la plata olímpica de los Ángeles 84, el colegio San Viator (de donde salieron gigantes como Juan Antonio Corbalán y Carlos Jiménez) y mis hermanos mayores. Después de varios trabajos y alguna estancia en Irlanda decidí sentar la cabeza y ahora presto el mejor servicio al ciudadano desde mi posición de funcionario de la Comunidad de Madrid. No cuajó la opción de ser coordinador de cheerleaders, pero os dejo una foto ellas para que veáis que al menos lo intenté...

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here