RMB – DG Fácil compromiso blanco

Los madridistas reciben a los colistas en un partido sin color. Laso podrá rotar la plantilla a excepción de los pívots por las lesiones.

0
-publicidad-

Nuevo compromiso liguero el domingo contra uno de los colistas de la liga ACB, el Delteco Gipuzkoa Basket. Los donostiarras llevan un pobre 2-6 y son firmes candidatos al descenso. A pesar de contar con algún veterano importante (Van Lacke, Sekulic o Corbacho) el impacto de los citados jugadores no es tan importante como conseguir la victoria siendo Sekulic el más destacado con una valoración cercana a 10 puntos. Demasiado poco.

Podemos destacar por los visitantes al norteamericano Nevels (12 puntos, 2 asistencias y 4 rebotes) y a los nacionales Daniel Pérez que está realizando una buena temporada (7.3 puntos, 5.4 asistencias, 2 rebotes) y Miquel Salvó con 7 puntos y 5 rebotes. No obstante, la falta de experiencia está siendo un hándicap para la plantilla del Delteco. La temporada para los de Valdeolmillos puede ser muy larga y llevamos solo mes y medio de competición.

El Madrid viene de realizar un partido irregular ante el Khimki de Moscú. Como ha declarado Laso la ausencia de Shved fue paradójicamente un contratiempo y el Madrid no supo reaccionar ya que había preparado el partido contando con la estrella. El Khimki jugó un buen partido aunque sin brillantez pero el Madrid fue capaz de aún jugando mal amarrar la victoria. El partido del Khimki ha sido sin lugar a dudas lo más negativo que se ha visto. Incluso en la derrota con el Andorra el equipo dio la cara jugando a muchos puntos y dando la sensación incluso hasta el final de poder ganar. El del Khimki se ganó casi por inercia. Si enfrente hubiese estado el CSKA o el Fenerbahce la derrota hubiese sido inevitable.

Así que a ponerse las pilas y aunque sean uno de los peores equipos de la competición hay que salir con ambición y rápidamente cambiar el chip ya que en 48 horas nos enfrentamos al Herbalife Gran Canaria en otra jornada de Euroliga.

Compartir
Madridista desde pequeñito, solo podía ser seguidor del mejor equipo del mundo; bastantes desgracias tiene la vida como para llorar por el deporte y ser fan de un equipo perdedor. Como lo mío no era precisamente ganarme las habichuelas jugando al baloncesto, decidí que lo mejor era verlo desde el otro lado de la barrera, y qué mejor forma que narrar los éxitos del Real Madrid de baloncesto. Mis referentes ligados a este deporte, sin lugar a dudas, han sido la plata olímpica de los Ángeles 84, el colegio San Viator (de donde salieron gigantes como Juan Antonio Corbalán y Carlos Jiménez) y mis hermanos mayores. Después de varios trabajos y alguna estancia en Irlanda decidí sentar la cabeza y ahora presto el mejor servicio al ciudadano desde mi posición de funcionario de la Comunidad de Madrid. No cuajó la opción de ser coordinador de cheerleaders, pero os dejo una foto ellas para que veáis que al menos lo intenté...

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here