El baloncesto en el Real Madrid empezó como una sección femenina

0
Alineacion del Real Madrid Femenino en diciembre de 1928
-publicidad-

Una mañana a finales de octubre de 1974 se reunieron en el Santiago Bernabéu cinco viejos ex jugadores, cada uno de su disciplina, para evocar los años anteriores a la Guerra Civil. Alguno ni siquiera vivía en España y viajó a Madrid ex profeso para ello. El anfitrión del encuentro es el propio Santiago Bernabéu al cual el cabecilla del grupo que le visita le entrega un álbum y una Copa denominada Chapultepec. El simple trofeo en realidad es muy importante, ya que se trata del primer trofeo conseguido por la sección de Baloncesto, en 1931 y quien la entrega es Angel Cabrera, la persona que fundó el equipo hace mas de 40 años. Aprovechando que la semana que viene se cumplen 44 de aquella reunión vamos a recordar la disputa de aquel trofeo y los orígenes del baloncesto en el Real Madrid, que tuvo su inicio en una sección… femenina, y no masculina.

El trofeo Chapultepec, de 1974.

Oficialmente la fecha que se da siempre como el momento fundacional del equipo de baloncesto del Real Madrid es el 8 de marzo de 1931, cuando en el diario ABC aparece la siguiente nota: “El Real Madrid ruega a todos los señores interesados en la practica de este deporte pasen por la secretaria del Club, Caballero de Gracia 15, para recibir instrucciones con respecto al partido de selección y entrenamiento que se jugara el próximo domingo a las diez de la mañana, contra el Instituto Escuela“. Encima de este aviso también había otro, donde se informaba la ampliación del plazo de inscripción para el campeonato regional de Basket-Ball, y en cuyo listado, en primer lugar, aparecía el Real Madrid FC. Resulta curioso que una sección aun no formada oficialmente estuviera ya inscrita en un campeonato que comenzaría en breve.

Ángel Cabrera, en 1933

Detrás del llamamiento en ABC estaba Ángel Cabrera. Éste era un madrileño apasionado por el deporte que durante la década de los años 20 había sido alma mater y fundador de varios equipos de baloncesto en la capital (en los cuales había jugado) así como integrante de los equipos inferiores de fútbol del Real Madrid. Pero ‘hizo las Américas’ e interrumpió los avances que estaba logrando. Aún así, consiguió que desde el continente americano le remitieran reglamentos del juego para usarlos en unos conjuntos que no disponían aún de ellos. A su vuelta en 1929 a Madrid retoma su labor de divulgación del baloncesto. Viendo el avance de este deporte en los años de su ausencia, quiso dar mas impulso al mismo a través de un equipo con mas nombre que quisiera involucrarse, por lo que planteo en 1930 al Real Madrid la idea de formar una sección de baloncesto, deporte que él consideraba el mas completo. Tras obtener la autorización del club, publico el mencionado anuncio. Si bien la llamada oficial fue desde el ABC, dos días antes ya se había publicado en el diario La Voz, un vespertino madrileño de la época, un pequeño aviso al respecto.

 

Recorte de La Voz, 6 de marzo de 1931.

Además, que en el mes de marzo de 1931 se publicara este anuncio no quiere decir que fuera la primera vez que se jugara en el Real Madrid al baloncesto. Cuesta creer que el club se apuntara a una competición sin tener detrás una mínima base que sustentara dicha inscripción. En el Libro de Oro del Real Madrid, publicado en 1952, se da la fecha de inicio de la sección en 1929. Igualmente Máximo Arnaiz, jugador en esos primeros años y tras la Guerra Civil, da como fecha de inicio ese mismo año en otra entrevista, aunque la memoria le juega alguna mala pasada y surgen dudas con la fecha. Las notas del Libro de Oro coinciden con la vuelta de Cabrera a Madrid, pero sin embargo apenas hay noticias en la Prensa de la época sobre los partidos que se pudieron jugar, por lo cual sigue quedando en el aire la fecha aproximada real.

Lo que sí se encuentra uno buscando en las hemerotecas es un sorprendente partido jugado en diciembre de 1928. El Athletic Club de Madrid cedió a la Federación Universitaria Escolar el estadio Metropolitano para un festival deportivo de deportes considerados minoritarios, y con un partido sorprendente: a las 9 de la mañana del 9 de Diciembre se anuncio un encuentro femenino entre la FUE y el Real Madrid. Es asombroso dicho anuncio. Cuando apenas hay indicios de aquellos años sobre una posible sección masculina de baloncesto en el Real Madrid, era noticia la sección femenina. Pudiera pensarse que el periódico donde aparece la noticia diera como erróneo el nombre del equipo madridista y simplemente fuera un combinado con nombre de la propia ciudad. Pero sin embargo fueron más de cinco periódicos distintos los que publicarpn el anuncio del partido, así como el resultado. Y en todos se referencia al Real Madrid femenino.

Anuncio del partido del Real Madrid femenino de baloncesto, en diciembre de 1928.

Finalmente a las once de la mañana, y no a las nueve, de ese 9 de diciembre de 1928 comenzó el encuentro bajo las ordenes del arbitro Joaquín Infante. Por el Real Madrid jugaron Mercedes Bolívar (capitana), María de las Nieves González, Ramona Crespo, Cristina Mariné y Odette Rousell, mientras que por la FUE lo hicieron Carmen Caamaño, Carmen Carials, Pepita Callao, Pilar Villalba y Adelaida Muñoz. Las madridistas jugaron con camiseta y pantalón blanco con franja negra. El partido fue un monologo del equipo universitario, que derrotó a las madridistas por 15-0. Las crónicas hablan de un partido entretenido y hasta de un penalti que se lanza, entendemos que similar a un tiro libre, que valió un punto. El publico presente despidió a las contendientes con una ovación al terminar el encuentro sobre el césped del Metropolitano.

