RMB 105 – 107 AND: El Madrid pierde un duelo de bombarderos

0
-publicidad-

No entró el intento de triple de Sergio Lllull sobre la bocina, y el Morabanc asaltó el Wizink Center al imponerse en un trepidante duelo de bombarderos, siete jugadores por encima de los diez puntos, al Real Madrid por dos tantos, 105-107. El equipo del Principado supo aguantar la presión madridista en los instantes finales y mantuvo la ventaja adquirida en los tres primeros cuartos. Es la primera derrota del curso para los de Laso.

El primer cuarto fue una completa exhibición triplista por parte del Morabanc Andorra. Acabaron con 7/11 con un Albicy en estado de gracia (4/4) ante la impotencia de los de Laso. Además de los 12 puntos de Albicy no era para nada egoísta sumando 5 asistencias. Por el Madrid solo Llull ofensivamente parecía estar sobre la pista con 11 puntos y 3 asistencias. Unas pocas pinceladas defensivas de Tavares y poco más. Los andorranos se llegan a ir poco a poco (11-18). No pierden el liderato en el marcador y cuando Albicy deja de anotar Whittington le da el relevo con solvencia. Se termina el cuarto con 26 a 33. Demasiados puntos encajados por parte del Madrid.

Pero es que el guión del segundo cuarto sigue las mismas trazas. El banquillo de Ibon Navarro funciona a la perfección y cuando no son los triples los que entran se las ingenian para conseguir alternativas que les permitan seguir liderando el partido. Esta vez es Ennis el que se pone en marcha y con sus penetraciones imposibles delante de Tavares y tiros de media distancia mantiene al Andorra por delante. Campazzo y Carroll entran para darle otro impulso al partido. El argentino lo intenta consiguiendo un 2+1 fundamental pero sobretodo es Carroll que con 15 puntos pone los cimientos. Desde el 34-41 (ojo, minuto 13) anota 4/6 triples el de Wyoming y a falta de 1 minuto para el descanso el Madrid remonta (58-57). Era un espectáculo para los aficionados pero supongo que Laso no estaba para nada contento con tantos puntos encajados. El Andorra se va ganando al descanso por la mínima (58-59) con un Carroll protestando una clarísima falta al lanzar un triple que no es pitada por los colegiados. Por consiguiente falta técnica. VERGONZOSO. Por cierto, Ayón tenía 3 faltas al descanso, dos de ellas se las inventaron directamente los árbitros. Sin palabras. Por el Madrid destacaban Carroll 15 puntos y Llull 11 puntos con 4 asistencias. Por el Morabanc Ennis con 12, Albicy con 13 y 6 asistencias y Whittington con 12 puntos.

El Morabanc no pierde comba y tras el descanso sigue a lo suyo. Vitali y Ennis son ahora los encargados de anotar. Se pierden muchos rebotes defensivos que el Andorra aprovecha. La defensa seguía siendo una asignatura pendiente. Por el Madrid, solo Llull con jugadas de coraje y el argentino Deck ponían toda la carne en el asador. Cuando parecía que se remontaba, con la cuarta falta de Shurna llega otra vez la “participación arbitral”. Se le pitan dos faltas consecutivas a Ayón. La cuarta y la falta técnica que le manda directamente al banquillo. De pena. A Llull y Deck se le unen Reyes en el por el momento remontada infructuosa. Al final del cuarto los blancos seguían perdiendo 84-92 ante un rival muy muy complicado que iba a dejarse toda la carne en el asador por la victoria.

Y se la consiguieron llevar. El Real Madrid, gracias al buen tino de Carroll, a la defensa de Tavares y sus gorrazos y a un Felipe Reyes que tiró del viejo orgullo madridista para que el partido no se escurriera de entre las yemas de los dedeos, logró ir reduciendo la ventaja punto a punto, rebote a rebote, tapón a tapón, hasta que los de Laso se colocaron a un punto, 99-100. Pero tras un intercambio de canastas, un triplazo de Vitali a falta de 32 segundos ponía tierra de por medio para los visitantes: 101-105. Esa ventaja ya no la pudo recuperar de nuevo el Madrid. Le faltó tiempo y la última mandarina de Llull esta vez no entró, como sí pasó otras veces. Primera derrota del curso. Toca mejorar.

 

Compartir
Madridista desde pequeñito, solo podía ser seguidor del mejor equipo del mundo; bastantes desgracias tiene la vida como para llorar por el deporte y ser fan de un equipo perdedor. Como lo mío no era precisamente ganarme las habichuelas jugando al baloncesto, decidí que lo mejor era verlo desde el otro lado de la barrera, y qué mejor forma que narrar los éxitos del Real Madrid de baloncesto. Mis referentes ligados a este deporte, sin lugar a dudas, han sido la plata olímpica de los Ángeles 84, el colegio San Viator (de donde salieron gigantes como Juan Antonio Corbalán y Carlos Jiménez) y mis hermanos mayores. Después de varios trabajos y alguna estancia en Irlanda decidí sentar la cabeza y ahora presto el mejor servicio al ciudadano desde mi posición de funcionario de la Comunidad de Madrid. No cuajó la opción de ser coordinador de cheerleaders, pero os dejo una foto ellas para que veáis que al menos lo intenté...

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here