RMB – BUD: Cara y cruz se enfrentan en Euroliga

El Madrid recibe al Buducnost que comparte el farolillo rojo junto con el Khimki. Los blancos deberán imponer su superioridad y no confiarse para seguir líderes de la competición

0
-publicidad-

El jueves 25 de octubre (21.00 horas MD) recibe el Real Madrid al Buducnost Voli Pogdorica en la cuarta jornada de la Euroliga. Se van a medir el líder de la competición (compartido con CSKA y Fenerbahce) y el último de la Euroliga, posición que comparte con el Khimki ruso. Bien es cierto que solo se han disputado 3 partidos pero el conjunto montenegrino es claro candidato a quedarse fuera de los 8 mejores que acceden a los playoffs. A pesar de todo, no hay que confiarse.

Los visitantes cuentan con una mezcla de veteranía y juventud y entre sus filas hay que destacar a dos viejos conocidos tras su paso por la liga española. Edwin Jackson que después de su triunfal temporada con el Estudiantes no ha podido repetirlo en sus experiencias en China ni en su segunda etapa en Barcelona y Alen Omic. Nikolic también estuvo en la ACB pero tuvo un menor impacto. Los blancos no podrán contar ni con Ayón ni Thompkins, así que tendrán que tener cuidado con el poderío interior de Omic. Tavares sigue siendo un bastión defensivo pero es verdad que suele tener problemas de faltas y su ausencia lo notan mucho los blancos. Por cierto, el caboverdiano es primero en tapones, en porcentaje de tiros libres y segundo en rebotes tanto defensivos como totales.

No obstante, si el Madrid impone su juego rápido con una fuerte defensa, contraataques y triples poco podrán hacer los montenegrinos. A pesar de que todavía el juego es algo irregular, el Madrid ha empezado fuerte y Laso necesita ajustar el equipo pero la plantilla está respondiendo y el nivel de la segunda unidad no desmerece a los titulares. Aun cuando el equipo tiene bajas, dada la calidad de la amplia plantilla, el nivel del Madrid no baja, de hecho es muy alto.

 

Compartir
Madridista desde pequeñito, solo podía ser seguidor del mejor equipo del mundo; bastantes desgracias tiene la vida como para llorar por el deporte y ser fan de un equipo perdedor. Como lo mío no era precisamente ganarme las habichuelas jugando al baloncesto, decidí que lo mejor era verlo desde el otro lado de la barrera, y qué mejor forma que narrar los éxitos del Real Madrid de baloncesto. Mis referentes ligados a este deporte, sin lugar a dudas, han sido la plata olímpica de los Ángeles 84, el colegio San Viator (de donde salieron gigantes como Juan Antonio Corbalán y Carlos Jiménez) y mis hermanos mayores. Después de varios trabajos y alguna estancia en Irlanda decidí sentar la cabeza y ahora presto el mejor servicio al ciudadano desde mi posición de funcionario de la Comunidad de Madrid. No cuajó la opción de ser coordinador de cheerleaders, pero os dejo una foto ellas para que veáis que al menos lo intenté...

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here