Alineacion del Real Madrid Femenino en diciembre de 1928.

¿Qué más pudo suceder entre este partido y la fecha de la aparición del llamamiento de Cabrera en ABC? Seguramente en el Real Madrid se jugaban de manera informal ciertos partidos, pero al no tener aún la cancha construida en el viejo campo de Chamartín, estos partidos se celebrarían en las escasas canchas ubicadas en Madrid. Al ser aún un deporte de poca participación en la capital el espacio dedicado en la Prensa a dichas noticias era escaso, por lo cual unos simples amistosos no eran susceptibles de ser reflejados en papel. Como quiera que a partir de marzo de 1931 se da mayor oficialidad a la sección, y la creación del campeonato regional, el espacio dedicado al baloncesto madridista empieza a ser más recurrente, aunque aún escaso.

El primer día de agosto de 1931 se organiza en la residencia de Cercedilla de Emilio Gutierrez Bringas un partido entre un conjunto local y el Real Madrid. Bringas era un empresario mexicano multimillonario que se había instalado hacia casi una década en dicha localidad de la sierra madrileña, donde poseía un edificio de nueva construcción al que bautizo con el nombre de “Villa Chapultepec” en honor a su localidad mexicana de nacimiento. La villa disponía de pistas de tenis, hockey, piscina… y quiso inaugurar una nueva pista de baloncesto, para lo cual pensó en el Real Madrid. La idea inicial era que estos se enfrentaran a un conjunto de estudiantes hispanoamericanos en la disputa de un trofeo donado por Santiago Bernabéu, que en esos momentos formaba parte de la junta directiva del club madridista. Por desgracia la climatología fue adversa y el partido se tuvo que posponer.

Con varias semanas de margen se decidió la nueva fecha, el 22 de agosto, pero cambiando el lugar del encuentro y situándolo en el estadio de Chamartín, entre la piscina y la tribuna del estadio, lugar donde se estableció una cancha de baloncesto. El Madrid consiguió derrotar al llamado Chapultepec por 19-12 con estas alineaciones y anotadores para el recuerdo: Cabrera 2, Ortega 12, Middelman 3, Arnaiz y Villate 2 para el Madrid, por Bringas 2, Bernardo 4, Castellvi 6, Garrido y Hermes. Como arbitro de la contienda el señor Hermoso. Al final del encuentro Santiago Bernabéu hizo entrega de la copa a Cabrera, capitán madridista de lo que se considera el primer trofeo de la historia de la sección de Baloncesto. El trofeo estaba realizado en plata de ley con la firma y rúbrica del que posteriormente seria presidente de la entidad.

Bernabéu entrega el trofeo Chapultepec a Ángel Cabrera, seguido del alemán Middleman, Arnaiz, Villate y Ortega.

Si volvemos al anuncio de Cabrera en ABC se nos pueden plantear varias dudas: ¿Cuánta gente contestó al anuncio? ¿Cómo se eligieron a los que lograron el acceso? Ambas preguntas no son difíciles de responder, sino imposibles ante la falta de testimonios y datos fiables, pero nos podemos hacer una idea a tenor de lo que sucedió en septiembre de 1931. Tras el verano el Madrid organizo un Torneo Social exclusivo para sus socios, alrededor del cual se organizaron cuatro equipos para enfrentarse entre ellos. Los conjuntos tenían una denominación particular: Júpiter, Marte, Saturno y Vulcano. Por aquel entonces ya eran cerca de una treintena los socios que jugaban al baloncesto, y de los cuales aquellos que mas destacaran pasarían a formar parte del primer equipo de baloncesto. No olvidemos los inicios del equipo de futbol cuando solo podían jugar en el equipo aquellos socios al corriente de pago de sus cuotas. El campeonato, con entrega de Copas para los ganadores y medallas para los subcampeones, lo conquistó el equipo denominado Saturno. Para la historia de la sección quedan los nombres de varios de aquellos pioneros que se enfundaron la camiseta blanca en aquel torneo: Pérez, Ortega, Chacel, Linares, los hermanos Mascaró, Arnaiz, Clemente, Cabrera, Villate, Hermes, Botella, etc.…

Plantilla madridista en noviembre de 1931.

Cuatro décadas después, algunos de ellos (el mencionado Cabrera, Arnaiz, Hermes y Hoyos) visitaron a Don Santiago Bernabéu para hacerle entrega de aquella Copa Chapultepec, así como de un álbum de copias de la Prensa de la época con fotos de los primeros meses de la sección. Recordaron viejos momentos, como cuando Cabrera tuvo que litigar con Pedro Llorente ‘Peris’, un exjugador madridista que entrenó al primer equipo y hacia funciones de hombre para todo en Chamartín, para poder derribar un árbol que imposibilitaba el crear la cancha de baloncesto en el único hueco libre que había en el recinto del viejo Chamartín. En esa humilde cancha se gestaron los primeros partidos de un equipo ya masculino que con el paso de los años se transformó en una sección legendaria y en el equipo mas importante del Baloncesto europeo. Pero eso, como ya hemos dicho muchas veces, es historia para otro día.

Ángel Cabrera con Don Santiago Bernabéu, en aquella reunión de 1974.
Compartir
Con mi Insignia de Plata en un lugar privilegiado e intentando llegar a la de Oro, nada se puede comparar a la 7ª cuando uno ha sufrido todas las decepciones europeas de la segunda mitad de los 80. Abuelo, lo que hubieras disfrutado con los 11 de blanco, ya tenemos el doble de Copas de Europa desde que te fuiste y aquí seguimos, disfrutando y recordando a todos aquellos que de una u otra manera han hecho posible que seamos lo que somos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here