RMB 79 – 74 KM Carroll amarra la victoria en un mal partido blanco

El Madrid consiguió un victoria sin brillo ante un Khimki sin su máxima estrella Shved. Sigue líder de la Euroliga sabiendo ganar a pesar de no jugar bien

0
-publicidad-

El Madrid ganó un partido bastante flojo para lo que nos tiene habituados. Solo una exhibición de Carroll evitó males mayores anotando 15 puntos todos en el último cuarto del partido. El Khimki venía sin Shved y estuvo a punto de dar la sorpresa, estuvo serio pero no fue suficiente para vencer. El Madrid pecó de confianza, nunca consiguió una continuidad en el juego y disputó el peor partido de la temporada sin lugar a dudas pero consiguió la victoria y sigue líder 7-0.

Con la ausencia de Shved, el partido perdía mucho aliciente antes de empezar. Oficialmente estaba enfermo pero sonaba a excusa para evitar una humillación y ahorrarse un viaje a Madrid. En definitiva, el Madrid con un Causeur muy entonado se puso las pilas y pronto empezó a poner tierra de por medio (14-5 minuto 5). Además Llull aportaba con 2 triples celebrando su cumpleaños. Por los rusos, solo anotaban Gill y Bost. Tras un primer cuarto sin muchas emociones el Madrid vence 19 a 12.

Tras la reanudación, el Khimki lo intenta reduciendo un poco la desventaja a través de Thomas (24-19) pero la calidad del Madrid es abrumadora y con Ayón como estilete ofensivo vuelve a marcar diferencias (34-21). El equipo ruso mostraba sus debilidades y no podía hacer frente al campeón de Europa. Pero el Madrid no remataba. No solo eso, sino que se duerme y permite de nuevo acercarse a los rusos acercarse tras un parcial de 8-0 para el Khimki (34-29 minuto 17). En definitiva, los blancos muy romos, jugando a medio gas, dejando los deberes para la segunda parte. Una canasta sobre la bocina de Deck pone el 41 a 35 al descanso y todo por decidir en la segunda parte.

Cuando todo el mundo daba por sentado que el Madrid decidiría en el tercer cuarto la situación empeoró. El juego era pésimo, los blancos no carburaban y además daban esperanzas al Khimki. La ofensiva decayó sobretodo por parte del Madrid e incluso los rusos remontan (54-55). Laso a pesar de la rotación de los suyos no da con la tecla y solo una canasta de Deck nuevamente pone por delante al Madrid por la mínima.

Con un juego irregular, el Madrid sobrevive gracias a la actuación de Carroll. El de Wyoming consigue 15 puntos en el último cuarto que pone la tranquilidad en el partido. Con una anotación inusitada en lo que va de temporada, el Madrid gana sabiendo sufrir y aunque no es brillante sirve para continuar líder de la competición.

 

Compartir
Madridista desde pequeñito, solo podía ser seguidor del mejor equipo del mundo; bastantes desgracias tiene la vida como para llorar por el deporte y ser fan de un equipo perdedor. Como lo mío no era precisamente ganarme las habichuelas jugando al baloncesto, decidí que lo mejor era verlo desde el otro lado de la barrera, y qué mejor forma que narrar los éxitos del Real Madrid de baloncesto. Mis referentes ligados a este deporte, sin lugar a dudas, han sido la plata olímpica de los Ángeles 84, el colegio San Viator (de donde salieron gigantes como Juan Antonio Corbalán y Carlos Jiménez) y mis hermanos mayores. Después de varios trabajos y alguna estancia en Irlanda decidí sentar la cabeza y ahora presto el mejor servicio al ciudadano desde mi posición de funcionario de la Comunidad de Madrid. No cuajó la opción de ser coordinador de cheerleaders, pero os dejo una foto ellas para que veáis que al menos lo intenté...

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here